Misiones: «La aplicación de la nueva tasa forestal por ingreso de materia prima de Corrientes restará competitividad a la industria misionera», expresaron desde el sector maderero

Los aserraderos de la zona Sur de la provincia en un 80% se abastecerían de rollos de madera de pino de la cuenca NE de Corrientes, y se estima que el volumen mensual que se moviliza es de 50 mil toneladas en promedio. La industria comercializa con proveedores de materia prima de calidad y de origen de plantaciones certificadas en mayor porcentaje, requerimiento de los mercados internacionales de los productos forestales. En Misiones, la superficie forestal certificada es muy baja. “Este nuevo gravamen, más el sobrecosto de logística que representa la distancia que tenemos con los grandes centros urbanos, solo restan competitividad para la comercialización de nuestros productos”, señalaron desde la APICOFOM.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest 

 

MISIONES (2/07/2021).- Empresas nucleadas en la AMAYADAP y APICOFOM explicaron que no estaban en conocimiento de la puesta en vigencia de la medida dispuesta mediante la Resolución 026/2021 de la Agencia Tributaria Misiones (ATM) que regirá desde este 2 de julio, y que fue publicada el pasado 8 de junio por la autoridad de aplicación.

La Tasa de Servicios Forestales (del 2%) , en este caso por el ingreso a la Provincia de Misiones de Productos Forestales (rollos pino resinoso, araucaria y eucalipto) y además, de aquellos que realicen ventas a sujetos radicados fuera de la provincia, «no es nueva» precisaron desde la Agencia Tributaria Misiones (ATM). «No se trata de una nueva imposición, con el alta del gravamen los contribuyentes verán simplificado el trámite con mejor claridad en su interpretación al ingresar a la provincia. Se estableció que la tasa forestal se podrá pagar en los mismos controles fiscales a la provincia, y es una reorganización después de 15 años, ya que la norma rige desde 2006″, explicaron respecto a la Resolución General 26/2021.

«Lo que se establece es un texto ordenado de las normativas que regulan la Tasa Forestal, LEY XVI– Nº87 (Antes Ley 4248) en Misiones. Es una alícuota del 2 por ciento», informaron.

Sin embargo, para empresarios del sector foresto-industrial provincial esta decisión representa un “nuevo gravamen”, ya que se había suspendido en su momento su aplicación, hasta la fecha. Aseguran que esto recaerá en los costos sobre la actividad en su aplicación efectiva, principalmente para los aserraderos de la zona Sur de Misiones que dependen de la compra de la materia prima de terceros de las provincias vecinas.

También, la medida es considerada «justa» por aquellos que consideran que quien compraba en la provincia, pagaba la tasa forestal, mientras que la madera que ingresaba de otras jurisdicciones no aportaban esta alícuota. «Viene a equiparar los precios en toda la provincia», plantean desde la Zona Norte.

Resta competitividad

“Frente a esta realidad de un nuevo gravamen, más el sobrecosto de logística que representa la distancia que tenemos con los grandes centros urbanos, con este nuevo gravamen solo restan competitividad para la comercialización de nuestros productos. Los efectos negativos se verán cuando tengamos menor actividad, no podamos mantener los niveles de empleo y el Estado recaude menos impuestos”, señalaron desde la APICOFOM.

Se estima que un 80% de la materia prima que consumen los aserraderos de Sur de Misiones proviene de la zona NE de Corrientes, principalmente de grandes proveedores que disponen de madera de calidad aserrable y bajo sello de certificación forestal, entre otros productores medianos que comercializan la materia prima con industriales misioneros.

Y el volumen que se moviliza en transporte forestal sería de 50 mil toneladas por mes en promedio.

La medida esta en estudio por parte de las empresas forestales de la zona, y esto puede acarrear en los próximos días demoras en la fluidez de la comercialización, ya que hay varios requisitos administrativos que cumplir para continuar con la comercialización de productos forestales que ingresen a Misiones a partir de la vigente resolución de la ATM.

Los clientes misioneros «recién se están notificando de lo que implica su puesta en marcha para el proveedor y se modifican los números», señalaron fuentes correntinas que encuentran a primera vista complejidades operativas y sus estudios contables analizan los trámites y aplicación de norma, entre ellos los requisitos para el «alta» en el Registro Obligatorio.

 

Diálogo forestal para reducir impuestos

En las Mesas de Diálogo establecidas por el gobierno de la provincia, era un tema de agenda la solicitud del sector forestal de reducir impuestos, y entre los pedidos en el espacio que coordina la Subsecretaria de Desarrollo Forestal del Ministerio del Agro y Producción se expuso que una alternativa de menos cargas tributarias podría ser la “suspensión temporal o eliminación” de la vigente Tasa Forestal, Ley XVI – No 87.

Román Queiroz

El presidente de la AMAYADAP, Román Queiroz, incluso había pedido formalmente en agosto de 2020 en la Mesa de Diálogo la posibilidad de «eliminar la Tasa Forestal, un gravamen que “en el año 2019 representó el 0,14 por ciento de la recaudación de Rentas. Creo que es un monto prácticamente insignificante pero para el sector privado es importante, más aun comparado con la provincia de Corrientes, que no cobra tantos impuestos, y a veces una pequeña diferencia nos deja fuera de mercado. Eliminar la Tasa Forestal sería un apoyo”, explicó.

Asimismo, desde el sector se planteó que entre los destinos de los fondos recaudados en ese concepto,  en su Art. 2 inc 3) se establecía que parte de los fondos se destinaría a la prevención, lucha, control y combate de incendios forestales o rurales- que afecten o puedan afectar el patrimonio forestal de la Provincia y control de cumplimiento del plan provincial de manejo del fuego.

Guillermo Fachinello

“Se había conversado de la posibilidad de destinar parte de esos fondos a fortalecer Bomberos Voluntarios para combatir incendios forestales, pero no se avanzó en los últimos meses en una respuesta, y con sorpresa nos llega esta noticia del nuevo gravamen”, explicó en contacto con ArgentinaForestal.com el presidente de la APICOFOM, Guillermo Fachinello.

Sin embargo, en la AMAYADAP las posiciones están divididas respecto a la nueva resolución de la ATM. Román Queiroz respondió este viernes que la cámara empresaria no marcará una posición institucional sobre la medida, ya que aún no tiene información de un posible impacto y entre sus socios hay productores e industriales afectados de alguna u otra manera. “La tasa se pagaba solo en la provincia, y algunos ven como un equilibrio que también la carga impositiva la pague quien comercializa la madera de otra provincia. Pero no deja se ser para la zona Sur un nuevo costo», comentó al respecto el empresario del Alto Paraná..

“La vigencia de la nueva tasa forestal por ingreso de rollos de madera de otras provincias quedó suspendida hace 15 años porque no había contraprestación de servicios por la misma, encarecía los costos y profundizaba las asimetrías con Corrientes en la actividad forestal, recordó el empresario Christian Lamiaux, dirigente de la APICOFOM.

Gabriel Marangoni

Desde la zona Norte, el ingeniero Gabriel Marangoni -actual coordinador de la Fundación Aglomerado Productivo Forestal-  si bien aclaró que es un espacio técnico, ante la consulta de ArgentinaForestal.com respecto a la medida, indicó que se desconocía que se reactivaría la aplicación de la alícuota para el ingreso de madera de otras provincias. “De todas formas, no afectará en el Norte porque no se abastecen desde Corrientes, pero impactará seguramente a las industrias instaladas en el Sur que compran o dependen de la materia prima de la provincia vecina, ya que la carga tributaria encarecerá el producto”, precisó.

En su carácter de socio de la AMAYADAP indicó que “no se había anticipado de nada respecto a la aplicación de la alícuota en la cámara. Lo que se venía solicitando en diferentes espacios institucionales es la eliminación o suspensión de la tasa forestal de un  2% que se aplica por el ingreso de la materia prima a la industria local. O que se piense la manera de compensar este egreso, siempre con el objetivo de ir reduciendo cargas tributarias como alternativas para equilibrar costos internos”, recordó Marangoni sobre las gestiones realizadas vinculadas a la tasa forestal vigente.

De esta manera, al igual que otras fuentes consultadas, indicó que la solicitud de la industria forestal está en línea con la reducción de impuestos. “Sin dudas, a las industrias del Sur de Misiones no les favorece en su reducción de costos esta nueva tasa”, opinó el ingeniero.

“HAY MADERA DE CALIDAD DISPONIBLE EN MISIONES”, ASEGURAN DESDE EL INFOPRO

Para el presidente del Instituto Forestal Provincial, Hugo Escalada, también fue una novedad la resolución de la ATM. El funcionario, al igual que el sector forestal, se interiorizó respecto a los alcances de la medida. “Desde la ATM remarcaron que no es un nuevo gravamen, sino que estaba en suspenso el articulado y se activa en su aplicación a partir de julio para aplicar a la materia prima que ingresa a la provincia. Era una norma vigente”, dijo.

Aclaró, por otra parte, que “el Instituto Forestal no genera estas disposiciones ni gravamen alguno, realmente no estaba en conocimiento de este articulado que regirá desde este mes. Pero ante tantas consultas que recibí en la jornada del jueves me informé al respecto en comunicación con la Agencia. Por otro lado, se debe aclarar sobre el planteo de alguna solicitud del sector de suspender la Tasa Forestal de Servicio vigente, que no fue un tema que los integrantes del directorio lo haya solicitado formalmente. Sí es un tema que fue planteado por el sector en la Mesa Forestal que coordina el Ministerio del Agro y Producción”, precisó el funcionario.

En ese contexto, Escalada sostuvo en la entrevista que entre las facultades de creación del InFoPro se establece por ley que además del financiamiento que reciben de la Cámara de Diputados de Misiones para las cuestiones operativas, tiene facultad para sostener aspectos administrativos y operativos con partidas de otros impuestos o tasas vigentes, como es el caso de la recaudación de la Tasa Forestal.

“Sobre este punto, fue que envié puntualmente una nota a la ATM solicitando que se estudie la posibilidad de girar un porcentaje de lo recaudado por este concepto de la actividad del sector, al InFoPro para financiamiento de gestión y aspectos operativos necesarios, pero a la fecha no hemos obtenido respuesta”, explicó el funcionario.

En paralelo, en una reunión convocada en la sede de APICOFOM en marzo del corriente año, el tema de agenda fue analizar la problemática de exportaciones de rollos a China ante un posible impacto en el abastecimiento y disponibilidad de la materia prima para la industria local. Frente a un pedido de información respecto a los inventarios forestales que pudieran precisar datos respecto a la disponibilidad existente de plantaciones en Misiones, edades, especies y manejo silviculturales, se trató con las autoridades del InFoPro también el tema de la tasa forestal.

“En ese encuentro se incluyó el tratamiento, ya que desde el sector forestal consultaron sobre la recaudación que se logra de la Tasa Forestal vigente y su destino. Se planteó como alternativa que esos fondos pudieran ser a fortalecer a los Bomberos Voluntarios de la Zona Norte, para prepararse para el combate de los incendios forestales en temporadas críticas”, comentó el presidente del Instituto.

En la oportunidad, el subsecretario de Desarrollo Forestal de Misiones, Juan Ángel Gauto, expuso en detalle la información relevada respecto a los inventarios forestales donde se incorporó por primera vez en el análisis la identificación de los propietarios y la estructura de los tenedores de las plantaciones en la provincia, logrando determinar el mapa entre pequeños, medianos, medianos grandes y grandes plantadores forestales. Estos datos son una oportunidad para organizar, administrar y aprovechar el recurso al momento de la toma de decisiones en un futuro”, indicó el funcionario con los datos expuestos presentados en 2017.

La semana próxima, desde el área realizarán una reunión de trabajo para explicar en detalle un trabajo técnico conjunto a realizar con las cámaras empresarias para actualizar el censo industrial y un relevamiento para contar con un diagnóstico actualizado de las demandas de financiamiento.

Asimismo, meses atrás se invitó al ministro de Ecología Mario Vialey a una reunión del directorio del Instituto el mecanismo de funcionamiento del Plan de Manejo de Fuego, y aspectos operativos del financiamiento. “Se explicó que los fondos de Nación van directo a los cuarteles de Bomberos Voluntarios de Misiones. En ese momento, el inconveniente por el cual no recibían los fondos algunas dotaciones de la zona norte era debido al incumplimiento de requisitos administrativos y problemas de balance interno. Pero nunca se pidió desde el Instituto alguna suspensión de la tasa forestal por demanda del sector, eso que quede claro. Como explique, la nota solicitada era para financiar aspectos de gestión y operativos del organismo para llevar adelante algunos proyectos dentro de las facultades que nos competen al Instituto”, precisó Escalada.

Nuevos escenarios 

En la opinión del funcionario, si el nuevo gravamen en el ingreso a la provincia equipara a los costos de precios de la materia prima que se pagan oficialmente en el Norte de Misiones, “solo vienen a nivelar los precios de la madera en el mercado de la región”.

Consideró que otra cosa sería que con la alícuota, el costo sea mucho más oneroso de lo que paga en el mercado forestal. “La actividad forestal atraviesa un momento de demanda en el último año, y esto debe trasladarse a toda la economía de la cadena foresto-industrial. En lo personal, no creo que sea una traba para el industrial misionero”, planteó, aunque consideró que es muy reciente el anuncio y no conocía en detalle el alcance de la medida.

Aseveró que los datos oficiales aportados indican que en Misiones y Corrientes hay materia prima. “Sobra madera, e incluso hay disponible dentro de la provincia y de buena calidad. Pero si un empresario planifica su negocio en Misiones en función de la materia prima de la provincia vecina, son escenarios con riesgos que hay que ir resolviendo. Lo que no comparto, es que le digan al productor a quien debe vender o se resistan a pagar un mejor precio por la materia prima frente a la competencia que se presenta. Porque hoy el ingreso de China es una nueva competencia que no estaba contemplada al momento de planificar su negocio de abastecimiento con las plantaciones correntinas. Pero mañana puede aparecer otro competidor, como Paraguay, que con el puerto operativo permitirá en un futuro pensar en exportaciones de materia prima desde Misiones a un productor que quiera vender su producto a un mejor precio”, analizó el funcionario.

“Si algunos industriales planificaron su negocio forestal basado en lo que ocurre en la provincia de Corrientes, deberán ir a conversar con los vecinos respecto a la disponibilidad que requieran y sus inconvenientes, porque es otra jurisdicción. El gobierno de Corrientes nos respondió a la consulta sobre las plantaciones existentes, y sostiene que no hay problemas con la oferta, incluso sobra madera. El precio o las distancias es otro tema. Desde Misiones, y en el Instituto Forestal, estamos trabajando para acompañar el crecimiento de todo el sector forestal, donde se estudian políticas de desarrollo de largo plazo. Recién en septiembre cumpliremos un año como Instituto, pero el organismo tiene muchas facultades, no es solo la fijación de precios mínimos por el chip y raleo», planteó Escalada.

«Hay un cambio de escenario en el mercado forestal y hay un gran potencial, sobre esa visión estamos trabajando», aseguró. «Es real que para dar pasos seguro, hay que mejorar en la información estadística y datos precisos que en la actualidad no contamos y terminamos debatiendo sobre percepciones. No es fácil, el privado no quiere compartir información, y es necesario para la transparencia y trazabilidad de la cadena foresto-industrial”, remarcó Escalada.

De esta forma, dijo que frente a los cambios de escenario del mercado «aún hay industriales que no reaccionan en la búsqueda de soluciones de su plan de negocio. No compran la materia prima en Misiones, cuando hay oferta disponible, y prefieren comprar en Corrientes. Sin embargo, en la zona norte una fuente de abastecimiento de pino para la industria maderera de la zona sur puede ser la Cooperativa de Montecarlo que dispone de madera de calidad», planteó.

«Si prefieren comprar en Corrientes está muy bien, pero si consideran que hay trabas, deberían adaptarse para ser competitivos y eficientes. Y en ese sentido si puedo decir que somos (InFoPro) una herramienta que el sector debe aprovechar porque nuestra meta es lograr mejorar la rentabilidad del negocio forestal de toda la cadena productiva, concretar inversiones y recuperar el ritmo de plantación en el largo plazo en Misiones. Hoy, se logró una regulación de precios mínimos por tonelada de chip y raleo, que fue compleja en el inicio, pero en la actualización de precio de junio con un incrementando de 1.600 pesos a 1.950 nadie se quejó. Se logró por unanimidad y consenso. No hubo colapso, no hubo despidos, no hubo cierres de industrias. Es más, se logró que en una mesa de trabajo industriales y productores de la zona norte se junten para fijar entre ellos la grilla de costos y precios, algo que antes no ocurría”, valoró el presidente del Instituto misionero.

El próximo paso, adelantó, será estudiar el universo de los empresarios de servicios forestales (los cosecheros) que son los que en la actualidad atraviesan una situación más difícil quizás que el productor en cuanto a los márgenes de rentabilidad. “Nos reuniremos próximamente para analizar que necesitan para renovar sus unidades, adquirir equipamiento, acceder a créditos que permitan inversión. Sobre estos temas hay que hablar en la cadena forestal, para que puedan responder en forma eficiente y competitiva al crecimiento frente a la demanda sostenida que se presenta del mercado de la madera”, proyectó.

Finalmente, se refirió al alto nivel de «improvisación» que aún existe en el sector de PyMEs forestales al momento de tomar decisiones respecto a su gestión de negocio. “Hay que adaptarse a los nuevos escenarios, hay que terminar con la informalidad en el sector foresto-industrial, hay que exponer datos y analizar números concretos, siempre pensando en lograr dar mayor valor a la madera misionera, recuperando competitividad y rentabilidad en todos los eslabones de la cadena. Para ello, se necesita información actualizada, por eso anunciará el lanzamiento de un nuevo censo industrial y un estudio técnico para identificar la demanda de financiamiento que requiere la industria, un trabajo que llevara adelante la Subsecretaria de Desarrollo Forestal de Misiones. La única manera de definir políticas públicas hacia adelante es con diagnósticos actualizados. Llegó el momento de afinar los números y ser más eficientes en la industria forestal”, concluyó.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *