Banco Mundial respalda una nueva alianza con Paraguay con foco en el Capital Humano

El directorio ejecutivo del Grupo Banco Mundial (GBM) respaldó hoy el nuevo acuerdo marco de “Alianza País” con Paraguay, que establece el programa de operaciones y asistencia técnica para el periodo 2019-2023. El plan de trabajo acompaña los esfuerzos de este país “por evolucionar hacia un modelo económico sostenible” y apoya en forma decidida “la inversión en capital humano y las mejoras en la lucha contra la corrupción y el fortalecimiento institucional”, asevera en un comunicado publicado en la pagina oficial del organismo internacional.

 

ESTADOS UNIDOS (22/1/2019).- “La estrategia paraguaya diseñada con el Grupo Banco Mundial contribuirá a apuntalar la visión del Gobierno en Educación, Salud y Protección Social que fortalezca el capital humano del país y la agenda de mejora en la eficiencia del estado. Paraguay busca aliados estratégicos que ayuden a instalar una agenda de desarrollo innovadora que afronte los desafíos del mundo globalizado, por ello, nuestra alianza con el Banco es muy importante”, afirmó Benigno López, Ministro de Hacienda de la República de Paraguay.

 

La nueva estrategia del GBM se alinea claramente con el Programa de Gobierno “Paraguay de la Gente 2018-2023” cuyos objetivos principales son fortalecer el estado de derecho, apostar por las personas como motores de crecimiento y mejorar la competitividad de la economía.

 

“Paraguay enfrenta el gran desafío de mantener altos niveles de crecimiento para acabar con la pobreza y promover la prosperidad compartida, conservando los recursos naturales como base de la competitividad del país y asegurando que los sectores más pobres puedan participar activamente de los beneficios de este crecimiento inclusivo. El manejo inteligente del capital natural, la diversificación económica y la inversión en los jóvenes, para realizar la promesa del bono demográfico, son clave en la Alianza País”, expresó Jesko Hentschel, Director del Banco Mundial para Paraguay, Argentina y Uruguay.

 

 

ALIANZA PAÍS

La Alianza País identifica tres áreas temáticas para el apoyo del GBM: promover instituciones responsables y mejorar el clima de negocios; reducir la volatilidad, fortalecer la gestión del capital natural y la economía rural; y fortalecer el capital humano. La Alianza incluirá, por ejemplo, apoyos específicos a la Dirección Nacional de Aduanas para una mayor eficiencia de sus mecanismos de control, así como la agilización de las importaciones y exportaciones, y a la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas para mejorar la eficiencia del gasto público. Igualmente se incluyen iniciativas para promover mejoras en el clima de negocios que permitan reducir el tiempo y el costo de crear empresas y acceder más fácilmente a créditos que beneficiaran sobre todo a los pequeños emprendedores.

 

La Alianza también promoverá el acceso a mercados de los pequeños agricultores y su protección frente a eventos climáticos, la universalización del acceso a la asistencia médica primaria para los más vulnerables, y la mejora del gasto público en desarrollo social, así como reducir la inequidad en el acceso al sistema educativo y mejorar los resultados de aprendizaje de los estudiantes paraguayos. Para que estos esfuerzos sean sostenibles en el presupuesto público el GBM también seguirá trabajando por lograr una política fiscal con mayor equidad.

 

El IFC, el brazo de promoción del sector privado del GBM “ofrecerá productos financieros y servicios de asesoría, enfocándose en infraestructura y logística para la mejora de la conectividad física y digital, la mejora de la competitividad del sector agroindustrial y la inclusión financiera a través de mayor acceso a financiamiento para pequeñas y medianas empresas”, expresó David Tinel, gerente regional del IFC para Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay.

 

El GBM en su dialogo con Paraguay prevé asistencia técnica, para informar los procesos de toma de decisión, así como financiera. A través de la asistencia técnica, desarrollamos un trabajo analítico específico para el país, como estudios de fuentes de crecimiento, gasto público o valuación de recursos naturales, entre otros. Se prevé que el apoyo financiero para 2018-2023 sea de hasta US$1.000 millones de dólares en operaciones tanto para el sector público a través del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), como para el sector privado a través de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés). El Organismo Multilateral de Garantías de Inversiones (MIGA, por sus siglas en inglés) también tendrá un rol activo durante la implementación de la estrategia con el objetivo de promover un mayor nivel de inversión extranjera directa en el país.

 

Actualmente la cartera del Banco Mundial en operaciones con el sector público consiste en tres préstamos por un total de US$301 millones en infraestructura y desarrollo rural. Por su parte, la cartera de la Corporación Financiera Internacional es de US$195 millones en proyectos para el sector financiero, de manufactura, agroindustria y energía, incluyendo US$34 millones de movilización.

TE PUEDE INTERESAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *