“Salvar la naturaleza es indispensable para el bienestar del ser humano”, advirtió el científico Robert Watson

Al menos 680 especies ya desaparecieron y, entre 500 mil y un millón, se verán amenazadas de extinción durante las próximas décadasLa sobreexplotación de los bosques es una de las razones por las cuales la Tierra ha entrado en su sexta “extinción masiva”, según señaló el experto y ex presidente de ONU Biodiversidad. Y remarcan que “es la primera registrada provocada por el hombre”. Otras de las causas es la sobrepesca, el mal uso del suelo y la generación de gases de efecto invernadero que tienen relación con el cambio climático.

Fuente: Agencia AFP

FRANCIA (2/4/2019).- Los detalles de las millones de especies naturales que se encuentran en riesgo, se darán a conocer esta semana, a través de un documento de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que será presentado en la reunión de los 130 países miembros de la Plataforma Intergubernamental Científico-normativa sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), que se llevará a cabo entre el 30 y 4 de mayo en París, Francia, donde se analizará en un encuentro de trabajo el documento de tres años de científicos.

“Debemos reconocer que el cambio climático y la pérdida de biodiversidad son igualmente importantes, no solo para el medioambiente sino también por cuestiones económicas y de desarrollo”, menciona el presidente de la IPBES, Robert Watson.

El informe científico de la ONU informa que al menos 680 especies ya desaparecieron y, entre 500 mil y un millón se verán amenazadas de extinción durante las próximas décadas.

“La evidencia es incontrastable, nuestra destrucción de la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas ha alcanzado niveles que amenazan nuestro bienestar, ante el cambio climático inducido por el ser humano”, dijo  Robert Watson, el presidente saliente del grupo de expertos de Biodiversidad de la ONU sobre la biodiversidad en la previa a la reunión en París. 

Watson también estuvo al frente de su equivalente sobre el clima, el IPCC, lo que le permite aportar un punto de vista único sobre la interconexión entre estas dos crisis que amenazan a la humanidad.

Durante una entrevista con la AFP, antes de la reunión de diplomáticos de 132 países que analizará el oscuro estado de los ecosistemas mundiales, insistió en la importancia de la naturaleza para el “bienestar” de los seres humanos.

Estima que para el año 2050, la población crecerá de 7.5 a 9.5 o 10 mil millones, y probablemente de 11 mil millones a finales de siglo. Al mismo tiempo, el crecimiento económico se duplicará o triplicará para 2050. Los países desarrollados solo verán un aumento del PIB del 1 o 2%; Las economías de los países en desarrollo promedian el 4%. ¿Cómo impactará en la humanidad una extinción de especies y perdida de la biodiversidad en el planeta?, son algunas de las respuestas del especialista en la entrevista.

Pregunta: ¿La destrucción de la naturaleza es una amenaza tan importante para la humanidad como el cambio climático?

Respuesta: “La degradación de la naturaleza tiene consecuencias sobre la seguridad alimentaria y el acceso al agua, la regulación del clima, e incluso sobre la cohesión social. Amenaza el bienestar de los hombres al menos tanto como el cambio climático, y sus causas y soluciones se solapan.

La manera en la que producimos la comida y la energía socavan los servicios que obtenemos de la naturaleza. La degradación a largo plazo de los suelos y la pérdida de microbios de los suelos comprometerán la producción de alimentos y la disponibilidad de agua limpia. Y la pérdida de polinizadores amenaza los cultivos de centenares de miles de millones de dólares cada año”.

P. ¿Ha entrado la Tierra en una nueva era de extinción masiva?

R. “Durante las cinco extinciones masivas precedentes, perdimos el 75% de las especies. Si a eso le sumas la desaparición de especies en los últimos 500 años, hemos perdido como máximo el 2%. Los datos sugieren que alrededor del 20% de las especies está amenazado de extinción en los próximos cien años. Si seguimos perdiendo el 20% cada cien años, podríamos ver una extinción masiva de aquí a entre 250 y 500 años.

Si solo desaparecen las especies en peligro crítico para finales del siglo, y que la extinción continúa a este ritmo, esto llevaría entre 900 y 2.300 años, para alcanzar el umbral del 75%. Puede que estemos al inicio o al borde de una extinción masiva, pero aún hay camino por recorrer antes de decir que estamos realmente ahí”.

 

P. ¿Cuáles son las principales causas del declive de las especies?

R. “Los cinco factores principales de la pérdida de biodiversidad son los cambios del uso de las tierras (entre ellos la agricultura), la sobreexplotación (caza para la comida), las especies invasoras, la contaminación y el cambio climático. También hay dos factores importantes indirectos: el número de personas en la Tierra y el consumo per cápita.

Para 2050, la población pasará de 7.500 a 9.500/10.000 millones [de habitantes], y probablemente a 11.000 millones antes de que acabe el siglo. Al mismo tiempo, el crecimiento económico se duplicará o triplicará para 2050. Los países desarrollados solo verán un aumento del PIB del 1 o 2%; las economías de los países en desarrollo una media del 4%.

Habrá el doble de gente que consumirá más […] Por tanto no es solo una cuestión demográfica, es una cuestión de consumo”.

 

P. ¿El capitalismo es incompatible con la lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad?

R. “No creo necesariamente que los dos sean contradictorios. Pero la cuestión es: ¿Cómo garantizar una producción y un consumo sostenibles? Con una población más numerosa y más rica, ¿cómo podemos hacer para que el sistema agroalimentario, nuestro consumo de agua potable, sean sostenibles? ¿Podemos alimentar al mundo sin destruir la naturaleza ni cambiar el clima?.

Hay dos modos para que todo encaje, pero esto necesita una verdadera transformación. No podemos continuar haciendo lo que hacemos hoy. No deberíamos usar el PIB como único indicador de nuestro crecimiento económico.

Pero si le dice a las personas que deben reducir su nivel de vida, entonces dirán ¡Un momento! No reduciré mi nivel de vida, a pesar de que esto pudiera afectar a mis hijos y nietos”.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *