Pandemia: una oportunidad de aprendizaje y fortalecimiento para el sector maderero

Por Román Queiroz (*)

ARGENTINA (24/08/2020).- Fueron momentos duros y, en mayor o menor escala, lo siguen siendo. La tormenta no terminó de pasar, pero empezamos a ver algunos matices de colores en el horizonte.

En este contexto de crisis sin precedentes sentimos un gran orgullo por nuestra industria: nuevamente quedó demostrada la resiliencia del sector maderero.

La mayor crisis en los últimos 50 años para nuestro sector pudo ser afrontada, y aún continuamos haciéndolo, gracias a la unión de los distintos jugadores sectoriales.

La situación es compleja. En el inicio del 2020 nos encontrábamos con niveles de producción similares a los del año 2004 según datos del INDEC, e incluso el sector de muebles registraba un 8% menos que ese año.

La pandemia nos encontró en una situación crítica y en nuestro relevamiento realizado en abril la mayoría de las empresas registraba caídas de ventas de hasta el 70 por ciento.

Con la reapertura de actividades esta situación comenzó a cambiar y llegamos a un contexto actual que está marcado, para nuestro sector, por una economía a dos velocidades: casi el 50% de las empresas tiene ventas mayores a las del comienzo del año que coinciden principalmente con las empresas del interior, pero un 41% registra ventas menores a las de los inicios del ciclo.

Estamos frente a una incógnita que nos mantiene alertas: el shock de ventas que se está viviendo, esta especie de reactivación que se da en algunos sectores, ¿es temporario o permanente? .

Como sector necesitamos seguir trabajando para garantizar la sostenibilidad del shock mientras auxiliamos a las que continúan fuertemente afectadas.

Sabemos que, aún con este repunte de ventas, no debemos dejar de remarcar algo importante: la recuperación nos deja en niveles similares a los de 15 años atrás.

Tenemos un largo camino por delante para recuperar el dinamismo y el sector. Este será uno de los ejes de mi gestión al frente de FAIMA.

Entre todos y gracias al diálogo fluido arrojamos mayor luz a una necesidad compartida: la búsqueda conjunta de medidas que apunten a políticas que garanticen y promuevan que las empresas del sector continúen operando, invirtiendo e impulsen el empleo.

En este sentido la construcción con madera y la administración del comercio son condición necesaria para el desarrollo sectorial.

 

 

 

 (*) Presidente de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines

 @romanqueiroz.

 

Fuente: Agencia Noticias Argentinas, publicado el 23 de agosto de 2020.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *