Más del 90% del presupuesto 2019 del INTA se destinará a pagar salarios de unos 7100 empleados

“No vamos a dejar ninguna línea de investigación. No vamos a cerrar ningún laboratorio aunque hay que ser eficientes y estamos contando las monedas que tenemos: no nos sobra nada”, dijo Juan Balbín, presidente del INTA. Con el Presupuesto 2019, “está cubierto” sueldos y becas.

Fuente: Agrositio y Radio Colonia

BUENOS AIRES (29/9/2018).- El proyecto de Presupuesto Nacional 2019 elaborado por el equipo económico liderado por el ministro de Hacienda Nicolás Duvjone –que se encuentra en proceso de debate en el Congreso– contempla un total de recursos de 7.516 millones de pesos para el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), una cifra, en términos nominales, 20,2% superior a la establecida para el presente ejercicio 2018.

La cuestión es que el 91,3% del presupuesto total asignado para el año que viene se destinará a remuneraciones de personal efectivo y temporario, mientras que en 2018 esa proporción era del 85,9%.
El presupuesto destinado al resto de las erogaciones fue establecido en 647 millones de pesos, una cifra 26,1% inferior a la determinada en 2018 (la cual, considerando el impacto de la inflación, representará un recorte de recursos importante).

Tal diseño implica que el Consejo Directivo del INTA, integrado por representantes del sector público y privado, priorizó, al momento de elaborar el presupuesto –en el marco de la restricción de recursos que debe afrontar el Estado nacional por exigencia del Fondo Monetario Internacional–, la conservación de plantilla de trabajadores en desmedro de la operatividad de las diferentes unidades del organismo, indicaron en el sitio Valor Soja.

Eso porque los quince centros regionales y seis centros de investigación del INTA dispondrán el año que viene de menores recursos para abonar insumos, equipos, repuestos, combustible, servicios públicos, comunicaciones, alquileres, pasajes, viáticos, energía, servicios profesionales, reparaciones y construcciones, entre otros ítems.

El detalle del presupuesto 2109 del INTA define como “servicios estratégicos” a aquellos “ofrecidos a los productores y a la sociedad en su conjunto relacionados con la agrometeorología, climatología y monitoreo agrícola y de gestión, conservación y preservación de la diversidad biológica, a través del acceso a colecciones y redes de bancos de germoplasma vegetal, en carácter de custodia del patrimonio genético”.

Además de las actividades de extensión agropecuaria e investigación, el INTA cuenta con un “Programa Federal de Apoyo al Desarrollo Local Sustentable” (Profeder), en el marco del cual se instrumentan los subprogramas Cambio Rural, Minifundio, Prohuerta, Profam y de Apoyo al Desarrollo Local

Al contar con una plantilla total de personal (efectivo + temporario) de alrededor de 7.100 personas, la partida asignada para 2019 –sin considerar compensaciones– representa un salario promedio del orden de 80.000 pesos mensuales.

 

Ajustes inevitables

El presidente del INTA, Juan Balbín, afirmó ayer en una entrevista con Radio Colonia, de Buenos Aires,  que el organismo deberá ajustar la planta de personal a 7.000 personas entre “planta permanente, contratados y becarios”.

“Son decisiones duras y difíciles pero las tenemos que tomar”, explicó Balbín para justificar la decisión de desvincular a 67 personas contratadas dentro de la Fundación ArgenINTA. “Si no hacíamos nada, íbamos a terminar mucho peor”, aseguró.

“Estamos en un proceso de regularización de nuestra carrera profesional. Tenemos como objetivo llegar a una planta de 7.000 personas. Somos muy prolijos. Hay que regularizar y cuando hay una vacante se pasa un becario a planta permanente. Ayudó el retiro voluntario. Buscamos que la persona que se jubile deje un equipo armado en investigación”, expresó.

“Hemos bajado –manifestó el otrora titular de CREA-, por ejemplo, el gasto en $ 3 millones en el consumo energético de los laboratorios haciendo eficientes los conversores de los equipos”.

Respecto al alcance de las medidas, “no vamos a dejar ninguna línea de investigación. No vamos a cerrar ningún laboratorio aunque hay que ser eficientes y estamos contando las monedas que tenemos: no nos sobra nada”.

 

Ley de Semillas
Balbín, el titular del INTA, ponderó la necesidad de contar con una nueva Ley de Semillas: “la velocidad en genética, permite un avance enorme, y es como hacer un maratón con botines, así no lo podemos correr, mientras que el resto ya lo corre”.

“Estamos en un momento de quiebre. Hoy la biotecnología, ya no es solo un gen, sino en marcadores moleculares y todo lo que genera el desarrollo genético. Hasta ahora se podía atar con alambre, y se hacía, pero de aquí en adelante no. Hoy todo tiene una velocidad tremenda y profesional en lo que hace al mejoramiento genético. Todo ha cambiado, hasta ahora y desde hace 40 años, lo transitábamos, pero de ahora en adelante, no”, dijo.

“Somos –explicó- de los grandes jugadores que podemos jugar el partido, pero claramente tenemos que tener eso resuelto”.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *