Destacan las oportunidades de Misiones en el mercado de Bonos de Carbono

Medio Ambiente

Además de comercialización de certificados de reducción de emisiones de gases, el protocolo de Kioto –ratificado en la Cumbre- también abre la posibilidad de que los países desarrollados realicen fuertes inversiones en Misiones en proyectos de Mecanismo de Desarrollo Limpio.

Fuente: Misiones On Line

MISIONES(18/12/2004).- El ministro de ecología de la Provincia, Luis Jacobo, calificó como “sumamente positiva” la décima Cumbre de Cambio Climático que ayer terminó en Buenos Aires, según el funcionario lo más importante fue la ratificación del Protocolo de Kioto que demandará a los países desarrollados a comenzar a disminuir sus emisiones de gases que dañan la atmósfera. Jacobo destacó que esta iniciativa “abre un abanico de oportunidades de hacer negocios” en Misiones. A partir de la ratificación del protocolo de Kioto los países industrializados se comprometen a disminuir sus emisiones de gases y aquellos países que no puedan cumplir con las metas propuestas deberán comprar Bonos de Carbono en cantidad proporcional a la cantidad de gases que emita. A su vez estos Bonos podrán ser emitidos y comercializados por países y regiones que concreten proyectos tendientes a disminuir las causas que generan el “efecto invernadero”. “Es justamente en el desarrollo de ese tipo de proyectos donde reside la potencialidad de Misiones, sustentada en su importante caudal de recursos naturales”, afirmó Luis Jacobo. Además de los ingresos que se pueden obtener de la venta de Bonos de Carbono, también se abre la posibilidad de promover inversiones extranjeras para el desarrollo de proyectos ecológicos, en ese sentido el titular de la cartera de ecología destacó que “se promueve la inversión de los países desarrollados en provincias como la nuestra, estos capitales servirán para incorporar tecnología dentro del esquema de los mecanismos de desarrollo limpio” y aseguró que “nosotros ya hemos tenido la oportunidad de presentar los proyectos que Misiones viene trabajando dentro de este campo”. Jacobo destacó que pese a que el Protocolo de Kioto todavía no entró en vigencia, “Misiones ya tiene una agenda abierta con varias instituciones públicas y privadas para desarrollar el año que viene varias iniciativas, particularmente el de metano, generación de energía con biomasa, volver a nuestro sistemas de generación de energía eléctrica con microturbinas, tenemos todo un conjunto de actividades en el contexto de lo que nosotros entendemos como desarrollo sustentable y Misiones se exhibe como una provincia modelo en este sentido”, indicó. El ministro de ecología también se ocupó de resaltar la posición de Argentina, que fue presentada por el presidente Kirchner. “Quien resaltó la inequidad que significa que algunos países desarrollados, quienes son responsables de problemas climáticos que afectan a todo el mundo, hoy se nieguen a asumir los compromisos o las responsabilidad que le caben esto, el mensaje muy claro fue para EE.UU. que ha sido el país que hasta el momento dijo que va a hacer su propio camino y en principio no acatarían el protocolo de Kioto”, destacó Jacobo. Oportunidades Misiones desarrollará bonos de carbono como mecanismo de desarrollo limpio (MDL) y también pretende manejar el gas metano con las plantas de compactación de residuos que opera el grupo AESA. Además, poner en marcha la biofábrica el año que viene e implementar el Parque Tecnológico Binacional. “Estamos afianzando un modelo de desarrollo sustentable con un esfuerzo grande del Estado para proteger el medioambiente”, aseguró el funcionario. La iniciativa bonos de carbono básicamente consiste en lograr que los países o empresas que contaminan el aire paguen a quienes (en este caso la provincia) producen el beneficio ambiental con grandes extensiones de monte (fijando dióxido de carbono y liberando oxígeno) u otras actividades (siembra directa, etcétera). Este sistema fue establecido en 1997 en la tercera conferencia de las Naciones Unidas sobre cambio climático en Kyoto, Japón, como una opción para regular las emisiones de gases con efecto invernadero y mitigar las consecuencias del calentamiento global. Para establecer los proyectos, el Gobierno actuará como contenedor y se calcula que en 21 años se pueden reducir emisiones por dos millones de toneladas de CO2 (de carbono ó anhídrido carbónico). Se calcula que el valor del carbono es de cuatro dólares la tonelada, por lo que la provincia podría recibir un estimado de 18.7 millones de dólares en ese período. Aunque el impacto económico puede ser visto como pequeño –el Banco Mundial destina este año 500 millones de dólares a estos programas-, pero si se tiene en cuenta que los recursos se volcarán a pequeños productores, es una inversión rentable. Además, el Gobierno pondrá o gestionará recursos para poner en marcha los programas. Además de una empresa estadounidense -Carbon Trading and Trust- que se reunió años atrás con el Gobierno provincial, ahora hay ofertas de Japón y España para comprar “el carbono secuestrado” en los montes misioneros. El año que viene se presentarán ante la Cancillería argentina los proyectos de biomasa. Entre los posibles biocombustibles están residuos de aserraderos, raleos forestales, y desechos de cosecha. La finalidad del proyecto es generar certificados de reducciones de emisiones en el marco del Mecanismo de Desarrollo Limpio, que pretende sustituir combustibles fósiles actualmente utilizados en la red nacional de energía mediante la generación de combustibles biomásicos.

Fuente: Misiones On Line

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *