La Patagonia atrae por el impactante paisaje del Parque Nacional Lanín, un paraíso de bosques y lagos en el sur del Neuquén

Una excursión inolvidable se disfruta hasta el paso Hua Hum, en la frontera con Chile. El parque tiene más de 400 mil hectáreas en las ecorregiones Bosque Patagónico, Altos Andes y la estepa.

Fuente: Los Andes

 

NEUQUÉN (17/2/2019).- Córeado en mayo de 1937, el Parque Nacional Lanín, al sur de la provincia de Neuquén, cobija más de 400 mil hectáreas en las ecorregiones Bosque Patagónico, Altos Andes y la estepa. Si bien su imagen más reconocida es la del volcán Lanín, de 3.776 metros de altura, el área protegida abarca más de veinte lagos glaciarios, saltos, ríos y cascadas. Uno de los rincones menos visitados, que atesora secretos de la Naturaleza e historias de poetas, es el extremo sudoeste del Parque Nacional, junto a la frontera con Chile, en las seccionales de guardaparques Queñi y Hua Hum.

Para llegar desde San Martín de los Andes hay que recorrer primero la ruta 40hacia el noreste -en dirección a Junín de los Andes-, desviar en la primera salida hacia la izquierda y transitar 50 kilómetros por la ruta provincial 48, de ripio, hacia el paso internacional Hua Hum. Allí, el lago Lácar se alarga en el lago Nonthué, que cruza la frontera con Chile transformado en el río Hua Hum, antes de desaguar en el lago Pirihueico.

 

 

En el paraje Hua Hum hay una hostería con restaurante, una playa y un muelle. Las sorpresas empiezan a aparecer 800 m antes de llegar a la Aduana argentina, en el Museo de Sitio Hua Hum, más conocido como “Castillito van Dorsser”.

Aunque a principios de la década de 1940 vivían allí unas mil personas, hoy sólo quedan en pie el edificio de la Aduana y el castillo, declarado “Edificio histórico”.

 

Selva valdiviana

Hacia el este se respira la atmósfera fresca de la selva valdiviana, donde caen entre 3 mil y 4 mil milímetros de precipitaciones anuales. Tras cruzar el arroyo Acoi, la segunda mitad de la travesía solo es aconsejable para camionetas 4×4 o vehículos altos con conductores avezados. También se puede llegar hasta el arroyo con el auto y completar el recorrido a pie.

Antes de llegar al lago hay un desvío hacia la cascada Chachín. A pocos metros del estacionamiento y una proveeduría comienza un sendero interpretativo de 1.200 metros, que demanda unos 30 minutos de caminata por la selva, dominada por coihues, lengas, ñires, robles pellín, raulíes y ejemplares de mañiú.

 

Con más de 30 m de caída, Chachín es uno de los mayores saltos de agua de la región. El río Chachín corre encajonado entre las piedras y el espectáculo natural se torna aún más interesante cuando un enorme arcoíris empieza a coronar la postal.

De vuelta en el camino principal y tras vadear dos arroyos y un río, el lago Queñiexhibe sus aguas verdosas. Un camping agreste invita a descansar sobre una hamaca paraguaya o practicar pesca deportiva. Desde allí, una caminata de 4 km conduce a las termas de Queñi, donde el agua brota a más de 50°, cargada de minerales.

En esos pozones se sumergió Pablo Neruda en el otoño de 1949. Forzado al exilio, el poeta atravesó la Cordillera a caballo con cuatro acompañantes y encontró en esas aguas calientes algo de reparo. En 1971, cuando Neruda recibió el Premio Nobel de Literatura, recordó aquel periplo cargado de riesgos, miedo y soledad: “En aquella larga jornada encontré las dosis necesarias a la formación del poema. Allí me fueron dadas las aportaciones de la tierra y del alma”.

 

INFORMACIÓN DE INTERÉS GENERAL

Entrada al Parque Nacional, $ 160 Adultos; de 6 a 12 años, $ 80; estudiantes, $ 70; jubilados, gratis.

En Buenos Aires, Carlos Pellegrini 657, tel. 3985-3800, interno 11010.

En San Martín de los Andes, (02972) 42-7233/0664.

informeslanin@apn.gob.ar / informes@apn.gob.ar / lanin@apn.gob.ar www.pnlanin.org / www.sanmartindelosandes.gov.ar / www.parquesnacionales.gob.ar / www.neuquentur.gob.ar

 

TE PUEDE INTERESAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *