Desde Misiones a Tierra del Fuego, la industria de la madera enfrenta el desafío de lograr un cambio de cultura en la construcción de viviendas

Avanzar hacia un cambio de cultura en la construcción de viviendas es el principal desafío de la industria forestal de la Argentina. Y desde todos los rincones del país, desde el sector se trabaja en esta línea en forma conjunta entre Nación, Provincia y Sector Privado, destacándose en Tierra del Fuego los avances en calidad e incorporación de tecnología para los sistemas constructivos con madera de Lenga fueguina a partir de un plan de desarrollo de viviendas modulares. “Estamos frente a una oportunidad de recuperación de una cultura histórica, en nuestro caso, con las ventajas actuales que se pueden ofrecer al mercado de la construcción”, sostuvo Gustavo Cortés, subsecretario de Desarrollo Forestal del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Tierra del Fuego.

Por Patricia Escobar 

 

TIERRA DEL FUEGO Y MISIONES (3/11/2018).-Desde la Agenda 2030 de Naciones Unidas –que incluye a la forestación como estrategia global-, pasando por el proyecto de prórroga de la Ley 25.080 para incrementar las plantaciones en el país, la Mesa Nacional de Competitividad de la Cadena Foresto-industrial, las jornadas de construcción con madera que promueve CADAMDA (Cámara Argentina de la Madera)  y FAIMA (Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines)  en todo el país, la inversión en marcha de la fábrica de viviendas de madera que impulsan desde las cámaras madereras de Misiones, son acciones que se basan en un mismo diagnóstico: el gran potencial de desarrollo que tienen esta actividad para la generación de valor, empleo y aporte a la adaptación de los extremos climáticos con un material renovable,  que permite además en avanzar hacia una arquitectura sostenible.

Por ello, se promueven en forma conjunta desde Nación, Provincias forestales y Sector Privado, diferentes actividades con foco en el mercado de la construcción para promover mayor uso de la madera.

Y desde Misiones hasta la región patagónica, el desafío que enfrentan es el mismo. Por ello, la provincia del Fin del Mundo, como se la reconoce a Tierra del Fuego, promueve un programa de capacitación y promueven charlas sobre las ventajas del uso de la madera de Lenga – en este caso- en la construcción de viviendas y desarrollos inmobiliarios.

La lenga es la madera nativa que identifica a los productores forestales del sur del país, como en el NEA es el bosque cultivado con especies de pino resinoso o eucalipto grandis.

La Lenga es una madera de las especies de Nothofagus nativos, semi pesada, fácil de trabajar, veta homogénea, de alta calidad y su uso –según la especie– es muy amplio, desde usos rurales, constructivos, hasta finos mueble, obteniéndose en la actualidad un producto competitivo a nivel internacional. “El gobierno de Tierra del Fuego continua con un plan de trabajo para generar las condiciones que permitan atraer inversiones y desarrollo sustentable haciendo foco en el valor agregado y el empleo genuino dentro del sector maderero con la madera de Lenga como protagonista”, explicó el subsecretario de Desarrollo Forestal del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Tierra del Fuego, Gustavo Cortés, en una entrevista con ArgentinaForestal.com.

 

“La utilización de la lenga en la construcción modular de viviendas es un objetivo central de la gestión del Gobierno de la Provincia, contribuyendo a la generación de empleo y al logro de un equilibrio en el desarrollo territorial, a través del manejo forestal sustentable de los bosques nativos”, señaló el funcionario fueguino.

Esta semana, en la ciudad de Tohuin, en la Casa de la Cultura, realizaron una jornada dirigida a arquitectos, diseñadores industriales desarrolladores inmobiliarios, ingenieros, empresarios y funcionarios, y estudiantes de escuelas técnicas, que fue organizada por el Gobierno provincial, con la colaboración del Municipio y las cámaras empresarias del sector. El evento contó con exposiciones a cargo de instituciones como el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), la Subsecretaría de Producción del Municipio de Tolhuin, la Universidad Nacional de Tierra del Fuego (UNTDF), el Centro de Investigación y Extensión Forestal Andino Patagónico (CIEFAP), la Cámara de la Madera (CADAMDA), la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA), la Secretaria de Ambiente, Desarrollo Sostenible y Cambio Climático, la Secretaria de Agroindustria y Pesca y la Secretaría de Desarrollo e Inversiones del gobierno provincial.

 

Plan de inversión con incentivos fiscales

AF: ¿Cuáles son las oportunidades para el sector forestal para la provincia de Tierra del Fuego (TDF) que están presentando en diversos espacios en estos últimos meses con varios encuentros?
GC: En primer lugar, TDF cuenta hoy con una política de estado de apoyo al sector foresto industrial que se desprende el Decreto 2821/16. Se trabaja trasversalmente con la totalidad del sector en el consejo consultivo sectorial.

La provincia cuenta con bosques fiscales y privados manejados con criterio de manejo sustentable y que generan una madera nativa de alta calidad competitiva a nivel internacional. Frente al nivel de utilización actual, de 600 hectáreas anuales, se tiene un horizonte de producción ininterrumpido por siempre.

La provincia pone a disposición de los inversores y actores locales toda su capacidad técnica desde la Secretaria de Inversiones, El Ministerio de industria, el Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca, y otros organismos.

Asimismo, cuenta con un régimen de promoción de la Ley 19.640 donde los que acreditan origen en el Área Aduanera Especial pueden ser exportados (incluye “exportaciones”) al sector continental argentino sin pago de IVA ni impuesto a las ganancias, entre otros beneficios adicionales.

Recientemente la Secretaría de producción aprobó la resolución 47 donde se autoriza la exportación de artículos que cuente con un porcentaje elevado de productos extrazona (que no supere el 50% de los costos de producción) sin perder los beneficios promocionales.

 

 

AF: ¿Cuál es el escenario actual para la producción de madera y qué expectativas tienen para la actividad forestal para el mediano plazo?
GC: Tenemos la voluntad politica y la vocación para apoyar el desarrollo del sector. Contamos con bosques que producen madera nativa de una especie (Lenga Fueguina) de una calidad única, con garantias de existencia en el largo plazo y producida en un contexto de manejo sustentable; se trabaja conjuntamente con el sector privado para incoporar diseño, tecnología, mejorar en la calidad de los productos y oportunidades de negocios.
La meta de mediano plazo es dar valor agregado a la mitad de la producción maderera fueguina. Somos receptivos a la participación de nuevos actores externos. Creemos en la madera fueguina y en sus posibilidades.

 

AF: En ese contexto, ¿cuáles son las políticas generadas para atraer negocios concretos que el sector forestal que hoy está ofreciendo Tierra del Fuego?
GC: La Secretaria de Inversiones de TDF ha modelizado un plan de negocios para promover la instalación de fábricas de viviendas modulares de Lenga en la localidad de Tolhuin. Este modelo se diseñó para una producción de 400 casas anuales orientadas al mercado Patagónico en primer término.
Vemos también como viable un mercado secundario en la utilización de residuos biomásicos destinados tanto al uso local como para exportación. Solo en residuos de aserraderos contamos hoy con unas 20 mil toneladas de residuos a las cuales hay que sumarle unas 5 mil toneladas de pallets inutilizados. De desarrollarse más el sector, más crecerá el residuo biomásico.
También vemos que se puede potenciar la exportación de un producto más tradicional como es la madera aserrada, pero ahora seca, clasificada y calibrada.
Existe u nicho interesante para la exportación de tableros de listones y finger, y piezas parte de muebles para el mercado continental argentino.

 

AF: ¿El uso de la madera de Lenga fueguina en la construcción es uno de los ejes para lograr el crecimiento del sector en el largo plazo?. Es decir ¿se logró calidad y volumen de productos para promover el uso en la construcción de esta madera?
GC: El volumen de producción de TDF es pequeño cuando se lo compara con los valores de otras regiones. Tenemos un nivel de producción de madera aserrada de unos 20.000 m3.
El programa Foresto- industrial está implementando una serie de acciones para dar a la madera un mayor agregado de valor a nivel local.
Dentro de ellas, destacamos la adopción provincial del Sistema de Clasificación de la National Hardwood Lumber Association (NHLA) que permite un alto nivel de previsibilidad en las transacciones de este tipo de maderas de alto valor.
También se implementó un certificado de secado técnico que permitirá a los productores demostrar objetivamente el proceso de secado realizado a su madera.
Un aspecto para nosotros sumamente importante en la diferenciación de la madera es que nuestra producción se realiza en un contexto de manejo sustentable de bosques nativos, algo que exige muchísimos esfuerzos de gestión, pero que nos permite contar con unos de los pocos bosques que contiene madera de alta calidad natural, incomparable por su trabajabilidad. Quien elabora productos en base a lenga, difícilmente la equipare con otra.
Existe un programa de diseño de muebles que ya está produciendo prototipos evaluados que incluso ha recibido mención de calidad en eventos internacionales. Este es el caso del mobiliario escolar.
En cuanto al uso de la Lenga en la construcción de viviendas, Tierra del Fuego cuenta desde hace varios años con un CAT para una casa panelizada. Estos paneles utilizan soleras y montantes Finger de madera seca de subproductos madereros. Este producto ha demostrado ser superior a la perfilaría metálica en cuanto a su comportamiento técnico y de menor costo que este sustituto.

 

AF ¿Por qué el enfoque de la convocatoria de la jornada realizada esta semana fue sobre “un cambio de cultura en la construcción de viviendas”? ¿Qué pasa en la actualidad o qué diagnostico tienen que les indica la necesidad de un cambio a futuro?
GC: Este término tiene distintos significados según donde nos encontremos. En el continente significa un cambio dejando la construcción tradicional en mampostería por la construcción en seco con madera.
La isla grande de Tierra del Fuego utilizó desde su poblamiento la madera como elemento constructivo. Recientemente la construcción en seco, con el sistema Steel Frame, desplazó a la madera debido a que las piezas metálicas tuvieron mejor desempeño por su estandarización y estabilidad. Esto se dio en un contexto de energías baratas que hoy ha desaparecido.
Los cambios tecnológicos operados en el sector maderero permiten hoy asegurar que la madera tiene un desempeño muy bueno y un costo competitivo. La aplicación de secado técnico, el ajuste de las cedulas de secado para vencer tensiones y el uso de Finger sumado al diseño y la arquitectura muestran la excelente prestación de la panelería de madera. El avance hacia viviendas pasivas desde el punto de vista del ahorro energético muestra claramente estas ventajas.
En el caso de TDF habría que hablar mejor de una recuperación de una cultura histórica en construcción con madera.

TE PUEDE INTERESAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *