Sector forestal y prórroga de la Ley 25.080: apuntes para la reflexión

Genera mucha preocupación e incertidumbre no tener todavía aprobada la  prórroga de la Ley de promoción forestal. Por ello, apunto siete aspectos relevantes para la reflexión sectorial, política e institucional.

1) La importancia de la Ley 25.080

Los bosques y la foresto-industria tienen una importancia estratégica para el desarrollo sostenible del País, en particular en la Región NEA, en este contexto, contar con este marco normativo de promoción es relevante. La Prórroga de la Ley 25.080 es trascendente para el desarrollo foresto industrial regional.

El Proyecto de prórroga con modificaciones de la Ley 25.080, son productos de seis (6) reuniones de trabajo, mantenidas entre los meses de enero y abril de 2018, en el Ministerio de Agroindustria, bajo la Coordinación del Director Nacional de Desarrollo Foresto-industrial, Nicolás Laharrague. De las mismas participaron distintos referentes institucionales, productivos, industriales, empresariales y profesionales del sector forestal del País.

Las modificaciones introducidas en términos generales mejoran su redacción, no son cambios de fondo y no tiene mayores objeciones técnicas; en su oportunidad hemos planteado, como Colegio Profesional de Ingenieros Forestales, en lo referente a la Responsabilidad Técnica de Proyecto, que no se introdujeron, porque algunos entienden que es cuestión del decreto reglamentario, y otras vinculadas a la descentralización y reducción de los tiempos burocráticos en la tramitación del expediente (actualmente hay planes de 2011 – 2012 pendientes de pago).

Genera mucha preocupación e incertidumbre no tener todavía esta prórroga.

 

2) ForestAR 2030

 

El ForestAR 2030 es un dato a tener presente en la discusión de la Prorroga por lo que se ha dicho sobre el mismo, para tener algunas certezas.

La Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable, conjuntamente con Trabajo, Agroindustria, Desarrollo Social, Educación y Producción, como estrategia de gobierno, impulsan como plataforma interministerial  el ForestAr 2030, que se propone poner en valor los Bosques Nativos y las plantaciones comerciales como el  cimiento de múltiples oportunidades sustentables. A través del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) y la Fundación The Nature Conservancy Argentina (TNC), con el Gabinete Nacional de Cambio Climático, están trazando una hoja de ruta al 2030 que profundice los lineamientos estratégicos presentes en el Plan nacional de Bosques y Cambio Climático.

Leer: Ambiente lanza la segunda  convocatoria de proyectos de restauración de bosques nativos

Se ha puesto como meta alcanzar los 2.000.000 hectáreas forestadas para el 2030, eso significa como mínimo una tasa de 150.000 hectáreas /año, que hoy por hoy, en las actuales condiciones de la promoción estamos complicados de alcanzar.

 

3) La Mesa de Competitividad de la Cadena Foresto-Industrial

Presidida por el Presidente de la República, con participación de Gobernadores de la Mesopotamia principalmente, miembros del Gabinete Nacional y Asociaciones Empresariales del sector; a la fecha 5 reuniones se realizaron y próximamente, a realizarse la sexta, en los primeros días de diciembre en Buenos Aires; muchas expectativas, algunos anuncios, pero pocos con resultados esperados para el sector.

 

4) Presupuesto 2018 para la Promoción Forestal de $ 400 millones

En el marco de la 4ta. Reunión de la Mesa de Competitividad Foresto-industrial, realizada en Wanda, Misiones (abril/2018), se anunció incrementar en 300 millones el presupuesto vigente, elevándolo a 400 millones.

Leer: Macri anuncio que cuadruplicará el presupuesto del incentivo forestal este año: pagará 400 millones de pesos a los productores

Leer: Entre enero-septiembre de este año, la Nación ejecutó más  de 87 millones de pesos para el pago de planes y se estima que del Seguro Verde destinen 94 millones al sector en el último trimestre

Dato 1: El presupuesto histórico de la Promoción Forestal siempre rondó entre los 15 y 20 millones de dólares (al valor actual rondaría entre los 600 y 800 millones de pesos).

Dato 2: La deuda por la promoción forestal en Misiones es de $ 270 millones de pesos actualmente (54% de lo adeudado en el País) y corresponden a 1.950 forestadores de Misiones; con la expectativa también de realizar los trabajos técnicos y administrativos que consoliden otros $ 70 millones más de recursos para forestadores de Misiones por 11.400 hectáreas  de actividades comprendidas como beneficiarias.

Leer: Entre Corrientes y Misiones se estima una deuda pendiente de pago de planes forestales por 385 millones de pesos

Dato 3: El total de Planes pagados en la provincia -año 2018- $ 26.671.114,90 (es menos del 10% adeudado – corresponde a 194 expedientes y beneficia a 190 productores – Fuente Subsecretaría de Desarrollo Forestal – Ministerio del Agro y la Producción).-

Leer:  El 2018 fue el año de menor pago de planes forestales de la Ley 25.080 para Misiones

 

5) Seguro Verde

El Seguro Verde, según lo explicado por los funcionarios del gobierno, es una iniciativa público privada de responsabilidad social empresaria (aportes voluntarios) destinada a financiar la Ley 25.080.

La Federación de Asociaciones de Productores Asesores de Seguros de Argentina (FAPASA) y sus 22 asociaciones se suman a la iniciativa Seguro Verde, impulsada por el Gobierno y la industria aseguradora, que destina el 1% del valor de cada póliza de automotores, motos y camiones para aportar a la Ley 25.080 y promover la forestación. El acto, que se realizó en los primeros días de julio, en la ciudad de Gualeguaychú, estuvo encabezado por Juan Pazo, superintendente de Seguros de la Nación, y Jorge Zottos, presidente de FAPASA.

“El Seguro Verde es una iniciativa público privada de responsabilidad social empresaria (aportes voluntarios). Hoy están adhiriendo todos los productores del país que son más de 25.000. Estos, además, van a formar parte de una campaña de concientización a nivel nacional para explicarle a la gente que cuando pagan una póliza están ayudando a mitigar los efectos que produce la emisión de gases de los autos, camiones y motos”, aseguró Pazo. Por su parte, Zottos resaltó la importancia de los Productores Asesores de Seguro para promover esta iniciativa: “En nuestra tarea de asesoramiento, tenemos el compromiso acompañar a la SSN y trasmitir la importancia del Seguro Verde a cada uno de los asegurados al momento de contratar una póliza de seguro automotor”. Además, Pazo afirmó que “el Seguro Verde nos va a permitir trabajar, también, en la expansión de la cultura aseguradora en el país y eso implica mayor previsibilidad para las personas, los hogares y las empresas”.

Monto estimado entre 600 millones a 1.000 millones de pesos.

 

6) Política Forestal de Estado

“Ningún viento es favorable para quien no sabe a dónde va” (LUCIO SÉNECA)

No perdamos de vista que la Ley y las Instituciones son instrumentos de la Política Forestal, por lo cual necesitamos debatir y construir una seria y responsable Política Forestal para los próximos 20 años.-

La política forestal, en nuestro País, fue fragmentada, según el tipo de recurso bosque nativo y bosque de cultivo, y muy errática en los últimos 70 años; desde 1914 a la fecha.

Hemos perdido más de 70.000.000 de hectáreas de bosques nativos (donde sigue habiendo un avance de la frontera agropecuaria) y desde mediados los 50 y 60 a la fecha alcanzamos un poco más de 1.300.000 hectáreas de bosques plantados cuando por lo menos podemos duplicar esa cifra sin colisionar con otros intereses productivos. Si bien hay una estructura foresto-industrial consolidada, sigue teniendo una incidencia muy baja en el PBI nacional, pero que puede tener un crecimiento exponencial con todo el efecto multiplicador  en las economías regionales.

Es clave definir una POLÍTICA FORESTAL DE ESTADO y fortalecer la INSTITUCIONALIDAD FORESTAL.

La lógica de los forestales es el largo plazo, aspecto clave para definir una política sectorial de Estado que tenga como finalidad el desarrollo sostenible foresto-industrial.

Debemos entender a la Política Forestal como: “el desarrollo coherente de un armonioso conjunto de medidas legales e instituciones, basadas ambas en principios políticos previamente establecidos, que conduzcan al objetivo de alcanzar un desarrollo sostenible de los recursos forestales.”

Para comprender lo dicho cabe esta reflexión del Prof. Enrique Gallardo (especialista en Derecho Forestal): “…si no se tiene en claro ni se entiende a la política, simplemente como un conjunto de objetivos, o a lo más, como una estrategia para lograrlos, esto es como un fin, ni la legislación y la institucionalidad como medios o instrumentos para alcanzar los objetivos definidos en la política, lo más probable es que suceda lo que pasa en la mayoría de nuestros países latinoamericanos, que las normas legales o reglamentaria sean ineficaces e ineficientes”

(Referencia bibliográfica: “Política y Legislación Forestales” Ing. Ftal. Héctor Martín Gartland – Primera Parte: Política Forestal.)-

 

 

 

Por Ing. Ftal. Jaime G. Ledesma  (*)

(*) Vicepresidente del Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones (COIFORM)

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *