El escenario para la inversión en Celulosa y Papel en la Argentina aún no es competitivo, indicaron CEOs de las principales compañías

Las perspectivas de inversión para los directivos de las principales compañías del sector fueron expuestas como temas centrales de las IV Jornadas de Celulosa y Papel realizadas en Buenos Aires, en un panel moderado por Diego Colabardini, CEO de Papel Prensa, que planteó a los CEOs invitados de Arauco Argentina (ex Alto Paraná), Cartoocor/Grupo Zucamor, Ledesma, Softys Argentina (ex Papelera del Plata), analizar sus proyecciones de cara a los próximos tres años.

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest

Fuente: News AFCP N°280

BUENOS AIRES (Julio 2019).- Más allá de la coyuntura y los vaivenes económicos que enfrenta el país, los CEOs indicaron que se plantean horizontes de inversión, con distintos proyectos, pero todos apuestan a seguir potenciando la capacidad productiva de la industria local. Destacaron los avances que se lograron con el trabajo de la Mesa Forestoindustrial que impulso el gobierno en estos años, pero admitieron que aún el escenario no es todo lo competitivo que se necesita para atraer nuevos proyectos de inversión.

Pablo Mainardi, CEO de Arauco Argentina, realizó un balance del grupo que integra todo el negocio de la cadena foresto-industrial, y sostuvo que “se tienen inversiones muy fuertes: en el año 2021 comenzará a funcionar la planta de MAPA en el Sur de Chile, con una capacidad de producción de más de 2 millones de toneladas; comenzará a funcionar también la planta de Celulosa Viscosa, otro producto que aporta a la diversificación de mercados, y empieza a funcionar este año”, detalló el directivo.

Con una inversión del orden de los 200 millones de dólares, en la actualidad Arauco se posiciona a nivel mundial como el segundo productor de celulosa y el segundo de paneles de aglomerado y MDF. Mientras que a nivel global son grandes competidores, en la Argentina “peleamos para tratar de atraer inversiones al país. En forma anual, la compañía Arauco Argentina invierte en el orden de los 50 millones de dólares en mantener la base forestal que luego nos permite crecer”, precisó Mainardi.

En Misiones funciona en la localidad de Puerto Esperanza su planta de Celulosa desde 1982, pero aseveró que “tienen la tecnología de las plantas más modernas y en lo que estamos trabajando es en levantar todas las restricciones para que sea la Argentina el próximo lugar donde puedan recibir las inversiones de Arauco”, dijo.

“Uno compite con sus proyectos con otros lugares, claramente Argentina tiene muchas cosas para mejorar antes de recibir algunas inversiones que sean competitivas. Si la empresa no es competitiva y trae una inversión, lo que está haciendo a la larga es comprometer el futuro de esa inversión. Si no se prepara el terreno, no se tiene las condiciones, si uno no puede llegar a adquirir tierras, si no se tiene la mejor logística, compromete la posición de los que van a trabajar en esa nueva inversión. Por lo tanto, a la larga, no genera riqueza y el proyecto se cae por propio peso. Nosotros estamos trabajando fuertemente para que Argentina pueda atraer inversiones competitivas, trabajamos desde el sector con la Mesa Nacional, trabajamos en la logística, en los impuestos, trabajamos en que las condiciones estén dadas para que las inversiones puedan venir, y luego la inversión llega por propio peso”, analizó el CEO de Arauco.

En este sentido, remarcó que “en el país no hay una ley que se tenga que implementar, lo que tiene que tener es una trayectoria, cumplir la palabra y que las cosas se den independientemente de las leyes que existan. La historia nos muestra que en la Argentina hubieron muchas leyes que se han impuesto, y después de varios meses, los mismos que votaron estas leyes son los que votan otra en sentido opuesto. Entonces si uno tiene la trayectoria, tiene la palabra y mantiene las condiciones, las inversiones vienen solas. Pero uno tiene que tener paciencia y trayectoria”, resumió Mainardi.

En tanto, Guillermo Muller, CEO de Cartocor/Grupo Zucamor, comentó que tienen proyectos en carpeta que están esperando más claridad en el panorama para concretarlos de cara a los próximos tres años. “Evidentemente, en nuestra historia está la inversión en forma permanente, nunca hemos suspendido inversiones, aún en épocas muy difíciles. De alguna manera, hemos dado mayor magnitud o menor, ya que creemos firmemente en la Argentina y en el futuro para muchos proyectos que serán viables, pero que en la actualidad están esperando esa luz verde de un horizonte que está más claro”, expresó.

Juan La Selva, CEO de Softys Argentina (ex Papelera del Plata), detalló que en su caso, se encuentran complementando la inversión en el negocio de tissue. “El directorio de la compañía apuesta a la Argentina y, en lo personal, estoy convencido que tenemos que hacer una tarea de desarrollo e innovación”, dijo en relación al potencial que se presenta para incrementar las ventas ante la proyección de crecimiento de la demanda del tissue.

“Hay en el segmento otros actores que están invirtiendo en forma acelerada en este mercado, como lo estamos haciendo nosotros. Hay actores que tienen los centros de distribución automatizados. Es un sector que está innovando, que está ofertando a los consumidores del país productos de alta calidad a precios realmente accesibles y competitivos; es un sector que ha avanzado fuertemente en los últimos cinco años”, agregó el directivo.

Del panel también participo Javier Goñi, CEO de Ledesma, y sostuvo que “de cara a los próximos tres años, somos muy optimistas. Tenemos varios proyectos de desarrollo, pensando en exportación y en innovación de producto. Estamos analizando alternativas interesantes de inversión de máquinas, que nos van a permitir tener ese potencial para captar mercados. Más allá de que en Argentina (recuperándose el PBI y la educación tomando un mayor ritmo) hay un mercado interno interesante, también creo que tenemos que mirar para afuera y ser competitivos no solo adentro sino también afuera. Pienso que es posible, tenemos las condiciones y nos estamos preparando para ello. Ledesma tiene 111 años de actividad ininterrumpida en el país con accionistas que vienen invirtiendo en forma continua, está clarísimo que es así y vamos a seguir de la misma manera”, cerró.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *