Grupo Banco Mundial y el FMI instan a ayudar a los países a impulsar el crecimiento, incrementar su resiliencia y continuar desarrollando políticas de amortiguación de la crisis

Fue tras la reunión del Comité para el Desarrollo, que se reunió el 19 de octubre, en la ciudad de Washington. En el ejercicio de 2019, los compromisos del GBM ascendieron a casi USD 60.000 millones.

Fuente: Banco Mundial

ESTADOS UNIDOS (21/10/2019).- El crecimiento mundial permanece en niveles bajos, reflejo de la desaceleración de las inversiones y el comercio. Perduran asimismo los riesgos de que este panorama empeore debido a que persisten la incertidumbre política, las tensiones comerciales, la volatilidad financiera y el creciente endeudamiento.

En este contexto, desde los organismo “instamos al Grupo Banco Mundial (GBM) y al Fondo Monetario Internacional (FMI) a seguir cooperando y trabajando con los países para impulsar el crecimiento, incrementar la resiliencia ante las crisis, elevar los ingresos internos y desarrollar políticas que sirvan de amortiguación. Deben también consolidar el enfoque multidimensional que aplican con los prestatarios y acreedores para abordar el incremento de las vulnerabilidades provocadas por la deuda en las economías emergentes y de ingreso bajo, y promover prácticas sostenibles y transparentes para la concesión y solicitud de préstamos”.

En ese punto, pidieron al GBM y al FMI que propicien la aplicación de medidas regulatorias y operacionales eficaces para fomentar la transparencia impositiva y combatir la evasión fiscal ilegal, el lavado de dinero, los flujos financieros ilícitos y otros problemas que atentan contra la integridad del sistema financiero internacional, lo que incluye también abordar la corrupción. En estos esfuerzos se debe asimismo proteger a los más vulnerables, facilitar las soluciones del sector privado, impulsar la creación de empleo y mejorar la eficiencia del sector público.

En el punto 3 del documento, señalaron: “Recibimos con agrado el Informe sobre el desarrollo mundial 2020: El comercio al servicio del desarrollo en la era de las cadenas de valor mundiales. Los efectos positivos de la expansión del comercio y de las cadenas de valor se hacen visibles en su impacto en el crecimiento económico y el aumento de los ingresos, el empleo, la productividad, la transferencia de tecnología y, fundamentalmente, la reducción de la pobreza”.

Al mismo tiempo, los beneficios del comercio continúan distribuyéndose de manera desigual entre los distintos países y dentro de ellos. Instamos al GBM a trabajar con sus países miembros para lograr inversiones y comercio libres, justos, no discriminatorios, transparentes, predecibles y estables, procurando a la vez proteger el medio ambiente y garantizar que los beneficios de la participación en estas actividades se distribuyan equitativamente.

David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial Alocución pronunciada en la sesión plenaria de las Reuniones Anuales de las Juntas de Gobernadores

 

PUNTOS DEL DOCUMENTO

4. Apreciamos los avances consignados en el documento de actualización sobre el Proyecto de Capital Humano, en particular las reformas institucionales y de políticas específicas de los países participantes. Alentamos al GBM a continuar trabajando con los asociados de los sectores público y privado para dar prioridad a los estudios analíticos y consolidar los sistemas, las intervenciones y las inversiones que mejoren los resultados en el área del capital humano, y a seguir perfeccionando la metodología del Índice de Capital Humano. Estos resultados incluyen las siguientes medidas: mejorar la recaudación de ingresos y la gestión del gasto público, avanzar hacia la cobertura universal de la salud en los países en desarrollo, garantizar una educación de calidad y el aprendizaje permanente a fin de preparar a los trabajadores para las necesidades actuales y futuras de los mercados laborales, invertir en las mujeres y empoderarlas, ampliar el alcance de las redes de protección social, y mejorar la prestación de servicios. Estas medidas son fundamentales para lograr los objetivos de eliminar la pobreza extrema y promover la prosperidad compartida de manera sostenible.

5. Recibimos con agrado el documento Jobs and Economic Transformation: Drivers, Policy Implications and World Bank Group Support (Empleo y transformación económica: Factores que los impulsan, consecuencias en el ámbito de las políticas y apoyo del Grupo Banco Mundial). Apreciamos el respaldo que brinda el GBM a las prioridades específicas de cada país, el cual abarca estudios analíticos, asesoramiento sobre políticas y herramientas que respaldan la creación de empleo y la transformación económica, a la vez que fomentan las inversiones privadas y contribuyen a eliminar sus riesgos. Respaldamos la coordinación entre las entidades que integran el GBM y su intervención urgente en apoyo de reformas dirigidas a promover la gobernanza y el desarrollo institucional, crear mercados y empleo, alentar la inversión privada, reducir los obstáculos para la creación de empresas, abordar las limitaciones en la demanda y la oferta de mano de obra, mejorar las oportunidades para las mujeres y los jóvenes, ampliar la colaboración y los proyectos regionales, y propiciar la integración regional y la cooperación sur-sur. Instamos a la Administración a incorporar y poner en práctica esta agenda teniendo en cuenta las enseñanzas extraídas de iniciativas previas exitosas y el marco que se ofrece en este documento, adaptándolos a los contextos de cada país, y solicitamos que se informe al Directorio sobre los avances en la aplicación de este enfoque en las Reuniones de Primavera de 2020.

6. Los países afectados por situaciones de fragilidad, conflicto y violencia (FCV) enfrentan un panorama complejo que se ve exacerbado, entre otras cosas, por los desastres naturales, el cambio climático, las deficiencias en la gobernanza, las desigualdades, la exclusión y el escaso acceso a la energía. Estos países albergan grandes cantidades de personas vulnerables, y registran presiones demográficas y migratorias, y desplazamientos forzados. Estos factores generan riesgos y desafíos, y para superarlos se necesita innovación y más apoyo. Para avanzar hacia los objetivos del GBM y los Objetivos de Desarrollo Sostenibles, es fundamental luchar contra la pobreza y promover la prosperidad compartida en las situaciones de FCV. El GBM y el FMI deben continuar trabajando en estos sitios y establecer allí equipos locales sólidos para prevenir y mitigar las crisis y generar resiliencia, a la vez que se consolidan las instituciones, se construye infraestructura de calidad y se establecen alianzas con el sector privado. Esperamos con interés la nueva estrategia del GBM sobre FCV, con la que se buscará abordar tanto los factores que dan lugar a este fenómeno en los países afectados (incluidos los pequeños Estados insulares frágiles) como su impacto en las poblaciones vulnerables. Confiamos también en que la estrategia servirá de guía para las intervenciones regionales y específicas, el diálogo sobre políticas y las alianzas operacionales a través de los programas y plataformas de los países, en colaboración con asociados bilaterales y multilaterales clave, entre ellos, la Organización de las Naciones Unidas.

7. Es fundamental que los mecanismos de rendición de cuentas de los proyectos del GBM mantengan su solidez y eficacia, sobre todo en un momento en que la organización intensifica su labor en entornos más complejos. En este sentido, reiteramos la importancia que revisten el Panel de Inspección del Banco Mundial y la Oficina del Asesor en Cumplimiento/Ombudsman de la Corporación Financiera Internacional (IFC) y del Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA) para mejorar los resultados en términos de desarrollo.

8. El sector privado es crucial para crear empleo y mejorar la calidad de vida. Valoramos la función que desempeña el GBM, incluidos IFC y MIGA, al continuar brindando servicios de asesoría preliminares, facilitando y ampliando las inversiones y creando mercados a través de la interacción con todos los clientes, en particular con los países afectados por situaciones de FCV y los prestatarios de la Asociación Internacional de Fomento (AIF). Respaldamos sus esfuerzos por generar oportunidades para la aplicación de soluciones del sector privado y maximizar a la vez el impacto en el desarrollo, incluso a través de la nueva estrategia que MIGA dará a conocer próximamente. Alentamos asimismo a IFC y MIGA a continuar trabajando de manera proactiva e innovadora para incrementar las inversiones privadas y respaldar la actividad empresarial, incluida la de las pymes.

9. Estamos de acuerdo en que la AIF (el fondo del GBM para los países más pobres) desempeña un papel fundamental a la hora de abordar los desafíos de desarrollo más apremiantes que enfrenta la comunidad internacional. Nos complace observar la sólida implementación de la decimoctava reposición de los recursos de la AIF (AIF-18) y solicitamos que se extraigan enseñanzas de este proceso para aplicarlas en la AIF-19. La orientación general de la AIF-19, con sus temas especiales y cuestiones intersectoriales, constituye un programa ambicioso. Para hacerlo realidad, esperamos que la reposición de los recursos resulte exitosa y se logre un fuerte apoyo de los donantes actuales y de otros nuevos. Solicitamos a la AIF que continúe centrando la atención en la búsqueda de resultados concretos en el terreno a través de sus servicios de financiamiento general y sus mecanismos específicos. También nos complace que en mayo de 2019 el FMI haya aprobado el incremento de un tercio en el financiamiento que otorga en condiciones concesionarias a los países de ingreso bajo, lo que brinda a la entidad un margen más amplio para respaldar a sus países miembros más pobres y vulnerables.

10. La igualdad de género es una prioridad para el GBM. En este sentido, consideramos alentadora la puesta en práctica de su Estrategia sobre Género, reforzada por los compromisos vinculados con la AIF y el aumento del capital. En el futuro, será fundamental consolidar aún más este proceso. Valoramos también el mayor énfasis que el FMI concede a los problemas de igualdad de género, incluso en su labor en los países.

11. Elogiamos los avances logrados en la implementación del paquete de capital del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) e IFC y en el cumplimiento de los compromisos contenidos en la estrategia De Cara al Futuro, a saber: i) brindar servicios a todos los clientes; ii) ubicarse a la vanguardia en la búsqueda de los bienes públicos mundiales; iii) crear mercados, y iv) mejorar constantemente el modelo operacional y de actividades. El BIRF debe seguir trabajando con clientes de todos los niveles de ingresos y priorizar a la vez el suministro de financiamiento adicional a los países con ingresos por debajo del nivel que se requiere para considerar su graduación, en consonancia con los compromisos asumidos en el paquete de capital. El GBM se ubica en una posición privilegiada para abordar los desafíos de desarrollo mundial, motivo por el cual lo alentamos a ayudar a establecer plataformas nacionales para utilizar con mayor eficacia los recursos destinados al desarrollo y movilizar soluciones del sector privado. Instamos a trabajar más intensamente con los clientes para avanzar en las cuestiones de alcance mundial identificadas en el paquete de capital, esto es, la gestión de las crisis y los entornos de FCV, el cambio climático, el género, el conocimiento y el poder de convocatoria, la integración regional, y otros temas específicos como la seguridad energética, la biodiversidad, los flujos financieros ilícitos y las pandemias. El GBM abordó muchas de estas cuestiones durante la Asamblea General de las Naciones Unidas celebrada recientemente. La entidad también debe continuar implementando su Plan de Acción sobre el Cambio Climático.

12. Esperamos con interés la adopción de las resoluciones de IFC sobre el capital para el 18 de marzo de 2020, y apoyamos el trabajo que se lleva adelante para concretar las suscripciones y el pago correspondientes al incremento del capital del BIRF puesto en marcha el 2 de octubre de 2018.

13. Recibimos con agrado el documento IDA Voting Rights Review: Report to Governors (Revisión de los derechos de voto de la AIF: Informe para la Junta de Gobernadores) y ratificamos la revisión propuesta, sus principios rectores y su alcance. Solicitamos al Directorio Ejecutivo de la AIF que dirija esta revisión, y esperamos con interés recibir información actualizada sobre este proceso en las Reuniones Anuales de 2020, junto con un cronograma acordado para concluir las deliberaciones.

14. El próximo examen de la participación accionaria se realizará en 2020. Este tipo de exámenes constituye una oportunidad para analizar la representación de los accionistas en relación con la fórmula dinámica acordada y en consonancia con los principios sobre participación accionaria.

15. Instamos al GBM a trabajar con sus países miembros a fin de sentar las bases de una transición ordenada y proactiva para abandonar el uso de la LIBOR, preservando la integridad del modelo financiero del GBM y aplicando a la vez los principios de equidad y transparencia.

16. Agradecemos a Christine Lagarde por el fuerte liderazgo que mostró al frente del FMI en los últimos ocho años. También felicitamos a Kristalina Georgieva por haber sido elegida directora gerente del FMI.

17. La próxima reunión del Comité para el Desarrollo está prevista para el 18 de abril de 2020 en la ciudad de Washington.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *