Pasteras en Corrientes: La extranjerización de la tierra y el impacto ambiental habría superado las diferencias en el debate de los legisladores y espacios políticos

La Cámara de Senadores de la Provincia avanzó por unanimidad con la aprobación de una norma que fue consensuada entre las cámaras empresarias de la foresto-industria, las autoridades y legisladores, para incentivar la instalación de fábricas de celulosa y papel. “Una vez zanjadas estas dudas, el avance de los acuerdos fue mucho más rápido”, explicó el senador radical Noel Bread, vocero del oficialismo.

Por Patricia Escobar 

CORRIENTES (15/4/2019).- Corrientes concentra el 70% de la masa forestal del país. Para industrializarla, la radicación de industrias de celulosa y papel son una opción para el gobierno provincial. La ley que habilitará el marco de regulación de la actividad ya obtuvo el respaldo legislativo en la Cámara de Senadores de la Provincia, que declaró de interés provincial a este tipo de industrias con la modificación del artículo 4º y el Anexo de la Ley Provincial Nº 5067.

La propuesta de ley fue impulsado por los senadores Ricardo Colombi, Noel Breard, Sergio Flinta, Alejandra Seward y David Dos Santos.

Con unas 500 mil hectáreas forestadas, Corrientes lidera el ranking de provincias argentinas con mayor superficie de bosques implantados, y tiene disponible cerca de 3 millones de hectáreas para atraer inversiones forestales, sin competir con otras actividades.

En la actualidad, el desafío es lograr industrializar la materia prima disponible. La radicación de empresas procesadoras de pulpa celulosa papel marrón o pasta kraft es una de las estrategias más atractivas, y tienen proyectos en carpeta de baja escala, pero que esperan las condiciones de financiamiento internacional adecuado para concretarse.

Para darle impulso, la Legislatura Provincial debate una ley que habilite la instalación de esa industria en suelo correntino. El primer paso se dio en el Senado, donde la iniciativa cosechó “un respaldo unánime”, publicó el diario digital La República.

“Los legisladores aprobaron por unanimidad dos proyectos de ley que abren las puertas a la producción de pasta celulosa y papel en Corrientes. La iniciativa busca garantizar el marco jurídico para que las empresas extranjeras y nacionales puedan llevar adelante un emprendimiento de esta magnitud. Cuando hablamos de política de Estado, tanto Gobierno como oposición debemos ponernos de acuerdo y trabajar en consonancia. Quiero remarcar que mientras en Buenos Aires hay acusaciones cruzadas entre el oficialismo y la oposición, en Corrientes en un año electoral dialogamos, nos juntamos y avanzamos en políticas públicas”, habría expresado la senadora del PJ Carolina Martínez Llano.

Por su parte, Nancy Sand, del mismo partido, opinó que en el Senado “primó el criterio común y constructivo para avanzar y tener hoy esta norma, que es muy importante para el desarrollo productivo de la provincia. Tengo la certeza de que esta ley va a permitir generar trabajo”, sostuvo.

Aseguran que el proyecto analizado en el Senado fue sometido a la consideración de las cámaras empresariales, sectores sociales y los diputados, que también participaron de la mesa que analizó y buscó los consensos necesarios, a fin de agilizar su tratamiento en la Legislatura. Por lo tanto, sería una ley a “medida” de lo que el sector foresto-industrial correntino pidió al gobierno de Gustavo Valdés.

 

 

El Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (ICAA) efectuó aportes al proyecto de ley que impulsa la producción de pasta celulosa y papel en Corrientes. Uno de los aspectos más importantes realizado por el organismo, en el marco de lo establecido en la Ley de Tierras Rurales, es que se considera al Parque Provincial y Nacional del Iberá perteneciente a cuerpo de agua de envergadura según el artículo 10 de la ley 26737 (Aquellos que por su extensión y/o profundidad relativas a su capacidad de satisfacer usos de interés general sean relevantes para las políticas públicas en la región en la que se encuentren), tal como solicita la Ley mencionada.

 

También se propuso la reglamentación del artículo 61 de la Constitución Provincial y declarar de interés la instalación de pasteras y posibilitando un instrumento jurídico para las gestiones del Gobernador Gustavo Valdés, ante la Mesa de Competitividad de la Cadena Foresto Industrial, en búsqueda de inversiones para el desarrollo provincial.

Evaluación ambiental

Asimismo, a través de un comunicado difundido a los medios de prensa, explicaron aspectos de la Resolución en cuanto a la normativa ambiental a la que deberán someterse a evaluación los proyectos industriales, en el marco de la Ley Nº 5067 y normas complementarias y demás exigencias legalmente establecidas, específicamente los parámetros indicados en la resolución ICAA N° 184 del año 2017 publicada en B.O el 24 de Abril de 2017 y sus modificatorias posteriores y el monitoreo permanente mientras dure la explotación teniendo en cuenta la Línea de base anterior a la instalación de las industrias celulósicas y / o papeleras.

En cuanto al control, se especificó que el ICAA en forma conjunta con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) y / o alguna otra institución que reúna los requisitos para ello, serán los encargados de realizar el monitoreo ambiental de los parámetros descriptos en la resolución ICAA Nº184 del 20 de Abril de 2017 (publicada en B.O el 24 de Abril de 2017).

Parámetros para las MTD

Atento a que no existía una regulación específica en la provincia de Corrientes en lo atinente a los efectos ambientales que producen los Establecimientos Industriales de Pasta, Papel y Cartón, resultó necesario llenar ese vacío legal, con el dictado de normas que tiendan a regular dicha actividad.

Es así que en abril de 2017 el ICAA dictó la Resolución 184/17, que en su artículo Nº 1 adopta las Conclusiones del Parlamento Europeo y del Consejo, sobre las emisiones industriales, que establece las Mejores Técnicas Disponibles (MTD) para la Producción de Pasta, Papel y Cartón, la cual forma parte del Anexo de la Decisión de Ejecución de la Comisión de fecha 26 de septiembre de 2014.

A su vez la normativas señala que los titulares de los Establecimientos Industriales destinados a la Producción de Pasta, Papel y Cartón deberán someterse al proceso de Evaluación de Impacto Ambiental en el marco de la Ley N° 5.067 y normas complementarias.

Para el dictado de dicha resolución se consultaron normativas, provinciales y de países limítrofes, que regulan la calidad del vuelco de efluentes a cursos de agua.

Un sector con potencial

Argentina tiene plantadas más de 1,2 millones de hectáreas de bosques cultivados, principalmente en la Mesopotamia. Corrientes es la provincia con mayor superficie forestada, con 530.000 hectáreas. Eso la convierte en la provincia con mayor superficie forestal del país y que a la vez mayor potencial de crecimiento de esa superficie posee gracias a las casi 3 millones de hectáreas aptas para la implantación forestal que la provincia posee. Asimismo, la superficie forestada actual se caracteriza por estar casi en un 40% certificada, lo cual es una garantía de la trazabilidad y de las buenas prácticas de manejo implementadas.

Santo Tomé, con 150.000 hectáreas, e Ituzaingó, con 90.000, son los departamentos que tienen mayor superficie forestada. En esta última se instalaría una fábrica de papeles marrones (Proyecto Ysiry Cuatiá) hacia el 2021. El puerto y desarrollo de la hidrovía facilitan la salida de la producción en esa zona.

En la actualidad, la industria forestal moviliza una producción de 11 millones de metros cúbicos/año en madera, en la que el sistema de aserraderos instalados absorbe solamente 2,5 millones; 2,5 millones van para otras provincias y otros 2,5 millones, al exterior.
Por ello, la estrategia oficial para desarrollar el potencial al máximo es fortalecer las tres patas del sector: generación de biomasa, instalación de pasteras y papeleras y radicación de más aserraderos.

“Es una actividad estratégica, su desarrollo va a significar generación de empleo y divisas. Teníamos dos problemas a resolver: minimizar el impacto ambiental y algún planteo constitucional que podría generar falta de seguridad jurídica para los inversores”, explicó a diario República el senador radical Noel Bread, quien ofició de vocero del oficialismo. “Lo que estamos haciendo es en el marco del proceso de un plan que tiene el Gobierno de la Provincia y que consensuamos con la oposición. Es un plan estratégico para pasteras papeleras y derivados”, comentó respecto a la normativa aprobada.

El PJ despejó su inquietud sobre la extranjerización de la tierra y el impacto del medio ambiente. Una vez zanjadas estas dudas, el avance de los acuerdos fue mucho más rápido.
En las reuniones de los últimos meses, los diputados del PJ fueron parte del análisis e hicieron una serie de aportes al proyecto de ley. De esa manera, los senadores garantizaron que el proyecto “no se trabe y logre pronto la media sanción de la Cámara baja”, explicaron. Estiman que en las próximas semanas el proyecto obtendría la otra media sanción de diputados.

El mejor aprovechamiento de los bosques cultivados es lo que ocupa a la gestión de gobierno de Valdés.

“Es la oportunidad de atraer inversiones por varios miles de millones de dólares. Corrientes es la provincia que reúne las condiciones para ser el escenario de ese desarrollo, no solamente por la disponibilidad y calidad de materia prima actual, sino también por el potencial de crecimiento en superficie (3 millones de hectáreas), altas tasas de crecimiento (20-35 m3/ha/año), menores turnos de corte, precio accesible de la tierra y fortaleza institucional sectorial”, señalaron en la publicación.

La provincia es una de las pocas que tiene una reglamentación ambiental aprobada en abril de 2018 (Resolución 184/2017), específica en cuanto a la producción de celulosa y papel. En la misma se refiere a los patrones mínimos y mejores técnicas disponibles (MTD) de carácter obligatorio, que deben ser cumplimentados por todas aquellas empresas celulósicas y del papel que están instaladas o pretendan instalarse en el territorio provincial.

La industria de pasta celulósica es una de las mejores alternativas para responder a la situación provincial planteada con anterioridad. Este tipo de proceso se complementa con el entramado industrial actual, incrementando el consumo de madera, valorizando la masa forestal y sus subproductos, diversifica la oferta, reactiva la inversión en cultivo y otros componentes de la cadena, además de ser una fuente de generación de energía renovable apta para el fortalecimiento de la red eléctrica provincial.

 

Fuente: Diario La República y Comunicado de Prensa de la Resolución del ICAA.

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *