Nuevos objetivos de la Ley 25.080: financiamiento para recuperar la confianza de los productores y aumento de la superficie forestada al 2030

La Secretaría de Gabinete de Agroindustria de la Nación ya recibió la primera partida presupuestaria proveniente del Seguro Verde por 100 millones de pesos. “Gracias a esto, podremos solucionar el financiamiento del sistema de promoción, uno de los escollos más importantes que tuvo la Ley a lo largo de sus 20 años de aplicación. A partir de este acuerdo, el sector es reconocido no sólo por los productos de bienes y servicios que brinda a la sociedad, sino por su valioso aporte al medio ambiente”, destacó el secretario Luis Miguel Etchevehere, tras la noticia de la sanción a favor de la prórroga de la Ley 25.080 de Inversiones para Bosques Cultivados.

Por Patricia Escobar

@argentinaforest

 

BUENOS AIRES Y MISIONES (12/12/2018).- El Senado de la Nación aprobó este miércoles en la sesión extraordinaria el proyecto de prórroga con modificaciones de la Ley 25.080 de Inversiones para Bosques Cultivados por 10 años más, dando continuidad a la promoción forestal y de la industria asociada.

La ley tiene modificaciones que incorporan por un lado una actualización en los términos de acuerdo al nuevo Código Civil y por otro, los 20 años de experiencia en la aplicación de la norma para hacer el régimen más expeditivo y funcional. Mantiene los mismos beneficios, pero reduce la superficie y los porcentajes que se reconocen como Aportes Económicos no Reintegrables (AENR) a las plantaciones forestales.

Esta reducción tiene como objetivo mantener la promoción a pequeños productores y le otorga a la autoridad de aplicación la posibilidad de ampliar el beneficio en el caso que se cuente con fondos suficientes, explicaron desde la Asociación Forestal Argentina (AFoA).

 

El presidente de la AFoA, Osvaldo Vassallo, sostuvo que la sanción de la prórroga del régimen es un “paso más” para lograr construir las bases firmes para una nueva Argentina forestal. “Esto permitirá que los pequeños productores adopten como alternativa plantar árboles para vivir, porque la ley llegará acompañada de nuevas alternativas de financiamiento como el Seguro Verde. Por otro lado, su continuidad es una señal positiva para generar las condiciones y concretar en el país la instalación de una pastera o dos a futuro, industria necesaria para la competitividad del negocio integral de la cadena de valor de toda la foresto-industria”, expresó en diálogo con ArgentinaForestal.com el directivo.

 

También se refirió a la crisis del país, y el contexto en el que se debió avanzar en el proceso de lograr la continuidad del régimen: “más allá de los negativos efectos de la macroeconomía, destacamos que la aprobación de la prórroga de la Ley cierra un año con muchos avances logrados con el apoyo del Presidente Mauricio Macri en la Mesa de Competitividad Foresto-Industrial, tal como la habilitación de bitrenes, la reducción de costos portuarios, avances en la construcción con madera así como el Seguro Verde y la creación de la Plataforma ForestAr 2030, que aspira a dar la visión y la estrategia para lograr los objetivos de una Argentina que tenga en el sector forestal una fuente de desarrollo sostenible y creación de empleo al mismo tiempo que colabora con la mitigación del cambio climático”, enumeró el directivo de AFoA.

 

Un sector estratégico en la Agenda 2030

Por su parte, el Secretario de Gobierno de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, a través de un comunicado de prensa expuso sus reflexiones respecto a la sanción obtenida en el Senado nacional. “Realizamos un arduo trabajo y llegamos al Congreso de la Nación con un proyecto de amplio consenso. El sector puede pasar de ser demandante de divisas a ser un importante generador de las mismas”, indicó.

A su vez, agregó que “en un año, desde la creación de la Mesa de Competitividad Foresto-industrial,  estamos logrando progresos importantes para la actividad desde un trabajo conjunto entre sector público y privado”.

Otro de los avances referidos a esta normativa y su financiamiento extrapresupuestario, es el acuerdo voluntario del Seguro Verde, que se llevó adelante entre las Secretarías de Gobierno de Agroindustria, y de  Ambiente y Desarrollo Sustentable, la Superintendencia de Seguros de la Nación y las compañías de seguro. Este convenio por el cual las compañías de seguro aportan voluntariamente el 1% del valor de las pólizas de vehículos, tiene como objetivo mitigar los efectos del cambio climático y al mismo tiempo, lograr inversiones y generar 100 mil nuevos puestos de trabajo en el sector foresto industrial al 2030.

“Recibimos la semana pasada la primera partida presupuestaria proveniente del Seguro Verde y gracias a esto, podremos solucionar el financiamiento, uno de los escollos más importantes que tuvo la Ley a lo largo de sus 20 años de aplicación. A partir de este acuerdo, el sector es reconocido no sólo por los productos de primera necesidad que brinda a la sociedad, sino por su valioso aporte al medio ambiente”, aseguró en el comunicado el titular de la cartera agroindustrial.

La madera proveniente de plantaciones forestales es un recurso de creciente demanda en el mundo ante la importancia de reducir el uso de las provenientes de bosques nativos y utilizar productos renovables, reciclables y con efecto de reducción de la huella de carbono de la economía. Esta cadena productiva puede aportar en sectores clave como en energías renovables, en la construcción con madera, y la celulosa y el papel, entre otros.

 

Nicolás Laharrague: “La prórroga de la Ley es un objetivo cumplido”

Más allá de la difícil jornada que se debió enfrentar ayer con la drástica situación que se encontraron en el organismo desde muy temprano (ver noticia relacionada), el director nacional de Foresto-industria, Nicolás Laharrague, respondió una breve entrevista telefónica con ArgentinaForestal.com para analizar el trabajo conjunto realizado en el sector para lograr la prórroga de la Ley 25.080 y analizar las perspectivas que se presentan para la actividad a partir de esta nueva etapa.

“Cuando asumí en el área, uno de los objetivos era lograr la prórroga de la ley de promoción forestal por otros 10 años más, fue una ley defendida y reclamada por todo el sector y con su sanción siento tranquilidad porque se logró este objetivo, es una meta cumplida”, sostuvo Laharrague.

El ex directivo de Laharrague-Chodorgue, Moconá SA y Puerto Laharrague se sumó al equipo de Cambiemos hace un año para lograr el desarrollo forestal del país “desde adentro de la gestión pública. Fue un año de mucho trabajo, hemos puesto mucho esfuerzo personal para lograr objetivos, y la Mesa de Competitividad sectorial es un espacio que está dando resultados, a lo mejor no con los tiempos que muchos desearían, pero se está trabajando con una meta. El desafío ahora es capitalizar la experiencia de 20 años de un sistema de promoción que necesitaba modificaciones. La nueva ley sancionada aclara muchos grises y dudas que se presentaron en todos estos años. Se comenzará desde 2019 a instrumentar las mejoras incorporadas  y que permitirán un funcionamiento eficiente donde se reorienta el financiamiento hacia donde deben ir los recursos forestales”, explicó el funcionario.

Por otra parte, consideró que se trata de una legislación que demanda un Estado presente, pero es solo una herramienta, sin un contexto macroeconómico adecuado, no será suficiente para lograr las metas planteadas para el desarrollo forestal argentino.

En este sentido, Laharrague aseveró que “el gran desarrollo forestal vendrá con las inversiones del sector privado. Y habrá que generar las condiciones para que el sector privado invierta, y que el Estado acompañe (costos, logística, puertos, exportaciones). Estos próximos 10 años serán la oportunidad de consolidar el real potencial que tiene esta actividad, ya que será la última prórroga de esta normativa, no puede pensarse que el incentivo será un beneficio permanente”, advirtió.

Por otra parte, adelantó que en diciembre “ya se recaudaron 100 millones de pesos del fondo del Seguro Verde para ser destinado al sistema de promoción forestal, mientras que del presupuesto anual se ejecutaron 90 millones de pesos. “Este es otro objetivo cumplido, logramos un financiamiento alternativo, y en este trimestre se concretarán los primeros pagos de la deuda de planes forestales. No tengo dudas que estamos frente a una nueva etapa del sistema de promoción forestal en la Argentina”, aseveró el director nacional.

En esa línea, agregó que continuarán avanzando en los desafíos futuros con la participación en el diseño del Plan Estratégico Nacional por medio del ForestAr 2030, el desarrollo del consenso sobre energía, inversiones en celulosa y papel, los indicadores hacia los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), entre otros.

 

Hugo Fassola: “Con la prórroga, se incentiva una actividad sostenible”

Desde el ámbito del Conocimiento, el coordinador del Programa Nacional Forestal del INTA, Hugo Fassola, también se refirió a la aprobación del Senado de la Nación a la prórroga de la ley 25.080. “Este un régimen necesario, ya que la actividad forestal es una alternativa para el sector primario y es una inversión de largo plazo. En el contexto actual de la Argentina, aún se necesita de un incentivo económico. Tenemos potencial pero necesitamos condiciones macroeconómicas que acompañen”, indicó.

Por otro lado, sostuvo que con la prórroga de la Ley se promueve al sector porque cumple un rol clave desde lo ambiental y social. Sin embargo, agregó que “quedará pendiente lograr mejorar el contexto macroeconómico del país, ya que solo con la ley no es suficiente para cumplir con los objetivos que se proponen a nivel nacional e internacional”, expresó en contacto con ArgentinaForestal.com el profesional.

De todas formas, destacó que se sostenga en el país un sistema de promoción “para una actividad sostenible”.

Desde el aspecto del Conocimiento, indicó que el sector forestal tiene un buen nivel de tecnología, no así en el segmento de la industria de la primera y segunda transformación de la madera donde en la actualidad “demandan una actualización de conocimientos e incorporación de tecnologías nuevas”, precisó.

 

Juan Ángel Gauto: “Hay que evitar volver a repetir errores”

Para el subsecretario de Desarrollo Forestal de Misiones,  Juan Ángel Gauto, el proceso del Congreso Nacional fue la etapa más difícil de transitar ante el inminente vencimiento de la normativa en enero de 2019.

La sanción de la prórroga de la Ley 25.080 en el Senado de la Nación debiera ser considerada un triunfo para todos los productores forestales del país: “Hoy es un día de júbilo para el sector forestal argentino”, dijo el funcionario tras conocer la noticia. “Vamos por una década más de legislación forestal y esperemos que este nuevo crédito que nos dan desde la Nación nos permita aprender de la experiencia de los 20 años de vigencia del sistema y que no volvamos a repetir los mismos errores”, concluyó.

 

El país cuenta con un stock de 1,3 millones de ha de plantaciones forestales, principalmente de pino, eucalipto y salicáceas. Más del 40% de estas plantaciones se encuentran certificadas por sellos de gestión sostenibles y proveen de materia prima al 95% de las industrias de base forestal del país, que incluyen a más de 2.700 PyMES, generando empleo directo a 100.000 personas. Con las condiciones ideales, el país podría captar 3.000 millones de dólares en inversiones, triplicar sus exportaciones y revertir el déficit comercial. (AFoA, Diciembre 2018) 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *