En Santiago del Estero forestarán en las zonas que sufrieron inundaciones

A través del vivero provincial San Martín, ubicado en la localidad de Los Cardozo (Capital), la Dirección de Bosques que depende del Ministerio de Producción de la provincia, provee de plantas a los municipios y comisionados del interior santiagueño.

Fuente: El Liberal

SANTIAGO DEL ESTERO (12/5/2019).- En los últimos 10 años, se forestaron cerca de 2.500 hectáreas de la provincia, mientras que en los últimos 5 años, se entregaron cerca de 1 millón de plantas de diversas especies en todo el territorio, tanto para arbolado urbano como para lugares amplios, donde las plantas pueden desarrollarse de la mejor manera posible.

Entre las especies que se producen en el vivero provincial y luego son entregadas, se encuentran: lapacho, aguaribay, grevillea, casuarinas, algarrobo blanco, itín, cebil colorado, palo borracho, tipa, thuja o tuya (ornamental), guayacán, entre otras.

“El objetivo de esta entrega de especies es para que las mismas intendencias de Santiago puedan reforzar con árboles la entrada de los pueblos, plazas, arbolado urbano, y demás fines”, resaltó a EL LIBERAL, el ingeniero forestal Pablo Álvarez, responsable técnico del área de forestación de la Dirección de Bosques de la provincia.

También, detalló que se construyeron varios viveros forestales, gestionados por la provincia a través del Ministerio de Producción, con fondos nacionales.

Los proyectos de reforestación urbana y con fines productivos seguirán siendo una tarea constante de la Provincia, luego de afianzarse un importante trabajo en la zona de riego de Capital, en parte de los departamentos Banda, Robles, San Martín, mientras que el próximo desafío será avanzar en el área de secano, fuera de la zona de influencia del río Dulce.

“El objetivo será trabajar en la zona este y sudeste, en los pueblos que están sufriendo problemas con la inundación, para plantar cerca de 300 hectáreas con 150 mil plantines, tarea que se encarará entre diciembre 2019 y enero, febrero y marzo del 2020”, remarcó Pablo Álvarez, responsable técnico del área de forestación, de la Dirección de Bosques de la provincia.

Sobre las mejoras que implicarían estas plantaciones en las zonas que sufrieron importantes precipitaciones en los últimos meses, el profesional comentó que “una de las principales funciones de la planta es la capacidad de absorción del agua, mejoraría la regulación y fijación del suelo. El problema de la inundación es que al no haber una cobertura boscosa, no tiene el suelo buena capacidad de absorción y drenaje, entonces el agua queda sobre la superficie”, explicó, sobre lo sucedido recientemente en las zonas del sudeste y sudoeste de la provincia con las últimas lluvias.

“El objetivo apunta a trabajar con productores que tengan la necesidad de reforestación, para hacer plantación en macizo (bosquecillo), donde se da un marco de 500 plantas por hectárea, y se pueden colocar también de manera perpendicular, las cortinas forestales y de esa manera actuamos como barrera contra la circulación del agua, en procura de lograr evitar el arrastre de los suelos”, señaló el responsable técnico del área de forestación.

 

Más de 300 hectáreas forestadas con fines productivos y para la recuperación de áreas degradadas

En cuanto al área productiva, la Provincia está adherida a la ley 25.080 de Inversiones para los Bosques Cultivados, que fomenta plantaciones a través de un apoyo económico no reintegrable.

“Lo que hace en este caso el productor, es encarar una forestación con fines productivos, y se fomenta la plantación del algarrobo blanco y el itín; después el Estado nacional le paga por ese trabajo de forestación”, remarcó Pablo Álvarez, al precisar que por una hectárea, se paga una cifra aproximada de $27 mil.

De manera paralela, la Dirección de Bosques de la provincia junto con otras instituciones, encara un programa de reforestación con fines productivos y de recuperación de áreas degradadas.

Sobre este aspecto, el profesional de la dirección explicó: “En estos últimos dos años, se forestaron 300 hectáreas con plantas de algarrobo blanco. En esas hectáreas, recomendamos colocar 500 plantas por hectárea, es decir que hablamos de 150 mil plantines de algarrobos blanco”.

Contribución

La Dirección de Bosques de la provincia, junto con el Colegio de Graduados de la Facultad de Ciencias Forestales de la Unse, el Inta y la Dirección de Producción Forestal de la Nación, logró generar mano de obra local, a través de viveros y cuadrillas de plantación que fueron posible a partir del trabajo encarado por técnicos especialistas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *