Afome pide cumplimiento de Macri en saldar la deuda del subsidio forestal y revalida la actividad como alternativa para generar empleo

Desde la Asociación Forestal Mesopotámica (AFOME) analizaron el contexto crítico que enfrentó la actividad forestal este año, con un presupuesto anual 2018 de la Ley 25.080 de Inversiones para Bosques Cultivados al que se le pedían 425 millones de pesos para pagar montos adeudados del sistema de promoción, y fueron otorgados solo 100 millones. “La campaña forestal está perdida este año, los pagos no salen, y su resultado es el peor en 20 años de vigencia de la operatoria”, asegura Jorge Pujato. Sin embargo, insiste que de tomarse las políticas adecuadas, “sigue siendo” una alternativa productiva genuina para atender “la falta de trabajo” en la región.

Por Patricia Escobar 

MISIONES (8/9/2018).- Mientras que se pedía al Congreso Nacional el año pasado un presupuesto de 425 millones para saldar la deuda con los productores del sector, desde AFOME estimaban que la necesidad “real” rondaba en no menos de $600 millones de pesos. “El presupuesto finalmente otorgado se redujo a $100 millones sin que ninguna de las organizaciones que estaban presentes en las dos primeras reuniones de la “Mesa de Competitividad Forestal” se quejara por ello. Recién se trató tibiamente el tema en la tercera reunión, y finalmente en la cuarta el Presidente se comprometió a conseguir 300 millones más.  Pero a la fecha, solo se han difundidos listados por la mitad de los 100 millones del presupuesto anual, y aún no se sabe exactamente cuanto realmente se ha pagado este año”, indicó el ingeniero forestal Jorge Pujato, vocero de AFOME.

“De los 300 millones extra prometidos por (Mauricio) Macri, nadie sabe nada de nada. Misiones dice haber elevado certificados por 250 millones de pesos y que estaban en revisión certificados por otros 70 millones más.  Estimamos que si se pagaran, se presentarían nuevos certificados por unos 100 millones mas de pesos.  Pero nos quedamos con la cifra de $320 millones de deuda pendiente en el marco del sistema de promoción forestal vigente al 2018”, precisó.

En este contexto, desde AFOME sostienen que “la Campaña Forestal 2018 se perdió para los pequeños productores, compitiendo con la del “inexistente” del año 2002, pero es la peor registrada en lo que respecta a nuevas plantaciones dentro del marco de 20 años de la ley de promoción forestal 25.080 (prorrogada por medio ley 26.431)”.

Mientras, cuestionan que en la actualidad “oportunistas” están movilizando a los tareferos reclamando un subsidio entre 6.500 y 10.000 pesos por tarefero y por mes por no trabajar y a pagar varios meses por año. “El argumento es que no consiguen trabajo”, analizó Pujato en un documento que elaboró para dar visibilidad a una propuesta que “genere trabajo genuino a través del sector forestal”, indicó.

La forestación como motor de empleo

Se calcula que en Misiones la deuda por planes de promoción forestal asciende a más de 300 millones de pesos, desvalorizados en el contexto de inflación actual en el país, considerando que hay planes pendientes de pago de la campaña 2011 y más antiguas. “Si pagaran hoy, apenas cobrarían el 10 % de lo que le deberían haber recibido”, explica el ingeniero.

“Entonces, por qué en lugar de pagar elevados montos de subsidios a los tareferos por no trabajar, se propone a Nación que se le paguen las deudas de los incentivos forestales a los productores misioneros que se comprometan a utilizar al menos el 50% del monto que cobren en trabajos específicos en las forestaciones,  o nuevas forestaciones”, recomiendan desde AFOME.

Como un ejemplo concreto, señalaron: “a una empresa “X” le adeudan, entre otros planes, $ 700.000 por primera poda  en sus forestaciones.  La empresa presenta un plan de segunda poda de 100 hectáreas a realizar en 3 ó 4 meses para lo cual utilizará el 50% del monto que se le pague por el plan presentado, en el ejemplo, serían $ 350.000. Con la obligación de que en enero presente el correspondiente certificado de obra terminada. Suponiendo que a Misiones se le deban $320 millones, que se paguen rápidamente con ese compromiso, se volcarían a nuevos trabajos $160 millones.  Dividido 4 meses, son $40 millones por mes,  divido en 20 días laborales, son  $ 2 millones por día, cifra que dividida por $500 el jornal, son 4.000 puestos de trabajo nuevos ahora”, graficó Pujato.

Finalmente, concluyó en sería una manera que “el Presidente Macri podría cumplir con su compromiso, los forestales cobrarían, se crearía trabajo genuino en vez de subsidios “a la nada” y se descomprime el principal argumento de algunos sectores: falta de trabajo”.

 

TE PUEDE INTERESAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *