Cambio climático: el glaciar Nanda Devi se rompió en India y arrasó con agua y lodo una represa hidroeléctrica y varios poblados. Hay cientos de desaparecidos y víctimas fatales

La rotura del glaciar Nanda Devi  provocó una enorme avalancha de agua que arrasó en forma masiva en su recorrido con personas, viviendas e infraestructuras de una represa hidroeléctrica en India. Se evacuó a miles de personas y hay más de 150 desaparecidos y se temen decenas de víctimas mortales. “El nivel del agua del río Dhauli Ganga en Joshimath fluyó a un nivel peligrosamente alto, rompiendo todos los récords”, dijeron funcionarios de la Comisión Central del Agua (CWC) después de que se desatara la inundación en Chamoli de Uttarakhand, este domingo.

 

Fuente: India Today

 

INDIA (7/2/2021).- Al menos 10 personas han muerto y varias siguen desaparecidas después de que un estallido glacial en el distrito de Chamoli de Uttarakhand provocara inundaciones masivas en los ríos Dhauli Ganga, Rishi Ganga y Alaknanda el domingo.

El desastre natural tuvo lugar a primera hora de la mañana del domingo. La rotura de un glaciar desencadenó la avalancha e inundaciones masivas siguiendo el curso de los cauces de varios ríos, obligando a la evacuación de emergencia de miles de personas.

El nivel del agua del río Dhauli Ganga en Joshimath fluyó a un nivel peligrosamente alto, rompiendo todos los récords, dijeron funcionarios de la Comisión Central del Agua (CWC) después de que una parte del glaciar Nanda Devi se rompió en el distrito Chamoli de Uttarakhand y provocó inundaciones masivas el domingo.

El repentino aumento de las aguas arrasó con todo lo que encontró a su paso en este estrecho valle, incluida una presa, puentes y carreteras, según imágenes tomadas por habitantes del lugar aterrorizados. La mayoría de los 150 desaparecidos son empleados de la central eléctrica de Tapovan, cerca de una presa que fue rota por la inundación. Los equipos de rescate estaban luchando para evacuar en forma urgente decenas de aldeas de la zona y llegar al túnel donde está atrapada la gente.

Personal de la fuerza de respuesta a desastres y unos 350 miembros de diferentes cuerpos de la Policía se encuentran en estos momentos trabajando en las labores de rescate, mientras que otros 600 están en la reserva, según informó en Twitter el jefe de Gobierno de Uttarakhand, Trivendra Singh Rawat.

Uttarakhand es un estado indio ubicado en el Himalaya y donde nace el Ganges. La mayoría de las aldeas que están siendo evacuadas se encuentran en las colinas con vista al río, que es un afluente del Ganges.

Vídeos filmados con teléfonos móviles del momento de la avalancha y difundidos por las redes sociales, muestran la repentina llegada de una gran columna de lodo y agua por el cauce de un río, golpeando con fuerza las laderas del valle y destruyendo a su paso estructuras como la de al menos una de las centrales hidroeléctricas afectadas.

“En este momento no hay flujos adicionales de agua ni inundaciones en ningún lado”, subrayó a primera hora de la tarde el jefe de Gobierno de Uttarakhand. Las autoridades vaciaron dos represas como medida de precaución para evitar que las aguas embravecidas desborden el Ganges en las ciudades de Rishikesh y Haridwar, y prohibieron a los residentes de ambas ciudades acercarse a las orillas del río sagrado.

“India apoya al pueblo de Uttarakhand y la nación reza por la seguridad de todos en esta región”, dijo el primer ministro Narendra Modi en Twitter.

La policía regional pidió en las redes sociales a los habitantes de las zonas afectadas que mantengan la calma y se trasladen a lugares seguros mientras llegan los servicios de rescate.

“Estoy monitoreando constantemente la desafortunada situación en Uttarakhand. La India apoya a Uttarakhand y la nación reza por la seguridad allí de todos”, afirmó en Twitter el primer ministro indio, Narendra Modi.

Esta montañosa región en el Himalaya fue testigo también en junio de 2013 de riadas, corrimientos de tierras y el derrumbe de edificios después de que las lluvias del monzón se adelantaran un mes y se produjeran un 68 % más de precipitaciones de lo habitual.

Aquella tragedia causó cerca de 7.000 muertos o desaparecidos, muchos de ellos peregrinos hindúes que habían acudido a Uttarakhand para visitar algunos de los lugares más importantes para esta religión, y donde además nace el sagrado río Ganges.

 

Un desastre anunciado por la Ciencia

El calentamiento climático está detrás de la pérdida masiva del hielo de la Tierra, concluyó un grupo de científicos de universidades británicas que a fines de enero publicaron un estudio que asegura que el planeta perdió 28 billones de toneladas de hielo entre 1994 y 2017. La zona del Himalaya viene siendo dramáticamente golpeada por los efectos de estos desbarajustes: el más brutal tuvo lugar en 2013, cuando unas siete mil personas murieron o desaparecieron por los aludes a causa del adelantamiento de las lluvias del monzón, un 68 % más intensas que lo normal.

En 2019 un estudio elaborado por cerca de trescientos cincuenta expertos del Centro Internacional para el Desarrollo Integrado de la Montaña (ICIMOD) ya había advertido que la mitad de los glaciares del Himalaya podrían derretirse en menos de un siglo a causa del calentamiento global acelerado, afectando la provisión de agua para cerca de 250 millones de personas en zonas montañosas y unas 1.650 millones que habitan en cuencas fluviales de la región, es decir, el 25 % de la población mundial que habita países como Afganistán, Bangladés, Bután, China, India, Myanmar, Nepal y Pakistán.

os glaciares del Himalaya se originaron hace unos setenta millones de años y son altamente sensibles a los cambios en la temperatura. Desde 1970 se encogieron y perdieron una gran proporción del área cubierta por nieve. Al encogerse hay más probabilidad de que lagos glaciares puedan explotar y desatar inundaciones en la región, lo que genera desequilibrios en laderas y pone en riesgo la estabilidad de muchas obras de infraestructura.

India es el cuarto país en emisiones de carbono, responsables del aumento acelerado de la temperatura terrestre. El Gobierno de Narendra Modi, como otros a nivel global, en las cumbres climáticas hace compromisos de reducción de emisiones con plazos a veinte y treinta años, mientras catástrofes anunciadas como la de Uttarakhand muestran que el tiempo se acaba y son los trabajadores y los sectores más pobres los que pagan las consecuencias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *