De la celulósica Klabin a la minera Vale: ¿quien es el ejecutivo Fabio Schvartsman?

El actual presidente de la minera Vale SA, Fabio Schvartsman, quien enfrenta su mayor desafío frente a la tragedia humana y ambiental que provocó el colapso de la represa en Brumadinho, en Minas Gerais, ganó posicionamiento global corporativo en su paso por Klabin, compañía en la que lideró la expansión en la industria de papel y celulosa. Fue el líder del mega proyecto Puma, que alzó la mayor y más competitiva fábrica de celulosa del mundo, en una inversión de más de R $ 8 mil millones.

Fuente: Época / Globo

 

BRASIL (31/1/2019).- Ante una decena de periodistas, Fabio Schvartsman tuvo que enfrentar sin respuestas reiteradas conferencias de prensa desde el viernes (25) para explicar la tragedia que acababa de suceder, la mayor en el país por las dramáticas consecuencias humanas y ambientales provocas por la minera de Vale en Brumadinho, en Minas Gerais.

Schvartsman se lo nota abatido en las ruedas de prensa, consternado, ya que a diferencia de lo sucedido en Mariana en 2015, esta vez la tragedia humana superaría los daños ambientales. Pero la postura de este ejecutivo fue la de no esconderse ni amenizar el tamaño del problema.

Hace casi dos años, en marzo de 2017, Schvartsman asumió la presidencia de la mayor minera del mundo con el lema: “Nunca más mariana”.

¿Pero quién es este ejecutivo que estaría a punto de ser expulsado de Brasil?. El directivo es considerado en el mercado como uno de los más experimentados ejecutivos brasileños. Ingeniero formado por la Escuela Politécnica de la Universidad de São Paulo (USP), tiene más de 40 años de carrera en empresas importantes.

En la minería, sin embargo, Vale fue su primera experiencia. Su posicionamiento global fue en Klabin, líder de la industria de papel y celulosa, donde el ejecutivo fue el responsable del mega proyecto Puma, que alzó la mayor y más competitiva fábrica de celulosa del mundo, en una inversión de más de R $ 8 mil millones. 

Consternado. El presidente de Vale, Fabio Schvartsman, tras la conferencia de prensa del viernes 25 de enero de 2019

 

La planificación y la ejecución de este proyecto fueron consideradas como uno de los puntos altos de la trayectoria de Schvartsman en el mundo corporativo, recordó un ejecutivo del sector de papel y celulosa, que acompañó al proyecto Puma.

“Klabin subió de nivel con la ejecución de ese proyecto, que fue una obsesión de Fabio, con él, Klabin dobló su capacidad de producción y ganó musculatura en el mercado internacional”, afirmó el ejecutivo, que destaca la capacidad de liderazgo de Schvartsman y su habilidad con las finanzas.

 

Exactamente por eso, en el Grupo Ultra, Schvartsman llegó al puesto de director financiero y su nombre estaba entre los que podrían asumir la presidencia de la compañía. Sin embargo, fue preterido por el presidente del Consejo de Administración, Paulo Cunha, y el escogido acabó siendo Pedro Wongtschowski, que venía de Oxiteno, compañía que actúa en el sector químico. Frustrado, Schvartsman dejó la empresa y se fue a Klabin. En su currículo, constan también pasajes por los Consejos de Administración del Pan de Azúcar, Gafisa, Contax y el Hospital Albert Einstein.

 

Entre algunos analistas, Fabio Schvartsman es comparado al ejecutivo Roger Agnelli, que presidió la Vale durante diez años. Agnelli, que hizo carrera en Bradesco y consolidó a Vale como la mayor productora global de mineral de hierro, era considerado un “hombre de mercado”, que pautaba su actuación por los intereses de la empresa y no del gobierno. Schvartsman también tiene ese perfil, según la evaluación de los analistas.

 

“Schvartsman transformó a la Vale de un monstruo consumidor de caja en una propuesta de inversión de crecimiento racional y enfocada en las inversiones”, escribió Paul Gait, analista de Bernstein Research, en uno de sus recientes informes, afirmando que la compañía dejó de comportarse como un estado en la gestión actual y ha ganado el estadomayor minera de empresa , tales como Rio Tinto y BHP.

 

Bajo la batuta de Schvartsman, la deuda de Vale cayó de más de 23.000 millones de dólares a unos 10.000 millones de dólares. El año pasado, la minera anunció dividendos de R $ 7,7 mil millones a sus accionistas y programa de recompra de acciones de R $ 1 mil millón, mostrando confianza de la empresa en su propio desempeño. La analista de XP Inversiones, Karel Luketic, afirmó en la época que la minera estaba entrando en el mayor ciclo de dividendos de su historia, que podría durar años.

 

El desastre de Brumadinho deberá cambiar ese pronóstico y los planes de Schvartsman. Entre ellos, Vale deberá posponer sus proyectos de cobre y níquel, estrategia que estaba en la pauta para huir de la desaceleración de la economía china, principal comprador del mineral de hierro de Vale. Después del accidente, la compañía también anunció que no pagará dividendos a sus accionistas y que los principales ejecutivos, incluyendo Schvartsman, quedarán sin los bonos.

 

l lunes, el presidente de la República en ejercicio, Hamilton Mourão, afirmó que el eventual alejamiento de la directiva de Vale durante la investigación de la responsabilidad por el rompimiento de la represa está siendo estudiado por el grupo de crisis constituido por el gobierno. A finales del año pasado, Schvartsman había extendido su contrato con la Vale hasta 2021.

 

TE PUEDE INTERESAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *