Con más de 6 mil hectáreas recuperadas tras un acuerdo con la UNLP, los Pueblos Originarios siguen su lucha silenciosa por su territorio en Misiones

Esta semana, la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) acordó con comunidades Mbyá Guaraní del Valle del Arroyo Cuña Pirú ceder la propiedad de sus tierras en la provincia. Se trata de 6035 hectáreas que serán transferidas a las comunidades Yvy Pyta, Ka’aguy Poty, Kapi’i Poty, Yvytu Pora y Ka’aguy Miri Rupa, en Aristóbulo del Valle. El acuerdo llegó después de 12 años de la judicialización del conflicto. “Es un avance histórico”, señalaron desde el Rectorado.  Sería el segundo caso de reconocimientos de derechos de tierras de Pueblos Originarios, después del acuerdo del Lote 8 en el área de la Reserva de Biosfera Yabotí, en Misiones. 

Por Patricia Escobar 

 

BUENOS AIRES Y MISIONES (31/3/2019).- La superficie de 6.035 hectáreas en los departamentos misioneros de Libertador San Martín (municipio de Ruiz Montoya) y Cainguás (municipio de Aristóbulo del Valle) estaban jurídicamente en manos de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) desde hace 25 años. La reserva, en su mayoría de bosques cultivados y montes nativos, había sido donada por la empresa papelera Celulosa de Argentina en el año 1992, con las comunidades que allí habitaban desde hace más de 100 años.

La Universidad utilizaba la reserva para actividades académicas y de investigación. Las facultades de Ciencias Naturales y Ciencias Agrarias han realizado allí distintos trabajos sobre biodiversidad y antropología.

Las comunidades Mbyá Guaraní que habitaban el lugar iniciaron hace mas de 12 años una lucha legal por la recuperación de su territorio, acompañados por el asesoramiento jurídico del EMIPA (Equipo de Pastoral Aborigen en Misiones).

Sobre Aristóbulo del Valle está ubicada la mayor parte del predio, que está dividido por la ruta provincial 7 y el arroyo Cuña Pirú. Es una zona donde la Provincia de Misiones, por medio de la Ley de áreas naturales protegidas, decidió establecer el corredor verde con restricciones al uso de la misma.

La decisión de firmar este acuerdo “es un avance histórico”, señalaron desde la UNLP al dar a conocer la decisión. El acuerdo fue firmado el 28 de marzo en sede judicial entre la casa de estudios y las cinco comunidades mbya guaraní que habitan en el Valle de Cuna Pirú, en la provincia de Misiones, por el cual la UNLP ratificó su voluntad de transferirles en forma definitiva la propiedad de esas tierras.

El secretario de Asuntos Jurídicos y Legales de la Universidad, Julio Mazzotta, rubricó el acuerdo judicial con los caciques de las comunidades Yvy Pyta, Ka’aguy Poty, Kapi’i Poty, Yvytu Pora y Ka’aguy Miri Rupa. Ahora sólo resta que el juez que interviene en la causa homologue el acuerdo, que beneficiará a cerca de 1.500 personas.

De este modo, y en cumplimiento con lo dispuesto por el Consejo Superior en el año 2014, Universidad Nacional de La Plata aprobó la realización de los trámites necesarios para ceder en favor de las comunidades originarias la totalidad de las 6.035 hectáreas que posee en la Reserva del Valle del Arroyo Cuña Pirú, en el Centro de la Provincia de Misiones. El juicio encuentra así su punto final, en caso de que se produzca la homologación del acuerdo, tras doce años de tramitación en los estrados judiciales.

 

Tras conocerse la definición, el presidente de la UNLP, Fernando Tauber expresó que “este acuerdo nos deja profundamente satisfechos porque nos permite ratificar de manera firme e indubitable nuestra convicción de reconocer los derechos de los pueblos originarios sobre estas tierras”.

El titular de la Universidad recordó además que “desde hace más de una década que –con el apoyo del Consejo Superior de esta Casa- tomamos la decisión de avanzar por este camino que hoy desemboca felizmente en la restitución de las tierras a las comunidades mbya”. Y agregó: “hubiéramos querido que este acuerdo llegara mucho antes, pero a veces los tiempos de la justicia se imponen a nuestros deseos, y eso debe ser respetado”.

Por su parte -en declaraciones a medios locales- el cacique de Ka`aguy Poty y maestro de la escuela primaria, Eliseo Chamorro, expresó su “alegría y orgullo por el gran logro obtenido por las familias guaraníes. Esto también nos da fuerzas para seguir luchando por las otras necesidades que las comunidades necesitan”. Ka`aguy Poty es la única comunidad del Valle del Cuña Pirú que, además de escuela primaria, cuenta con secundaria, “de nuestra comunidad tenemos 111 chicos que asisten a la primaria y 50 al nivel secundario” explicó.

Los líderes mbyá-guaraníes expresaron su agradecieron a los abogados Julio García y Roxana Rivas y al Equipo Misiones de la Pastoral Aborigen (EMIPA), integrado por Vasco Baigorri y Kiki Ramírez. 

Una lucha silenciosa, pero firme

Vasco Baigorri, de EMIPA, indicó sobre el acuerdo que “es un avance en la lucha que los Pueblos Originarios llevan en Misiones por recuperar su territorio. Este es un conflicto de muchos años que se resolvió aplicando el derecho y la buena voluntad de las partes en solucionar el conflicto y llegar a este final”, precisó en contacto con ArgentinaForestal.com.

Agregó que en la provincia, sumado al acuerdo de la UNLP se logran recuperar dos territorios de las  comunidades: “El primero fue el conocido como el Lote 8 en la Reserva de Yabotí –aunque sigue el tema del camino interno por el PP Moconá- que cedió la familia Laharrague y ahora este segundo caso, con la Universidad. Los pueblos siguen su lucha silenciosa, pero constante, por la recuperación de su territorio”, expresó Vaigorri, quien junto a Kiki Ramirez acompañaron el proceso a las comunidades con el  asesoramiento del equipo de  jurídico de las organizaciones.

“Este juicio tiene 12 años, pero la lucha más de 17 años. Todo el equipo de EMIPA Misiones acompañó en estos años la lucha de las comunidades desde inicio de su búsqueda por la recuperación de su territorio. Hubieron cientos de reuniones en la UNLP en Buenos Aires, como también en Aristóbulo del Valle, muchos trámites, por lo que para todos este paso es una gran noticia”, concluyó.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *