Osvaldo Vassallo, presidente de AFoA: “Los árboles, los bosques y sus productos y servicios, siguen siendo la llave que tiene la humanidad para un futuro posible”

Al cumplirse el 74° Aniversario de la Asociación Forestal Argentina (AFoA), el 15 de abril, el directivo reflexionó sobre el largo camino institucional recorrido, tiempo en el que se ha promovido el desarrollo del sector superando crisis y altibajos. Pero como Presidente de la entidad, quiso trasmitir este año un especial mensaje en un momento crítico para el país, el mundo y, en particular, para cada uno de los que integran la asociación en todos estos años.

 

BUENOS AIRES (16/4/2020).- “La situación en que estamos no tiene antecedentes y debemos actuar bajo incertidumbre y angustia. Justamente por ello, en este día queremos reforzar el mensaje de que desde la AFoA estamos atentos para acompañar al sector, informando a las autoridades, informando a los socios y acompañando en lo que esté a nuestro alcance para que el sector sea escuchado y considerado en las medidas de mitigación necesarias para sobrellevar estos momentos y mantener nuestras empresas y nuestros empleados”, expresó el presidente de la entidad, Osvaldo Vassallo, en el marco del 74° Aniversario de la AFoA.

“Los bosques, los árboles y los productos y servicios que brindan siguen siendo la llave que tiene la humanidad para un futuro posible”, fue el mensaje del directivo. 

Consideró que “existe un ideal de una nueva Argentina Forestal, que genera materia prima sostenible para alimentar industrias y sectores estratégicos como ser las energías renovables, la construcción de viviendas; por ejemplo, para contribuir al déficit habitacional argentino, la celulosa y el papel (el país tiene un déficit comercial de unos 1000 millones de dólares al año) y la industria textil, entre otros rubros”,  opina  Vassallo.

“Este sector es el Vaca Muerta de la nueva industria verde, con las condiciones de seguridad jurídica y estabilidad macroeconómica necesarias se podrían captar inversiones por al menos 3.000 millones de dólares y triplicar las exportaciones del país en poco más de 10 años”, insiste el directivo, sin perder la mirada de largo plazo, a pesar de un contexto que obliga a superar el día a día.

 

 

Los bosques del mundo

Un 15 de abril de 1946, y por iniciativa en aquel entonces del Ing. Carlos Flinta, un grupo de destacados técnicos forestales fundaba formalmente la Asociación Forestal Argentina (AFoA).

“La entidad celebra en 2020 su septuagésimo cuarto aniversario en un contexto diferente, en donde el llamado a la reflexión mundial sobre la valoración de los bosques es imperativa, tanto sea para reconocer su vital función de vida como para destacar su extensa estimación industrial”, señalaron desde la entidad, a través de un documento de prensa difundido este miércoles 15 de abril.

Consideraron que no hay dudas que los se atraviesa estos días esos momentos sociales en los que se forja la historia humana y universal. Nunca fue más obligatorio tomar conciencia de la importancia fundamental de los bosques y de sus poderosos árboles, tanto sea para mantener los ecosistemas funcionando, para ser fuentes imprescindibles de oxigeno y también por sus virtudes industriales: celulosa y papel (para productos de higiene, limpieza, librería); producción de pallets y cajonería, esenciales para el transporte de alimentos; producción de postes (distribución de energía y comunicaciones); de resinas (productos de limpieza); de madera (construcción de unidades de emergencia; camas, ataúdes, etc.); chips (secaderos de té, yerba y energía renovable), entre otros.

Los bosques nativos son especialmente importantes para la conservación de la biodiversidad. De hecho, según FAO, son el hogar del 80% de todas las especies terrestres proveyendo, además, invaluables servicios ambientales, como sumideros de carbono, conservación del suelo y de las cuencas de agua.

Por otro lado, la madera es una materia prima imprescindible para un mundo más sustentable. Reemplazando plásticos, cemento, metales y energías fósiles, provee un material renovable, reciclable y carbono neutro para productos básicos para el bienestar de las personas.

Los bosques nativos pueden proveer de manera limitada esa madera, y la opción son las plantaciones forestales de alta productividad. Las plantaciones forestales, como todo sistema productivo, impactan en el ecosistema. El desafío es prevenir los impactos e implementar acciones de mitigación que permita lograr producciones sostenibles.

El país tiene actualmente un patrimonio de 1,3 millones de ha, el mantenimiento de la promoción es una herramienta imprescindible para lograr los 2 millones de ha en 2030 y alcanzar los objetivos asumidos por el Gobierno en el Acuerdo de París como aporte para la mitigación del cambio climático.

Desde la AFoA, finalmente Osvaldo Vassallo expresó su agradecimiento a sus integrantes por el acompañamiento para hacer una acción conjunta por y para todo el sector forestal y foresto-industrial. “Y por favor, cuídense. Y cuiden a sus trabajadores”, recomendó el titular de la entidad.

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *