Imprimir
PDF
19
Febrero
2013

Ambiente y Desarrollo replicará en Corrientes programa de educación forestal sostenible

Compartir en FacebookCompartir en Twitter

Por medio de la iniciativa del Gobierno de Corrientes y el apoyo financiero del Consejo Federal de Inversiones (CFI), se re-editará el libro Educar para un Desarrollo Forestal Sostenible enfocado en el sector correntino. Se imprimirán 4.000 copias que se distribuirán en todas las escuelas medias de la provincia. En Misiones se realizó una primera etapa del programa, se dictaron talleres en la zona Sur (89 escuelas), Norte (52 escuelas), y Centro (64 escuelas) de la provincia, participando más de 260 docentes.

 

 

 

 

Por Patricia Escobar

BUENOS AIRES (5/2/2013).- La Fundación Ambiente y Desarrollo impulsó años atrás en Misiones una primer etapa del programa "Educar para un Desarrollo Forestal Sostenible" en conjunto con el Ministerio de Cultura y Educación de la Provincia, también con la supervisión de la Subsecretaría de Educación de Misiones, y con aportes del Ministerio de Cultura y Educación, de la empresa Alto Paraná SA, Econsult SRL, la Asociación Forestal Argentina (Afoa) y auspicios de la Universidad Nacional de Misiones a través de PROCYP y de RITIM.

El programa se creó con el propósito de poner a disposición de los educadores un libro que contenga información sustantiva sobre los bosques de cultivo y su aprovechamiento industrial ambientalmente sustentable. La modalidad fue, por medio de talleres y capacitaciones, estimular a los docentes como motivadores de una cultura del trabajo y de la innovación; favorecer una actitud responsable en relación con el sistema forestal provincial, su aprovechamiento y creación de valor; se trató, además, de contribuir a despejar mitos e incertidumbres que se manifiestan entre los docentes y alumnos sobre los temas en cuestión.

A partir de este año, por medio de la iniciativa del Gobierno de Corrientes y el apoyo financiero del Consejo Federal de Inversiones (CFI), se re-editará el libro enfocado en el sector correntino (“Educar para un Desarrollo Forestal Sostenible Corrientes”).

Se imprimirán 4.000 copias que se distribuirán en todas las escuelas medias de la provincia. A partir de esta posibilidad, Ambiente y Desarrollo estará articulando con el Ministerio de Educación de la provincia correntina y, además, avanzará en el proceso de búsqueda de fondos para realizar los talleres con los docentes, tal como se realizó en el caso de Misiones.

“Creemos que es una oportunidad sumamente valiosa, ya que se genera una sinergia entre el soporte material que implica contar con el libro y el trabajo que se pueda realizar con los docentes para su implementación en aula”, señaló en la entrevista con ArgentinaForestal.com el gerente de AyD, Julián Costabile.

Experiencia en Misiones

La primera etapa del programa que se llevó a cabo en Misiones fue durante los períodos 2008 y 2009. Durante este periodo se logró avanzar en la primera edición y distribución del libro “Educar para un desarrollo forestal sostenible” en todas las escuelas secundarias provinciales con orientación en Economía y Gestión de Negocios, y Ciencias Naturales. (Este libro está disponible para ser bajado en la página www.ambienteydesarrollo.org).

Además, se concretaron talleres de capacitación para todas las escuelas, en los que se orientó a los docentes sobre los temas del libro y se estimularon procesos de integración didáctica de temas estratégicos para el desarrollo provincial. Los cursos de dictaron en la zona Sur (89 escuelas), Norte (52 escuelas), y Centro (64 escuelas) de la provincia, participando más de 260 docentes.
El equipo de profesionales capacitadores estuvo integrado por la Dra. María Cristina Aréa (directora del Programa de Investigación de Celulosa y Papel (PROCYP) de la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales de la UNAM, responsable del área de Vinculación Tecnológica del PROCYP y directora de las Maestrías en Ciencias y en Tecnología de Madera, Celulosa y Papel de la UNAM); el ing. Roberto Fernández (investigador del INTA Montecarlo, profesor titular de la Facultad de Ciencias Forestales de la UNAM. Participa en proyectos de Gestión ambiental e Indicadores de Manejo Forestal Sustentable); el ing. Alberto Tomás Ré (productor forestal, coordinador del Centro de Asistencia Técnica Fundación Plácido Nosiglia. Realiza estudio, desarrollo y ejecución de Proyectos Forestales, y es asesor técnico de la publicación Argentina Forestal) y el Lic. Gustavo Braier (consultor en temas forestales de empresas, organismos internacionales y Estados provinciales).

La supervisión pedagógica del libro y de los talleres estuvieron cargo del equipo pedagógico de la Dirección de Programación y Evaluación Educativa, de la subsecretaría de Educación integrado por la Prof. Olga Ferreira, la Lic. Ana Pedrini y el Prof. Hugo Dos Santos. En tanto, el diseño y coordinación general del programa educativo estuvo a cargo de la Prof. Luisa Celman.

El incentivo para los docentes fue la decisión del Consejo Provincial de Educación de otorgar puntaje a los profesores que completaron los requerimientos del programa.


Valoración docente

Las expectativas y manifestaciones de los docentes, fueron muy disímiles según la ubicación geográfica de cada taller. En los talleres de la zona norte -allí donde la industria forestal incide de un modo predominante en el paisaje y en la vida de las comunidades- se produjeron dos tipos de situaciones, la de los docentes que conocían la actividad y llevaban a clase temas vinculados y la otra, de no avanzar con el taller. “Los docentes que conocían la actividad mostraron vivo interés en lograr mayor información, material y oportunidad de profundizar sus inquietudes. Los otros adoptaron una posición reactiva al avance del taller, en función de sus creencias sobre los daños que generan la forestación y la industria forestal, en particular la celulósica. En la zona centro, por ejemplo, también expresaron mucha inquietud por la depredación de bosque nativo y desconfianza en la gestión del Estado”, explicó Luisa Celman, coordinadora del Programa Educativo de AyD. En el resto de las zonas: sur y nordeste, los talleres transcurrieron conforme a lo previsto.

Acerca de las expectativas y manifestaciones más frecuentes de los docentes, los coordinadores observaron que había expectativa de tener más información. “Aspiraban a unir el discurso de “lo malo” del desarrollo foresto-industrial desde el punto de vista ambiental, con el hecho de que es la fuente de ingresos más importante para la provincia contar con metodología y herramientas para llegar con estos conocimientos a los alumnos”; buscaban entender la relación de la realidad de la foresto industria misionera con la globalización; poder unir los hechos cotidianos del sector con el discurso teórico; preocupación por la preservación ambiental, y expresaron satisfacción con el trabajo realizado.

Al finalizar los cursos expresaron “haber comprendido el funcionamiento del sector y expresaron sus deseos de contar con más herramientas didácticas para trabajar con los alumnos y visitar establecimientos; había interés en realizar visitas a empresas y plantaciones, pidieron herramientas didácticas para trabajar con los alumnos; señalan la falta de aplicación de las leyes ambientales; preocupación por las posiciones encontradas entre conservacionistas y productivistas y necesidad de encontrar información seria, confiable”, precisó Celman.

También en algunos talleres fue muy marcada la posición fundamentalista de los docentes respecto del impacto negativo de la industria y de las plantaciones. “Se reiteraban expresiones de desconfianza hacia todos y todo: gobiernos, falta de controles, países que se aprovechan, malas intenciones, doble discurso. Hay una necesidad de superar la antinomia entre ecología y pobreza. Muchas dudas en general. Falta mucha información y falta de conciencia además de voluntad política para el cambio. Solo priman los intereses económicos y se desconoce el daño a la salud de la población”, compartió la coordinadora.

Para Celman, la respuesta de los docentes fue enriquecedora, ya que permite conocer la percepción y conocimiento real de los educadores sobre la actividad forestal y aportar información o realizar propuestas. “La propuesta es necesaria e innovadora, en general la receptividad de los docentes fue muy buena y evidenciaron la necesidad de contar con instrumentos educativos que estimulen el interés de los alumnos”, indicó y agregó que “una proporción significativa de docentes tienen una versión muy influenciada por los medios de comunicación, sobrevaloración del bosque nativo y sus posibilidades productivas contradictorias con una intervención sustentable”, por ejemplo. “Otros desconocen o tienen una información fragmentada de los diferentes aspectos del sector foresto industrial provincial y de las condiciones, requerimientos y procedimientos del manejo sustentable”, analizó la profesional.

En los talleres quedó expuesto que los docentes “están muy influenciados por mitos y prejuicios. Tienen escasa información con base técnica. El antagonismo en el que ubican a los componentes principales del planteo, tiene un anclaje emocional que dificulta la comunicación”, remarcó la coordinadora de AyD.

Por otra parte, señaló que “se observa desazón en los docentes por la incoherencia entre “lo que se dice y lo que se hace” en materia de preservación, conservación (tanto en el sector gubernamental como privado). En su mayoría tuvieron interés en continuar profundizando aspectos del tema que les permitan trabajar con los alumnos sobre la realidad, provincia y región. También de lograr una comprensión más acabada de lo que se hace bien y se hace mal en relación con una gestión forestal sustentable. Pero mostraron mucho interés en conocer la cadena de valor y sus posibilidades en la provincia”, concluyó Celman.

 

Propuestas y próxima etapa en Misiones



La experiencia adquirida por los profesionales de Fundación Ambiente y Desarrollo los motiva trabajar para lograr continuidad con el Programa Educativo en la provincia con una segunda etapa. Proponen llegar a los alumnos con propuestas didácticas, feria de ciencias, elementos de trabajo, concursos, visitas a empresas y a campo; continuar trabajando con los docentes y sustentando con elementos sus intereses y pensar en otros enfoques y dispositivos para trabajar aspectos emocionales o actitudinales.


Por otra parte, será clave revisar la programación de los talleres de modo que los docentes participen de todos los talleres que se organicen. Además, consideran necesario incorporar la caracterización sobre las particularidades de la cadena de valor en la zona y en particular en la provincia; y finalmente, considerar aspectos didácticos específicos sobre la actividad foresto-industrial para trabajar las cuestiones que se disparan con los temas ambientales.

Asimismo, desde AyD se proponen avanzar en la Formación de Formadores. “El propósito central de los cursos de formación será que los docentes puedan diseñar y gestionar actividades que articulen la relación de la escuela con sectores productivos de la comunidad y que orienten a los jóvenes hacia el mundo del trabajo y de la formación continua en el campo de la actividad foresto-industrial de bosques de cultivo”, explicó Celman.

Para lograrlo, quieren poner a disposición información y facilitar experiencias, en los múltiples campos que caracterizan hoy a este sector: investigación y tecnología, procesos de industrialización con madera proveniente de boques cultivados, la creciente participación de los productos en la vida de la gente, la incidencia ambiental, económica y social en el marco de los requerimientos del desarrollo sustentable, instituciones de formación, los espacios institucionales que intervienen promueven o regulan esta actividad.

Estos cursos tendrán como destinatarios entre 25 a 30 profesores de entre quienes aprobaron las etapas anteriores y presentaron los mejores trabajos. Tendrán una duración de tres días y medio.

Como actividad paralela, analizan organizar visitas guiadas en la que se propone invitar al resto de los profesores que completaron los talleres -pero que no integran el grupo de Formación de Formadores- a participar de un recorrido, guiado por los capacitadores, a empresas que integran la cadena de valor de la industria forestal, a fin de que tengan una comprensión acabada del impacto tecnológico, social, económico y cultural del sector en la Provincia.

show_section: Capacitación