Gustavo Andrés Zurita, del IBS (Conicet-UNaM): “Para el desarrollo futuro de Ciencia y Técnica se necesitan políticas de Estado en la Argentina”

Sin inversión en ciencia no hay desarrollo futuro. El país logró en la última década un reconocimiento mundial del sistema científico tecnológico nacional, sin embargo la situación actual de desinversión y nuevos recortes de recursos del gobierno actual golpea al sistema e impide las posibilidades de inserción laboral de los profesionales, tras haber realizado doctorados y posdoctorados, explicó el docente e investigador del Instituto de Biología Subtropical (Conicet-UNaM), de Puerto Iguazú. De 17 profesionales nuevos que ingresaron en 2018, en Misiones este año solo ingresaran 3, y en todo el NEA solo 10 nuevos profesionales.

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest

 

BUENOS AIRES Y MISIONES (18/4/2019).- Del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) dependen en la actualidad en la Región NEA un plantel de 700 agentes, 189 investigadores, 409 becarios, 79 en categoría CPA (Personal Técnico y Profesional de Apoyo) y 23 en el área administrativa. En Misiones, en particular, tienen un plantel de 233 investigadores en total. ¿Cuál es la situación que atraviesan en la comunidad científica?. Incertidumbre presupuestaria, retraso en el envío de los fondos para el normal y eficiente funcionamiento, nuevos ajustes en los recursos humanos, imposibilidad de desarrollo de más de dos mil nuevos profesionales, tras haber realizado doctorados y posgrados, entre otros.

“El Estado aún mantiene el mismo monto asignado del presupuesto anual que en 2016 para ser destinado al financiamiento del funcionamiento operativo en Misiones, sin un reconocimiento de actualización de costos al 2019, con retrasos en el envío de los fondos, a lo que se sumó la problemática de la “desinversión” y reducción de ingresos de nuevos científicos al plantel”,  indicó en la entrevista con Radio Libertad el Dr. Gustavo Andrés Zurita, investigador Conicet, profesor Facultad de Ciencias Forestales-UNaM y profesional del equipo del Instituto de Biología Subtropical (Conicet -UNaM)

Agregó que para este año, ingresarán sólo tres nuevos profesionales al plantel del Conicet en Misiones, cuando en 2018 habrían ingresado 17 nuevos profesionales.

“De los 450 nuevos profesionales que fueron recientemente aprobados para el ingreso al Conicet,  de un total de 2.595 postulantes, solo 10 serán destinados a las provincias del NEA (Misiones, Corrientes, Chaco y Formosa) para reforzar el trabajo de investigación en la región. El resto, será destinado a otras zonas, principalmente a la región centro del país en su mayoría. Es una reducción drástica para el NEA y sumamente preocupante para Misiones, porque implica un freno en el desarrollo futuro del conocimiento en ciencia y tecnología que se lleva adelante en temas de conservación en la provincia”, advirtió.

El IBS (Instituto de Biología Subtropical), co-gestionado entre Conicet y UNaM, tienen sede en Puerto Iguazú y Posadas. “La decisión de no invertir en forma adecuada en ciencia, y por otro lado, el ajuste económico actual, es lo que impacta en la pérdida de recursos humanos y la falta de presupuestos en el funcionamiento eficiente, lo que hace muy difícil trabajar. El clima de decepción en la comunidad científica es grande, son muchos los que piensan en irse del país”, admitió el investigador.

“Hoy no vemos un mensaje de desarrollo futuro, vemos una señal que indica que no se invertirá en Ciencia y Técnica, y esto afecta el sistema logrado en esta última década que nos posicionó como referentes a nivel mundial por las condiciones y capacidades existentes. Es decir,  se desarma por completo lo logrado hasta hoy e impactará en el futuro. Estos ajustes y cambios de coyuntura, en investigación, terminan afectando hacia los próximos 10 o 15 años”, sostuvo en la entrevista.

 

 

Consideró que “revertir esta situación es una decisión de Políticas de Estado, eso es lo que necesita hoy la Argentina para Ciencia y Técnica,  porque se está hipotecando el desarrollo futuro del país”, insistió en sus declaraciones el profesional del IBS.

En abril la polémica entre el Gobierno Nacional y la comunidad científica se reavivó en todo el país ante la confirmación de que a más de dos mil aspirantes se les negó el ingreso a la carrera de investigador del Conicet . “El gobierno de Macri asumió con el compromiso de elevar a 1,5% del PBI, esa fue la promesa cuando asumieron , y hoy este índice bajó”, sostuvo Zurita.

¿Cuál es la problemática que atraviesan los profesionales del Conicet, en el país en general, y en Misiones en particular?

Hay dos situaciones. Y aprovecho para aclarar ante la confusión que algunos sectores existe: no se redujeron la cantidad de becas que se otorgan para estudios de posgrado, etcétera. Eso no ha disminuido, pero tiene un vencimiento. Y si después de haberse especializado y preparado, no tiene salida laboral, estamos frente a un primer problema

La otra situación es la que vive el plantel de investigadores y todos los profesionales de la ciencia, que son parte del personal de planta del Estado y que llevan adelante los proyectos para el país. Hay ajustes que impactan en el financiamiento y los recursos operativos.

Y que está ocurriendo es que hay una disminución drástica en la cantidad de nuevos investigadores que se suman al sistema. Esto hace a la situación más compleja porque mantenemos a los becados, y disminuimos a la gente profesional que debería entrar. Son profesionales que fueron preparados, capacitados y especializados, con los fondos del mismo Estado, pero no tienen donde insertarse después de haberse preparado para ello. Luego de las becas, se quedan literalmente sin trabajo en el país, y ese conocimiento adquirido en el país empieza a emigrar, porque los jóvenes y nuevos profesionales se irán al exterior a trabajar.

 

¿Y qué está pasando en Misiones en materia de presupuesto?¿Cómo se sostiene el plantel en la provincia?

Este año estamos atravesando una situación compleja en la Región NEA y, en especial en Misiones.

En primer lugar, hubo una reducción de casi un 50% en los ingresos de cantidad de nuevos científicos del país, se concentro más en destinar investigadores a la zona Centro del país. Sobre 450 nuevos científicos aprobados para ingresar al plantel del Conicet, para toda la región NEA solo aprobaron 10 investigadores (para Misiones, Chaco, Formosa y Corrientes). Y para Misiones, sólo tres ingresarán este año. En 2018 habían ingresado 17 nuevos científicos.

Es preocupante. Esto es algo que compromete hacia futuro, porque la gente empieza a envejecer o los profesionales se van, y si no tenemos gente nueva ingresando para continuidad y especialización de las investigaciones, el escenario es difícil.

Los países que son potencias hoy, que tienen una mejor calidad de vida mejor para su sociedad, son justamente aquellos que hay decidido invertir en Ciencia y Tecnología, mantener un sistema a largo plazo con inversiones que son políticas de Estado, no ajustes o cambios según la coyuntura.

Para la comunidad científica lo que está sucediendo es trágico. Algunos años sin destinar dinero adecuado en la Ciencia implica que la gente se vaya, y hay que empezar de nuevo. Hacen falta otros 15 años más para formar gente de nuevo, lo que implica un retroceso significativo esta señal del Gobierno Nacional de desinversión en la ciencia.

El Conicet fue reconstruyendo de forma importante el sistema desde el año 2002, y el rol de la Argentina en la ciencia fue ocupando, incluso, un lugar a nivel mundial.

Pero desde 2015 las cosas empezaron a declinar, situación que se fue acentuando a la fecha.

El gobierno actual asumió con el compromiso de incrementar la inversión en ciencia de 1,5% del PBI; sin embargo esto no sucedió, fue al contrario.

Estamos en un momento en que los científicos e investigadores más capacitados están tomando la decisión de irse del país. Esto es lo más triste, no es solo por el ajuste, sino por la decepción o desilusión de ver que el país no sabe hacia dónde va la Argentina en políticas de Ciencia  y Tecnología. Esa es la señal que se no está dando. Y los científicos argentinos ven que las posibilidades de trabajo son casi imposibles en el país y tienen que tomar una decisión, si quedarse o irse. Esto es lo que está pasando en la actualidad, con este escenario.

 

¿Y cuál es el impacto para el Instituto de Biología Subtropical en Misiones? ¿Qué hacen y cómo afectará esto a los misioneros?

El IBS es un instituto de doble dependencia, del Conicet y de la UNaM, con sede en Posadas e Iguazú (donde trabajan unas 55 personas), con profesionales  biólogos, forestales, genetistas, que principalmente trabajan en líneas relacionadas al manejo forestal y conservación de biodiversidad, por la importancia que tiene para la provincia que persista la selva misionera en el tiempo.

Para el funcionamiento operativo, tenemos aprobados por Nación para 2019 un presupuesto similar en fondos que en  2016, sin actualización, con la inflación vigente. Prácticamente es una reducción a la mitad. Ya estamos en abril y no han pagado lo correspondiente al ejercicio 2019.

Ante las protestas y movilizaciones, el pasado viernes nos han depositado un poco de dinero de lo que corresponde para este año en funcionamiento, pero se destina al pago actualizado de luz, agua e internet y se terminó la plata. Es muy complicado trabajar así.

Por otra parte, también tenemos adquirido financiamiento de proyectos que concursamos y ganamos subsidios del Estado, pero no se pagaron. Te dicen “muy bien presentado, muy interesante, muy relevante, muy importante”, pero no lo han pagado.  O en algunos casos, se paga con dos o tres años de demora. Proyectos que tienen una planificación de costos de 2016,  el dinero te lo dan en 2019 sin actualización. No se puede hacer lo que se dijo en el proyecto que iba hacer con ese dinero, porque lógicamente no alcanza.

En esta situación, la solución es política. El Estado Nacional debe reaccionar, usar a toda este recurso humano formado con una terrible capacidad y aprovecharlo. Somos un número de más de 20 mil personas en la que se ha  invertido en conocimiento.

En Misiones, la solución que nosotros podemos aportar, es pedir a los actores políticos entre Provincia y Nación que se pongan de acuerdo y se optimicen los recursos. Hace falta que funcionen en forma coordinada, hoy funcionan de manera independiente, y se duplican esfuerzos, invirtiendo el poco dinero que se tiene de manera separada. Creemos que con solucionar esto, se dará un gran paso.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *