AFOME: “Es un paso necesario la prórroga de la Ley 25.080, pero lo importante es que se pague el incentivo forestal a los productores”

Jorge Pujato es ingeniero forestal, ex extensionista y uno de los voceros de los pequeños productores forestales que plantean su situación a través de la AFOME (Asociación Forestal Mesopotamica). En una entrevista se refirió a la media sanción que obtuvo ayer el proyecto de prórroga y modificaciones de la Ley 25.080 de Inversiones para Bosques Cultivados en Diputados.

Por Patricia Escobar 

@argentinaforest

Foto Archivo: Reunión de miembros de AFOME con el DNFI, Nicolás Laharrague, en L.N.Alem, Misiones (Marzo 2018)

MISIONES (6/12/2018).- “Era un paso necesario e importante obtener la media sanción en Diputados, falta aún que pase por el Senado de la Nación, pero más allá de una ley o un decreto, la clave para revertir la crítica situación de los productores hoy y se piense en el desarrollo futuro de la actividad, es que se pague el incentivo forestal. Y esto puede ser por ley o por decreto, pero tiene que haber decisión política para ello”, sostuvo el ingeniero forestal Jorge Pujato, miembro de la AFOME (Asociación Forestal Mesopotámica)

Recordó que en el país se logró un año récord en el ritmo de forestación en el año 1999-2000 con 120 mil hectáreas logradas, y en la actualidad no se logra sostener el 50% de aquella meta: “El sistema de promoción funciona, si se paga en tiempo y forma el incentivo forestal. En aquel momento fue por decreto presidencial y se destinaron los fondos para el sector”, dijo. Sin embargo, para el profesional el 2018 cerrará como “el peor de los 20 años de promoción forestal de la ley 25080, peor incluso que el caótico 2002”.

“Al trabajar con semillas y viveros, sabemos también que en 2019 podemos perder otra campaña si no llegan los pagos. Las semillas de pinos se cosechan en marzo, veremos que pasa”.

En ese contexto, opinó que “ninguna Ley será suficiente para la real promoción de la actividad si no se destinan los fondos que corresponden y no se paga en tiempo y forma el incentivo que establece la Ley 25.080 a los productores. De los 20 años de la vigencia de la ley, ya todos reconocen que estamos transitando el peor año de plantación -en Misiones ya casi no se foresta- , y en el que menos se ha pagado en lo que respecta a planes forestales de la Ley 25.080. De los 100 millones previstos en el Presupuesto Nacional, se ejecutaron a diciembre 86 millones de pesos a nivel país, la promesa de (Mauricio) Macri de incrementar a 400 millones de pesos y cancelar este año la deuda no se cumplió, y del fondeo del Seguro Verde veremos en los próximos meses que pasa. Se ha prometido mucho desde el Gobierno Nacional, pero nada de lo dicho aún se concretó”, expresó con disconformidad frente a las políticas nacionales donde no se concretaron en los hechos los compromisos asumidos en el marco de las seis reuniones de la Mesa de Competitividad de la Cadena Foresto-industrial respecto a la promoción forestal.

“En la mesa se avanzaron en otros pocos temas, que solo benefician hasta ahora a las grandes empresas o exportadores, que son pocos los que están en condiciones de competitividad externa”, agregó.

En tanto, la crítica también por la administración de la Provincia también llegó de parte de Pujato: “Tenemos un problema entre Agro y Producción y el Ministerio de Ecología al momento del criterio técnico de aprobación de planes, con demoras que son insostenibles y que carecen de criterio. Esa será otra materia pendiente de lograr agilizar el trámite y mejorar la articulación entre los organismos competentes sobre la actividad productiva, porque ya sea por burocracia o ineficiencia técnica, el que termina perjudicado siempre es el productor primario”, expresó el vocero de AFOME.

Finalmente, en la entrevista con ArgentinaForestal.com se refirió a las diferencias que entre Misiones y Nación marcan sobre la millonaria deuda con los productores. “Es preocupante no tener información clara al respecto de la gestión de planes aprobados o demorados, mientras la Nación asegura que la deuda ronda los 400 millones de pesos a nivel país, solo para Misiones el gobierno provincial asevera que se adeuda 430 millones. Los números no cierran, pero de igual forma el que se perjudica es el productor porque sean 100 o 400 la plata no llega, y no tiene planificación actual y futura. La inflación afecta los costos que son constantemente modificados, la actividad forestal corre riesgo en su desarrollo futuro, esta es la realidad que vivimos”, concluyó.

 

 

TE PUEDE INTERESAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *