Con bitrenes sumarán competitividad a la estrategia de logística de Arauco para reducir costos

Arauco Argentina, la empresa foresto-industrial más grande del país instalada en el norte de Misiones, señaló que este año su apuesta fuerte serán los bitrenes como una alternativa para reducir costos de logística y, además, incrementar la capacidad de transporte dado que esto es un recurso escaso.

Fuente: La Nación

 

BUENOS AIRES (24/2/2019).- Arauco  cuenta con ocho bitrenes y el objetivo es “seguir sumando”, según dijo a La Nación el gerente de Asuntos Corporativos de Arauco Argentina SA, Pablo Ruival.

Los prestadores de servicios forestales están efectuando importantes inversiones en bitrenes al igual que la compañía.

 

“La Argentina tiene un enorme potencial para la industria forestal, el problema es la distancia a los puertos que encarece el transporte. El tren no está en condiciones, la hidrovía funciona por debajo de sus enormes posibilidades. Quedan los camiones, pero son un recurso limitado y las rutas tienen determinada capacidad”, describe el directivo de la ex Alto Paraná.

 

Para la compañía, tras haber logrado sortear todos los obstáculos para avanzar en la habilitación de uso de bitrenes en las rutas argentinas, será un “paliativo importante” que permite “más carga, mejores costos, más seguridad y menos daño a las rutas”. La baja de costos ronda 30% frente a los camiones. Según explicaron desde Arauco, “se divide entre todos los eslabones; el transportista gana más; el conductor gana más y la empresa paga menos”. De esta forma, aumenta cerca de 75% el volumen de carga en el mismo espacio.

 

En el país, otras industrias también han incorporado bitrenes, como la cementera, acero, bebidas y agroalimentaria.

 

Arauco Argentina cuenta con un patrimonio de 230.000 hectáreas de plantaciones forestales y bosques nativos, que abarca una mitad en estado de reservas naturales y la otra posee tierras productivas implantadas con pinos. La superficie se reparte entre Misiones y el delta en la zona de Zárate (unas 30.000 hectáreas).

 

En Misiones, la empresa de capitales chilenos tiene la mayor fábrica de celulosa del país, y la última inversión en el sector (data de los 80); un aserradero (también el más importante del país) y una fábrica de tableros de MDF. En Zárate cuenta con producción de aglomerados y en San Lorenzo, con un puerto y una fábrica de resinas.

 

Con 1800 empleados directos y 4000 indirectos, el mercado de la compañía se reparte en partes iguales entre el interno y el externo. “Esta industria tiene un factor multiplicador muy alto”, dice Ruival a La Nación. “Es un sector de un potencial único; la Argentina podría tener varias plantas de celulosa como las de Uruguay generando divisas y miles de puestos de trabajo; modificando sustancialmente la vida económica de la Mesopotamia y siendo al mismo tiempo una actividad clave para que la Argentina pueda cumplir con los compromisos asumidos en materia de medio ambiente”, agregó respecto al potencial de crecimiento del sector.

 

Enfatiza que para cortar un árbol “hay que tener 20 en crecimiento” y que el bosque implantado hace una mayor captura del dióxido de carbono porque está en desarrollo.”Todos los derivados de la industria son biodegradables y reciclables; es una industria virtuosa”, destacó el directivo de Arauco.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *