Imprimir
PDF
07
Octubre
2017

Manos Unidas por Sonrisas en Misiones: Avanzan en la construcción de un Centro de Educación Bilingüe Intercultural Guaraní Yabotí

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

La organización no gubernamental (ONG), con sede en Buenos Aires, realizó una movilizadora acción solidaria en Pueblos Originarios de El Soberbio con donaciones para las aldeas Mbyá Guaraní. Avanzan, además, en la construcción del centro de educación, a través de la unión de muchas manos solidarias. “El proyecto permitiría fortalecer el futuro de los niños y jóvenes de las comunidades inmersas en la selva de la Reserva de Biosfera Yabotí. Es el sueño a cumplir del cacique Augusto (Aldea Itao Miri) y Pablo (Aldea Pinto Poty) conjuntamente con Ramón Sequeira (El Soberbio) y Fabio Coccoz (Buenos Aires)”, destacaron directivos de la ONG.

 

 

Por Patricia Escobar

 

BUENOS AIRES y MISIONES (7/10/2017).- Las buenas noticias también son para contarlas.Y “Manos Unidas por Sonrisas” es una organización no gubernamental (ONG) que estuvo durante 10 días con un equipo de 26 voluntarios recorriendo las colonias rurales inmersas en la Reserva de Biosfera Yabotí, entre los municipios de El Soberbio y San Pedro –a unos 150 kilómetros de la zonas urbanas más cercanas y más de 300 kilómetros de Posadas, capital de la provincia de Misiones- para lograr el objetivo de entregar a las aldeas Mbyá Guaraní (Pindo Poty, Yabotí, Ita o Miri, Mandarina,Tacuaruzú, Itapiru y Caramelito) donaciones de juguetes, alimentos, medicamentos, ropas, sábanas, mantas, útiles escolares, libros, colchones, camas, bicicletas, entre otros elementos, y fortalecer los vínculos desde los valores de solidaridad y compromiso humanitario, avanzando además en la concreción de un proyecto educativo que llena de esperanzas a los actores locales.

Es que para realizar este destino, fue una preparación de dos años de parte de la organización, donde fueron identificando las necesidades más básicas de las comunidades aborígenes que viven la zona de la Reserva Yabotí,donde tienen su territorio en cercanías de los ríos Pepirí Guazú y Uruguay (próximas a los Saltos del Moconá). Se encuentran en un extensa área natural conocida como “el pulmón verde de la selva misionera” y declarada Patrimonio Natural por el Programa MAB-UNESCO por su valor cultural y ambiental, pero donde las comunidades de Pueblos Originarios enfrentan situaciones de extrema vulnerabilidad social.

 

 

En silencio y a la distancia, desde la ONG ya venían asistiendo a las comunidades Mbyá con el envío de donaciones. “Optamos por asistir a esta provincia porque es una de la más necesitada de nuestra querida Argentina”, manifestaron los representantes de la ONG en la entrevista con ArgentinaForestal.com

Semanas atrás, por primera vez viajaron desde Buenos Aires a este destino de la provincia en una misión humanitaria en terreno en Yabotí, para llegar a las comunidades Mbyá Guaraní. Llegaron en unas 14 camionetas 4×4 cargadas de donaciones, pero principalmente, de un mensaje de esperanza para estas comunidades indígenas: “No están solos”.

La organización civil Manos Unidas por Sonrisas, por estatuto, está abocada a la ayuda y asistencia a niños, comedores, merenderos y escuelas rurales dispersas en todo el país. Daniel Cohen, actual vicepresidente, comenzó a trabajar en 1995 con la ayuda solidaria. Luego se sumó Silvia Gómez en el 2005, actual presidente de la ONG, y en 2013 finalmente nació “Manos Unidas por Sonrisas” junto al resto de los integrantes: Carlos Gasset, Yesica Puelles, Laura Corradi, Lucas Puelles, Mónica Loanucci, Elías Cohen.

 

 

La entrega de la donación en Misiones estuvo encabezada por sus directivos, acompañados de un equipo de colaboradores que se complementaron con la ayuda de actores locales para llevar adelante la tarea solidaria.

“Además de acercar donaciones y colaborar con las aldeas Pindoty e Itao Miri, nuestro proyecto es terminar la construcción de Centro de Educación Bilingüe Intercultural Guaraní Yabotí. La idea del cacique Augusto (Aldea Itao Miri) y Pablo (Aldea Pinto Poty ) conjuntamente con Ramón Sequeira ( El Soberbio) y Fabio Coccoz ( Buenos Aires). Una vez que la escuela se encuentre funcionando correctamente, seguiremos colaborando a la distancia y continuaremos nuestro rumbo a donde el viento y el corazón nos lleve”, manifestaron los directivos de la ONG.

Para la misión solidaria contaron con el apoyo de instituciones locales en la logística, que hicieron más llevadero el trabajo. “Tenemos un enorme agradecimiento a la Gendarmería Nacional Argentina, a través del comandante principal Roberto Carlos Schmid, Jefe de Escuadrón N°9; y al responsable en El Soberbio, el Alferes Dante Camilo Adoyan, y al Sargento Hugo Omar Hirschseld, quienes se sumaron al proyecto y nos facilitaron las tareas. Por su parte, el Municipio de El Soberbio también se involucró activamente con la ONG para la misión, a través del vice intendente Ricardo Leiva, quien prestó el camión del municipio cada vez que fue necesario para trasladar materiales a terrenos rurales”, expresaron desde Manos Unidas por Sonrisas.

 

Misión cumplida

La ONG realiza un trabajo constante y firme en sus metas en distintos puntos del país, habiendo recorrido 22.717 kilómetros en actos solidarios, asistiendo a 27 escuelas rurales dispersas con un total de 961 alumnos, sin contar la ayuda enviada a la reserva Yabotí.

Tienen el apoyo de diversas empresas y personas físicas la cuales están siempre presentes apoyando cada vez que hay una misión y son convocados, acompañando ya sea con aportes financieros, o brindando su tiempo y contactos.

“En este primer viaje a las aldeas de El Soberbio, se llevó en una caravana de 14 vehículos 4×4 -desde Buenos Aires, Mar del Plata y Junín-, cajas con medicamentos, alimentos, ropa, sabanas, mantas, útiles escolares, libros, colchones, camas, bicicletas, etcétera. En el caso de los medicamentos, los mismos fueron entregados como un aporte al Hospital de El Soberbio en mano al director Jorge Alberto Báez (MP 3517), para ser utilizados por los habitantes de las aldeas y los pobladores de la localidad”, precisaron desde la ONG.

Por su parte, la actual presidente de la organización, Silvia Gómez, expresó que regresó de la misión con “muchas sonrisas, muy satisfechos con la tarea realizada y con mucho por realizar. Muchas experiencias vividas y personas inolvidables que conocimos, con una calidad humana increíble, pero especialmente, porque nos abrieron sus puertas para recibir nuestra ayuda y confiaron en nosotros”.

El contacto en terreno con las aldeas, les permitió ver su forma de vida y costumbres, y su realidad cotidiana.

Al respecto, Daniel Cohen compartió sus sensaciones: “Por un lado, este viaje nos llenó de un enriquecedor valor cultural de los Mbya Guaraní. Pero no por menos, fue impactante al recorrer la zona, más allá de que teníamos una visión del lugar en mente, de que se trata de aldeas con muchas carencias y necesidades. Las sensaciones son sentimientos desencontrados al recorrer el lugar. Por un lado, aldeas con sus huertas prolijamente sembradas y con ganas de crecer. Por otro lado, una de las cosas que más me impactó fue al ver una niña de 13 años embarazada, y con un bebé en brazos. En la zona, igualmente observé otras aldeas con costumbres similares a la del hombre blanco, por ejemplo sobre la Ruta Provincial 15 (Ruta de la Selva Turísticamente hablando) las aldeas aledañas, muchas de ellas, tienen varias motos para movilizarse como así también, celulares de tecnología avanzada”, relató en la entrevista el vicepresidente de la ONG. Esas imágenes, naturalizadas de alguna manera por la sociedad misionera, fue el principal impacto.


 

cruzada solidaria

El trabajo con las aldeas en El Soberbio continua, ya que tienen en marcha las obras de construcción del Centro de Educación Bilingüe Intercultural Guaraní Yabotí , lo que será la escuela rural más alejada y dispersa de toda la provincia de Misiones.

La ONG ya lleva construidos 80m2, más dos baños (letrinas). También el área donde se divide ese espacio en una biblioteca, sala blanda para bebes (donde las madres aldeanas puedan alimentar a sus niños en un ámbito más confortable), un espacio para la dirección u oficina, y un aula de primaria general.

“Lo que nos queda aún por construir es una Salita de Primeros Auxilios de 20m2 aproximadamente, el comedor para todos los alumnos 50m2, y un área para una habitación con cocina y baño para los maestros que se queden en la semana (50m2)”, detallaron los directivos de la ONG.

La llegada de electricidad a la zona rural es otra limitante con la que se encontraron. “El lugar carece de energía eléctrica, por lo tanto estamos evaluando la posibilidad de instalar paneles solares, con conversores y baterías. Así como también, pensamos, se podría instalar un pequeño generador”.

Otro desafío es lograr un buen sistema de comunicación con el área. “Debemos lograr que estén comunicados ya que esta localidad está a unos 110km del soberbio aproximadamente. En esta zona rural donde habitan ya han tenido varias emergencias médicas y, lamentablemente, no llegaron a un buen final. Por eso es que pensamos en instalar una base VHF con su respectiva antena para estar en comunicación con el puesto de Guardaparques más cercano.

Para quienes quieran conocer y sumarse a este trabajo silencioso pero firme de Manos Unidas por Sonrisas, pueden hacerlo a través de la página del Facebook Manos Unidas por Sonrisas o escribir al e-mail de contacto. (Ver al final de la nota)

“Aún nos falta un poco más para terminar la obra, necesitamos de mas manos para finalizar la escuela y que pueda llegar a sonar la campana llamando a clase para el año lectivo 2018. Por ello, hemos decidido lanzar una campaña para juntar fondos y de esta manera poder financiar el resto de la construcción”, expresaron los directivos de la ONG.

Ya se han sumado algunas empresas y personas físicas colaborando con aportes solidarios, realizando transferencias de fondos mensuales. “Sabemos que este es el momento para avanzar con este proyecto a las comunidades de El Soberbio y estamos dispuestos a que este sueño se haga realidad, por tal motivo los invitamos a sumarse y que sean parte de este proyecto”, convocaron desde Manos Unidas por Sonrisas.

Información de contacto:

Interesados en colaborar con la misión solidaria de la ONG, pueden ponerse en contacto e-mail :contacto@manosunidasxsonrisa.org.ar . El teléfono celular y whatsapp 1132494068.

PJ 41636 / CUIT. 30-71460978-1 / CBU : 0110010520001000532753/ CTA. CTE. Banco de la Nación Argentina

 

 

 

 

 

 

 


show_section: Destacadas