Ambientalistas de Misiones exigen a la Secretaria de Agroindustria de la Nación que informe sobre el proyecto de maíz transgénico

Integrantes del Frente Ciudadano Ambiental Kaapuera enviaron ayer (21 de marzo de 2019) una Carta Documento exigiendo a la Secretaría de Gobierno de Agroindustria de la Nación los alcances del acuerdo que firmaron con la Asociación Maíz y Sorgo Argentino (Maizar) a través del cual se impulsa la plantación de maíz transgénico a gran escala en la provincia de Misiones.

 

MISIONES (22/03/2019).- “Una vez que se notifica el recibimiento de la Carta Documento, los responsables del organismo nacional tienen 15 días hábiles para contestar el requerimiento”, indicó Martín Ferroni, abogado e integrante de Kaapuera.

El letrado explicó que la solicitud de información se enmarca en la Ley N° 25.831 de Presupuestos Mínimos de Libre Acceso a la Información Pública Ambiental. “Necesitamos todos los misioneros que Nación explique los  términos de referencia del plan de Maizar y las normas legales en que se encuadran, el estado de ejecución, identificando las acciones y actividades que se hayan realizado como consecuencia de este plan y/o convenio, las localizaciones geográficas y el área donde se ha ejecutado y lo que se proyecta ejecutar, como así también los estudios de impacto ambiental que se realizaron, y los términos utilizados para la obtención del consentimiento libre e informado de comunidades indígenas de Misiones”, dijo Ferroni.

 

Pequeños y medianos productores, organizaciones socio ambientales y agrarias, catedráticos e investigadores han expresado preocupación con la decisión del Gobierno de la Nación de impulsar la plantación de 250.000 hectáreas con maíz genéticamente modificado en Misiones por el impacto social, rural y ambiental que podría generar, teniendo en cuenta que su aplicación conllevaría a la aplicación masiva de agrotóxicos, y experiencias en otros países han tenido resultados negativos para la agricultura familiar.

La situación, agravada porque no se ha brindado información oficial detallada del plan, originó el Colectivo No a los Transgénicos con un documento que advierte consecuencias irreversibles, escrito que sumó casi 5.000 adhesiones, entre las que se destacan el apoyo de referentes mundiales y nacionales, como la científica, filósofa y activista, Vandana Shiva; la doctora Mira Shiva; y el periodista inglés Charles Patel, y la argentina Soledad Barruti, quien escribió los libros “Mala Leche” y “Mal”, precisaron en un comunicado de prensa.

 

Fundamentos legales 

Ferroni consideró que el programa Nación – Maizar resta libertad a los agricultores de Misiones.  “El uso de semillas homogeneizadas cercena a los agricultores la libertad sobre los modos de obtención, producción, investigación, innovación, almacenamiento, conservación, intercambio, comercialización, distribución y consumo de semillas; todo esto lo tienen con las semillas nativas y criollas, no con las genéticamente modificadas”, dijo.

 

Ligado a esto, recordó que si el Estado promueve el uso de este tipo de semillas transgénicas “estamos ante un acto ilegal, por cuanto el acto jurídico que habilita deviene en inconstitucional, al contradecir los preceptos de la Convención Sobre la Diversidad Biológica, a la que la Argentina adhirió mediante la sanción de la Ley 24.375, y que declara ‘…de interés público y libres de todo derecho de propiedad intelectual las semillas nativas y criollas, las semillas elaboradas, generadas y/o mejoradas con recursos públicos, así como los conocimientos tradicionales asociadas a ellas’.

 

Pero además, continuó, “es este un acto inconstitucional, por cuanto siendo la provincia de Misiones un territorio comprendido en los términos del Convenio N° 169, de la OIT, de rango Constitucional en la Argentina desde año 2011, se debió, previo a la implementación y ejecución de este proyecto, someter al consentimiento previo, libre e informado de nuestras comunidades indígenas”.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *