Mendoza buscará incrementar su superficie forestal en la próxima década

El empresario maderero y contador Sergio Videla, es secretario de la Asociación de Madereros y Afines de Mendoza (Adema), y en una entrevista con el diario digital Los Andes se refirió a las perspectivas del sector en la provincia: “Exportar productos de madera es un objetivo para Mendoza”, aseguró. La provincia cuenta con una superficie forestada de 10 mil hectáreas, y confía en lograr aumentar las plantaciones con la prórroga de la ley 25.080.

Fuente: Los Andes

 

MENDOZA (13/1/2019).- El referente de la industria en la provincia, Sergio Videla, describió el plan de recuperación que llevan adelante, a pesar de ser uno de los rubros golpeados por los problemas macroeconómicos.

“En la Cámara aglutinamos tres subsectores. El primero es el que integran forestación y aserraderos, el segundo formado por carpinterías y mueblerías, por último el dedicado a la construcción en general”, explica Videla.

“Por lo tanto, la realidad y las políticas de desarrollo de cada uno de los subsectores están bien diferenciadas, pero compartimos la necesidad de contar con políticas económicas previsibles para los próximos 10 años para poder fomentar la inversión en la plantación del árbol”, agrega el representante de Mendoza en la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (Faima).

 

-¿Cuánta es la superficie forestada en Mendoza?

-El año pasado realizamos desde la Cámara, un inventario forestal (censo). En Mendoza la superficie cultivada, entre bosques y trincheras agrícolas, equivale a unas 10 mil hectáreas aproximadamente. Éste número por sí solo no es relevante, pero toma mayor importancia si lo comparamos con la realidad de hace 20 años,  cuando teníamos un stock forestal de 20 mil hectáreas. Las razones de esta merma en el volumen de producción pueden atribuirse a variables macroeconómicas.

 

¿Cómo se instrumenta una recuperación de los bosques?

-En diciembre, en el Congreso fue aprobada la prorroga de la ley 25.080 (de Inversiones para Bosques Cultivados). Esta ley es fundamental para incentivar a los privados y a las empresas para que inviertan en forestación. Es muy importante este subsidio por los beneficios que aporta la actividad. Más allá de la materia prima (madera), también hay un beneficio social por devolver oxígeno a la atmósfera.

Argentina firmó el acuerdo de París y se comprometió en el  cuidado del medio ambiente a través de la forestación y el desarrollo de sistemas de  energías renovables. En el país existen 1.200.000 hectáreas de bosque. La cámara y la Federación del sector proyectan -a 10 años-, llegar a los 2 millones de hectáreas de superficie boscosa.

 

-¿Cuáles son las zonas forestables en Mendoza?

-Principalmente son zonas que no compiten con otros cultivos como el de vid, por el tiempo que se necesita para el desarrollo de la planta y para la recuperación de la inversión, el otro limitante es el agua. Si bien evaluamos nuevas zonas en San Rafael, el polo forestal en Mendoza se ubica principalmente en el Valle de Uco (Tunuyán, Tupungato y San Carlos).

 

-¿El desarrollo se ha sistematizado, existe un método?

-Trabajamos activamente con la Facultad de Ciencias Agrarias (UNCuyo), para sumar valor agregado a la industria local y también generar un espacio de investigación. La universidad trabaja en el desarrollo de genéticas de variedades de sauce, para mejorar la velocidad de su crecimiento y la calidad forestal.

 

-¿Piensan en diversificar en la industria madera?

-En el plano técnico las variedades que se producen en Mendoza (sauce y álamo, entre otras), cuentan con mayores posibilidades de recibir valor agregado. Pensar en la industrialización del álamo no es reducirlo solo a la materia prima para armar un cajón de fruta. Se amplía el horizonte porque es un material noble para la carpintería, puede teñirse con diferentes colores y puede ser utilizado como material por el diseñador o el arquitecto en decoración o estructura. Hay que pensar en otros productos, en una aerolínea -por ejemplo- la comida se sirve en una bandeja de madera, o los tradicionales palitos “chinos” se elaboran en álamo por su calidad, blancura y textura.

 

Pensando en romper con el pensamiento tradicional sobre el uso del álamo, ¿cuál es la apertura del sector. ?

-A partir de este año pondremos en funcionamiento el  Parque Tecnológico de la Madera, en un predio de la Facultad de Ciencias Agrarias (UNCuyo). Será el primer dentro de estas características en el oeste del  país. Este es un trabajo conjunto de la cámara y la universidad.

 

¿Cómo surgió el proyecto?

-Por la necesidad de acercar el mundo empresario al universitario, para generar a través del conocimiento aplicado un mayor valor agregado a la producción. Cuando nació la idea, fue pensado para aplicar los productos al mercado interno. Hoy la exportación de artículos de madera es un objetivo.

 

 

Breve reseña de Sergio Videla

Es contador y empresario. Desde hace18 años es miembro de la Asociación de Empresarios Madereros y Afines (Adema), cámara que presidió entre 2014-2018; actualmente ocupa la función de Secretario.

Desde hace 12 años es el representante mendocino en la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (Faima), donde llegó a ocupar el cargo de Director.

Además se desempeña como revisor de cuentas en el Instituto de Desarrollo Industrial, Tecnológico y de Servicios (Idits).
 

TE PUEDE INTERESAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *