Entrevista al presidente de la STCP Brasil, Iván Tomaselli: “Argentina debe avanzar en un Plan Estratégico Forestal para atraer inversiones”

El fundador de la principal consultora internacional de proyectos, planificación e ingeniería forestal en América Latina, con sede en Curitiba, Brasil, analizó para Visión Misionera 2019 el escenario para las inversiones en el Cono Sur y el contexto para los negocios foresto-industriales en la región del NEA.  

Por Patricia Escobar 

 

ARGENTINA (Enero 2019).- El sector foresto-industrial depende, en cualquier región del mundo,  de dos factores principales para ser competitivos a nivel global: productividad y logística. Dependerá de la gestión interna  de cada empresa lograr mejores resultados de productividad; sin embargo, la planificación relacionada a mejorar la logística para disminuir costos y ser más eficientes, está relacionado a la visión de las políticas de Estado en cada país y que se destinen inversiones en infraestructura adecuada, sostiene el especialista.

 

Por otra parte, en la entrevista Tomaselli analizó la situación del sector y marcó como asignatura pendiente para el corto plazo en la Argentina “avanzar hacia un Plan Estratégico Nacional Forestal para atraer inversiones de capitales nacionales y extranjeros. Además, deberán acompañar este proceso con un escenario previsible para un mejor clima de negocios”, remarcó.

 

La consultora brasileña STCP Ingeniería de Proyectos Ldta. tiene un posicionamiento de prestigio en asesoramiento, ejecución, planificación de proyectos y programas de políticas forestales en América Latina, con una trayectoria de más de 40 años en el mercado. Fue fundada por Iván Tomaselli en 1981, en Curitiba, en el Estado de Paraná, Brasil. El profesional es Ingeniero Forestal egresado de la Universidad Federal de Paraná (UFPR), con una maestría en la UFPR y un Doctorado por la University Melbourne de Australia.

 

En el inicio, su empresa se especializaba en la consultoría en el sector forestal. Hoy, se consolida como una empresa de Consultoría, Ingeniería y Gestión, actuando en toda la cadena de valor del sector forestal, industrial, medio ambiente e infraestructura. Entre sus principales clientes se encuentran empresas del sector forestal, minería, agronegocios y energía, así como gobiernos e instituciones internacionales. En la actualidad tienen clientes en 37 países.

 

Paralelamente, apoya a gobiernos y colabora con organizaciones internacionales entre las cuales esta FAO, ITTO, UNFF, Banco Mundial, BID, ITC, entre otras instituciones.

El experto ocupa además diferentes cargos de relevancia en organizaciones sectoriales. Es vicepresidente de Desarrollo y Tecnología de la Asociación Brasilera de la Industria de Madera  Procesada Mecánicamente (ABIMCI) y responsable por el Comité Brasilero CB31 (Maderas) de la Asociación Brasilera de Normas Técnicas (ABNT).

 

En la actualidad, la STCP no tiene proyectos en marcha en la Argentina. La última visita de Tomaselli al país fue a Buenos Aires en 2017, para apoyar a una empresa nacional agroforestal en el desarrollo de un plan estratégico interno de negocio. En la oportunidad, en su visita mantuvo también una reunión con el actual Secretario de Gabinete de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, con quien tuvo la oportunidad de discutir opciones para promover el desarrollo del sector foresto-industrial de la Argentina.

 

Para analizar el contexto global que se presenta para los países del Cono Sur en la inversión forestal (Chile, Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) de cara al mediano y largo plazo, en una entrevista exclusiva el experto brindó generosamente su análisis respecto a la posición en la que se encuentra el potencial de una “Argentina forestal” frente a este desafío.

  

 

¿Cuál es el escenario de la región al 2019, en el contexto mundial del negocio forestal?

Chile, Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay son países con gran aptitud para desarrollar el sector forestal. Los de mayor potencial en la actualidad son Argentina, Paraguay y Brasil. En estos países existen tierras y condiciones climáticas favorables para promover una gran ampliación de las plantaciones forestales.

En Chile especialmente, pero también en Uruguay,  existen limitaciones en términos de áreas (tierra) para plantaciones a gran escala. El avance de sector forestal en la Argentina, Brasil y Paraguay dependerá del clima de negocios que se genere para garantizar una estabilidad económica y política, el acceso a financiamientos adecuados y una logística eficiente.

Desarrollar el sector forestal incluye no solamente ampliar las plantaciones, principalmente promover las inversiones en una industria competitiva a nivel global.

 

¿Cuáles son los países emergentes que pueden ser competidores para la región forestal del Cono Sur?

No existen muchos países en el mundo con condiciones físicas tan favorables como en los países del Cono Sur para el desarrollo forestal. Los países asiáticos poseen una gran población y restricciones de tierra. Australia y Sudáfrica tienen grandes extensiones de tierra, pero gran parte de ellas están en regiones áridas.

Los países de África, en general, no atraen a inversores, ya sea por la inestabilidad económica y política, o por el modelo de propiedad de la tierra.

 

¿Qué oportunidades de negocios hay para este sector, considerando que deben incorporar el componente de sostenibilidad ambiental? 

Hay oportunidades en todos los negocios de la cadena de valor de la foresto-industria. Las oportunidades de desarrollo están asociadas a proyectos integrados, considerando el desarrollo del bosque y de la industria. Las inversiones deberán fluir a plantíos forestales basados en especies con tecnología conocida, de alta productividad y ubicados en regiones de buena logística. Es importante asegurar una oferta de madera competitiva a una industria eficiente. Y con el crecimiento del comercio internacional es fundamental que las operaciones sean competitivas a nivel global.

 

¿Y cómo se ubica el sector foresto-industrial en el aspecto de medir índices de sostenibilidad y aportar a la Agenda 2030 de la ONU?

Considero que la sostenibilidad del sector forestal está asociada, en primer lugar, a la sostenibilidad económica y financiera de la actividad. Existen productos no madereros o servicios que pueden ser considerados para asegurar la sostenibilidad económica y financiera. Sin embargo, siendo pragmático, el producto principal de la actividad forestal es la madera.

Desde mi perspectiva, asegurar la producción de madera competitiva para alimentar una industria moderna y eficiente, que atienda la demanda del consumidor, es la mejor forma de garantizar la sostenibilidad. El resto es una consecuencia de este resultado.

 

¿Hay una evolución en la región en la actividad forestal?¿Se están concretando inversiones?

Las inversiones en el sector forestal en el Cono Sur se concentraron en los últimos años en Brasil, Chile y Uruguay. La mayoría de las inversiones de gran tamaño se encuentran en los segmentos de celulosa, pero también ocurrieron inversiones en paneles de madera y en la industria de productos con agregado de valor.

 

 ¿Y en este contexto, cómo esta posicionado Brasil en la región y a nivel global?

En Brasil el crecimiento se ha concentrado en la industria basada en plantaciones forestales. La industria basada en madera nativa, debido a políticas nacionales de desarrollo adversas, declinó. Las plantaciones se han ampliado, y los mayores crecimientos se han producido en la producción de celulosa y de paneles reconstituidos. Son todas inversiones privadas, sin subsidios, pero con oferta de financiamiento. Brasil se posicionó en 2018 en tercer lugar como mayor productor de celulosa y mayor exportador de celulosa de eucalipto del mundo.

 

¿Según estas tendencias, qué expectativas tienen para los próximos años para el sector forestal brasileño? 

La expectativa es de un continuo crecimiento de plantaciones forestales, especialmente las de eucaliptos (en mayor medida) y pinos. El crecimiento de esta base forestal responde a una demanda creciente en la industria de celulosa y de paneles de madera reconstituida, pero también a una creciente demanda de madera para energía. Las nuevas especies que están siendo introducidas, como la teca, la caoba africana y el cedro australiano, también se utilizan actualmente para las plantaciones forestales. Aunque en menor escala, ellas darán el soporte para la industria de productos de valor agregado, generando así una sustitución competitiva de las maderas nativas.

(NdR: Brasil registra al 2018 más de 7 millones de hectáreas forestadas de alta productividad y manejadas de manera sostenible; tienen la segunda mayor fábrica de celulosa del mundo, se posicionan como el mayor productor mundial de celulosa de eucalipto, tienen una industria fuerte de paneles, compensados, aglomerados y MDF, con exportaciones de madera aserrada a gran escala, desarrollo logrado sobre la base forestal generada en los últimos 20 años)

 

 

Plan Estratégico, la asignatura pendiente en el país

 

¿Cuál es su visión del sector foresto-industrial de la Argentina?  ¿ Considera que la política económica del país de los últimos años generó confianza para atraer inversiones forestales?

 

Argentina tiene todas las condiciones para desarrollar el sector forestal. Existe en la actualidad una base forestal con capacidad de producción sostenida por encima de la demanda industrial. Por otro lado las inversiones no fluían hacia el sector industrial. La industria de la Argentina (por ejemplo, en celulosa) no tiene escala y es obsoleta. Por otro lado, Argentina priorizó en el pasado un mayor desarrollo de las plantaciones de pinos, y la demanda global ha crecido más para la madera de eucalipto.

Las mesas de discusión promovidas por el gobierno argentino en los últimos años no hay llevado aún, aparentemente, a una definición para una estrategia nacional. Ellas han servido para discutir problemas localizados y puntuales.

 

 

Hace 10 años atrás Ud. no recomendada invertir en la Argentina ¿considera que hay un cambio y que los inversores extranjeros miran hoy al país para un proyecto foresto-industrial?

 

Los inversores buscan alternativas de inversión que puedan mejor remunerar el capital, y cada vez más, que tengan menor riesgo. El problema de Argentina para atraer la inversión, especialmente en el sector forestal (a largo plazo), está asociado al clima de inversión. El país tiene plantaciones y condiciones de ampliar, pero la inestabilidad económica, la falta de una estrategia sectorial (forestal/ industrial) de desarrollo y las deficiencias de logística, por citar algunos de los problemas, han limitado las inversiones en el sector forestal de Argentina.

 

¿Cuáles serían entonces la materia pendiente del país para que puedan confiar e invertir?  

Para atraer inversiones a Argentina es necesario mejorar el clima de negocios. Para ello es necesario considerar un proceso estructurado, basado en un Plan Estratégico. La primera fase sería un análisis de los factores que afectan el clima de negocios, incluyendo los factores supra sectoriales, inter sectoriales e intra sectoriales. A partir de este análisis se definen las acciones prioritarias para la introducción de cambios que lleven la mejora del clima de negocios.

 

¿Qué medidas deberían considerar desde el Estado Argentino para aprovechar el potencial foresto-industrial y lograr competitividad?

El Gobierno Argentino tiene un papel decisivo en la propuesta de una política de desarrollo forestal. El primer paso es negociar con el sector un Plan Estratégico donde se definirían (a partir del análisis de los factores supra sectoriales, intersectoriales e intra sectorial), las acciones y responsabilidades para mejorar el clima de negocios, buscando atraer inversiones para el sector forestal. No se trata de una mesa de negociación sectorial, donde se discuten problemas puntuales. El enfoque tiene que ser más amplio.

 

¿Y qué le recomendaría a las empresas argentinas para salir al mercado? ¿Cuáles son las tendencias en pino o eucalipto, por ejemplo?

El sector industrial forestal argentino, muy probablemente, tiene limitaciones de inversión, al nivel que sería necesario para promover un cambio radical en el perfil económico del sector. Es necesario buscar inversores con capacidad financiera y técnica para crear una base industrial fuerte, considerando por una industria de celulosa o complejo integrado de mayor escala. Una industria de gran tamaño, o varias industrias, con la capacidad de desarrollar un clúster forestal competitivo.

 

Desde su experiencia, considera que Argentina tiene un Plan Forestal Nacional? ¿Un Plan debe ser discutido en forma colectiva público- privada ? ¿Así fue la experiencia de Brasil para lograr su desarrollo forestal, logrando hoy a convertirse en un competidor mundial?

No creo que Argentina tenga un Plan de Desarrollo Forestal, en su concepto estratégico. Este fue el tema discutido con el Sr. Ministro de Agricultura el año pasado. El plan debe buscar la mejora del clima de negocios para atraer inversión. Al existir un programa estructurado y estratégico en implementación, gestionado por un grupo (restringido) de implementación con el apoyo de instituciones ya existentes, se puede llevar adelante un programa suplementario de atracción de inversiones nacionales e internacionales.

 

En el año 2000 su consultora STCP colaboró en un Plan Estratégico Forestal para Misiones. ¿Cómo ve a la provincia desde aquel Plan a la fecha? ¿Qué visión tiene hoy de Misiones para el desarrollo forestal? 

El Plan Estratégico de Misiones y Corrientes, preparado por STCP en aquel año 2000, tenía como foco el desarrollo de la industria forestal de la región. No fue un plan nacional de atracción de inversiones, que tiene un enfoque más amplio.

En la ocasión se discutió la necesidad de crear mecanismos de promoción de la industria, una vez que la base forestal estaba formada, y había una gran oferta de madera. La idea discutida pasaba incluso por el cierre del programa de incentivos a plantaciones forestales, y la creación de incentivos para el desarrollo industrial.

Desafortunadamente, la idea no fue propuesta en el documento final. El sector privado no estaba de acuerdo con el termino de los incentivos para plantaciones forestales.

Lo que debe ser buscado ahora a nivel país es un Plan Estratégico para Atraer Inversiones para Sector Forestal Nacional.

TE PUEDE INTERESAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *