Imprimir
PDF
02
Marzo
2017

Un campo de Benito Juárez fue seleccionado mundialmente por su experiencia sin agrotóxicos

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Imagen de la noticia para FAO + pagina 12 de Página 12 (Registro)La chacra "La Aurora" a 140 km de Necochea produce trigo, ganadería y pasturas priorizando el ambiente y los alimentos sanos a contracorriente de una zona acostumbrada al uso de venenos. "Los principios de la agroecología son universales" dice el agrónomo a cargo. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO según sus siglas den inglés) publica en su página de internet casos productivos que fomenten el cuidado de los recursos naturales y bajo el título "Produccion Agroecológica de cereales y carne Bovina en un Establecimiento Agropecuario Extensivo (650 hectáreas) en el sudeste de la Provincia de Buenos Aires de la República Argentina. El caso de La Aurora una experiencia de 25 años", presentó ante el mundo la organización internacional.

 

 

Fuente: Noticia de Necochea

 

BUENOS AIRES (1/3/2017).- Con el objetivo de difundir una producción agropecuaria más amigable con el medio ambiente, todas las semanas, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO según sus siglas den inglés) publica en su página de internet casos productivos que fomenten el cuidado de los recursos naturales.

 

En ese marco, fue reconocido el establecimiento juarense "La Aurora", perteneciente a Juan Kiehr y quien es asesorado agronómicamente por el ingeniero Eduardo Cerdá, ex docente de la Escuela Agropecuaria de Tres Arroyos y uno de los técnicos precursores de la implementación de la agroecología extensiva.

 

Bajo el título "Produccion Agroecológica de cereales y carne Bovina en un Establecimiento Agropecuario Extensivo (650 hectáreas) en el sudeste de la Provincia de Buenos Aires de la República Argentina. El caso de La Aurora una experiencia de 25 años", la FAO presentó ante el mundo al campo juarense.

 

"Es un reconocimiento y una alegría grande, proque hay muchos productores a nivel mundial y que La Aurora, luego de su caso ser analizado por un equipo de técnico de la FAO, haya sido considerado interesante para difundir, es todo un elogio. Pero además, es un apoyo grande a lo que venimos haciendo", indicó Cerdá, quien residió en Tres Arroyos hasta hace un par de años.

 

"En la medida que trasciendan estas experiencias, se pueden transformar en un incentivo para otros productores, que ven que a sus pares, trabajando con un enfoque agroecológico, les está yendo bien. Porque muchas veces se descalifica lo que estamos haciendo cuando se habla del resultado de una parcela. Esto no es experimental, esto es extensivo", aclaró.

 

Y agregó: "Tampoco tiene que ver con al ubicación, así como da resultados en Benito Juárez puede darlos en Tres Arroyos. O en Bolívar, como el caso de otro productor que asesoro que la campaña pasada y en que fue su primer año bajo esta nueva mirada logró bajar un 25% sus costos, que le significó un ahorro de 500.000 pesos".

 

"Porque no es una cuestión geográfica -continuó-, los principios de la agroecología son universales, son los de la ecología... Entender la naturaleza hace que puedas poner esos principios en cualquier lado. Y también asumir que de la forma en que estamos produciendo genera más problemas que resultados".

 

La experiencia que tiene Cerdá, con casi dos décadas trabajando con modelos agroecológicos, indican que los resultados llegan más temprano que tarde. "El modelo actual tiene debilidades productivas, porque un productor tiene que usar cada vez más insumos, tiene que gastar más. En cambio, nosotros proponemos aplicar cada vez menos insumos, teniendo menos costos, y comparando los rendimientos en muchos casos estamos iguales. Pero al tener menores gastos, los rindes pueden ser menores y el equivalente en plata puede ser igual o mejor. En la Aurora hace años ya que no se aplican fertilizantes, herbicidas, insecticidas ni antiparasitarios".

 

Claro que además, en esa cuenta económica no se tiene en cuenta el gran beneficio del modelo agroecológico: "A eso hay que agregarle que no tenés costos ambientales, porque no deteriorás los recursos naturales".

 

 

 

La Aurora

 

El establecimiento "La Aurora" se encuentra en Juárez en una zona de producción mixta de ganadería y agricultura. Es de tipo familiar, con 650 hectáreas, de las cuales 300 son de suelo agrícola, 186 de suelos bajos y 152 de cerros con piedra. Es una zona de clima templado, con un régimen de lluvia promedio de 800 milímetros y con probabilidades de heladas de mayo a noviembre.

 

En 1997, el productor Juan Kiehr comenzó a trabajar con un enfoque agroecológico. Al evaluar los resultados de los últimos diez años, se contabilizan importantes mejoras en distintos aspectos. "En el suelo, se observaron aumentos del nitrógeno potencialmente mineralizable. También se observaron mejoras en la porosidad. El rendimiento del principal cultivo -trigo- en los 10 años analizados no ha mostrado diferencias importantes entre el modelo agroecológico y el promedio de la zona", explicó Cerdá.

 

En lo que a producción ganadera se refiere, se logró estabilizar la producción de carne alrededor de las 100 T/año, generando un ingreso anual que permite la viabilidad del establecimiento.

 

"El reemplazo de insumos por procesos ecológicos permitió disminuir sustancialmente el uso de insumos y con ello bajar los costos y mejorar el margen bruto, respecto al modelo convencional de la zona, al tener rendimientos por hectárea similares", indicó el ingeniero que hoy asesora una superficie de 12.500 hectáreas en distintos campos de partidos de la provincia de Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe que aplican el modelo agroecológico.

 

"El aumento de los niveles de diversidad funcional permitió fortalecer los mecanismos de regulación biótica de plagas animales y malezas. Esto se tradujo en una menor dependencia de insumos, menores costos, menor inversión de capital, mejorando el margen de ganancia, disminuyendo los riesgos económicos y ambientales. La ganadería recuperó su importante rol complementario de las actividades agrícolas. El productor ha podido desarrollar su actividad y la de su familia sin tener que tomar créditos ni depender de políticas de fomento", se publica como parte de las conclusiones en el trabajo que fue subido a la página web de la FAO.

 

"Esta experiencia sirvió para desarrollar y validar los conceptos teóricos y experiencias realizadas en ámbitos de investigación científica como la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de La Plata, la Chacra Experimental Integrada Barrow. Ha servido también como un faro agroecológico visitado en el último año por más de 300 personas entre ellos estudiantes universitarios, profesionales y productores", dijo con satisfacción Cerdá.

 

Y, por sobre todo, demostró que es posible aplicar los conceptos y principios de la Agroecología a sistemas extensivos de clima templado.

 

show_section: Nacionales