La chilena Masisa se desprenderá de sus activos forestales en la Argentina y replantea sus inversiones en la región

Finalmente, después de desprenderse de sus activos industriales y vender a la austríaca EGGER su complejo industrial ubicado en Concordia, en octubre de 2017, trascendió que el grupo de capitales chilenos vende sus activos forestales (Forestal Argentina SA) y se achica su participación en la actividad en la Argentina, como también en Chile. Para avanzar en este proceso contrató al banco UBS Investment Bank. Habría un fondo de inversión interesado en la compra.

Fuente: Ambito

 

BUENOS AIRES (12/4/2019).- “A la empresa ya no le interesa tener activos forestales, su estrategia de negocios está enfocada a potenciar su estructura industrial y la venta de las hectáreas implantadas también vendría de la mano de la necesidad de recaudar capital para futuras inversiones”, trascendió  según una nota enviada el miércoles a la Comisión de Valores de Chile en la que explican que su objetivo es “potenciar su nueva estrategia comercial con foco en el Pacífico y en el cliente final”.

La empresa se ubica entre las líderes en producción y comercialización de tableros de madera para fabricar muebles de América Latina.

Masisa decidió ceder unas 54 mil hectáreas de pinos y eucaliptus, operaciones forestales radicadas en Entre Ríos. “Se concentrará en la producción y venta de tableros para fabricar muebles”, indicaron desde la compañía, según una reciente publicación de Ámbito Financiero.

El grupo de capitales chilenos habría puesto en venta sus activos en la Argentina en el marco de “una nueva estrategia comercial y organizacional”, comunicaron desde la firma.

La noticia trascendió ante una nota enviada el miércoles a la Comisión de Valores de Chile en la que explican que su objetivo es “potenciar su nueva estrategia comercial con foco en el Pacífico y en el cliente final”.

Según el escrito, “el directorio consideró que para este nuevo foco la integración vertical no es determinante, por lo cual este proceso representa una gran oportunidad para maximizar el valor de los activos forestales y para generar valor tangible para todos los accionistas de la sociedad”. Para avanzar en este proceso contrató al banco UBS Investment Bank.

En este contexto, desde Masisa se precisó que los activos forestales en Chile consisten en 56.190 hectáreas de uso forestal plantadas principalmente con pino, mientras que en Argentina corresponden a 54.398 hectáreas plantadas con eucaliptus y pino.

“Básicamente a la empresa ya no le interesa tener activos forestales, su estrategia de negocios está enfocada a potenciar su estructura industrial y la venta de las hectáreas implantadas también vendría de la mano de la necesidad de recaudar capital para futuras inversiones”, señalaron.

En 2014 Masisa ya había concretado la venta de 32.500 hectáreas plantadas en las localidades chilenas de Temuco y Valdivia a la firma estadounidense Hancock por las que recibió u$s204 millones.

Actualmente, la compañía posee siete complejos industriales de tableros distribuidos en Chile, Venezuela y México. Su capacidad instalada industrial llega a los 2.127.000 metros cúbicos anuales para la fabricación de tableros, además de 974.000 metros cúbicos anuales para recubrimiento de tableros con papeles melamínicos y folios. Posee, además, una capacidad anual total de 212.000 metros cúbicos de madera aserrada.

Desde Masisa esperan concretar la venta de los activos forestales en Chile y Argentina en el segundo semestre de este año. Tras esta venta, solo mantendrá bosques en Venezuela, donde posee 40.000 hectáreas propias, mientras que otras 107.000 hectáreas las tiene en calidad de usufructo.

Desde la empresa no hubo mención sobre el monto que espera recaudar, pero la prensa chilena especuló que sólo en ese país superaría los u$s200 millones.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *