El tordo amarillo, un ave en peligro crítico de extinción que habita en la Reserva Natural Urutaú de la EBY

Se trata de un ave declarado Monumento Natural en Misiones, que encontró refugio en la reserva de Candelaria, propiedad de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY)  al sur de Misiones. “A principios de mayo un grupo de un Club de Observadores de Aves (COA) de Posadas registró una bandada de 40 individuos, en el mismo pastizal de los registros anteriores”, indicaron durante la presentación de prensa del proyecto de conservación de la Reserva Natural Urutaú realizada en la sede del organismo en Posadas.

Por Patricia Escobar 

MISIONES (7/6/2017).- En la presentación, estuvieron presentes el director ejecutivo de la EBY, Martín Goerling, acompañado por el jefe de Medio Ambiente de la EBY, Héctor Roncatti y María Paula Bertolini, coordinadora del Programa Selva y Pastizal de Fundación Temaikèn.

A fin del año pasado se realizaron los primeros relevamientos de ensambles, entre ellos de aves, con algunas gratas sorpresas, como registros nuevos para Argentina y una riqueza de 237 especies a la fecha. “Si bien en aquel momento buscamos al tordo amarillo, que había sido registrado en la zona años atrás, no tuvimos suerte, pero intuíamos que quizá para el otoño podían moverse… si es que aún andaban… efectivamente, a principios de mayo un grupo de un Club de Observadores de Aves (COA) de Posadas registró una bandada de 40 individuos, en el mismo pastizal de los registros anteriores”, precisaron en el sitio web de la ONG ambiental los especialistas que trabajan en la reserva.

“Para nosotros es una gran alegría saber que estamos trabajando en la conservación de una especie tan amenazada, que automáticamente se convirtió en un valor de conservación clave para el ANP. A su vez nos gratifica mucho también el hecho de que el registro provenga de la sociedad civil, porque nos sirve como modelo para exhibir como la ciudadanía contribuye significativa y directamente en la conservación de una especie y de un sitio en particular.” indicó la coordinadora del Programa Selva y Pastizal de Fundación Temaikén.

El tordo amarillo (Xanthopsar flavus) es una de las 18 aves declaradas en Peligro Crítico de Extinción por la resolución 795 del Ministerio de Ambiente. La especie, además, es Monumento Natural para la provincia de Misiones, y en la actualidad, según Aves Argentinas, se estima que quedan solo unos 600 individuos de población total.

Esta especie se convierte en la decimosexta con algún grado de amenaza para la Reserva Natural Urutaú, que en menos de un año ha revalidado la importancia de tener áreas protegidas para la exitosa conservación de especies. Pero claro está que debido a su crítica situación, el tordo amarillo se convierte en una especie bandera y de la que tanto gobierno, ciudadanos, empresas y ONGs locales tienen la responsabilidad de cuidarlo entre todos.

“¿Por qué particularmente es importante para el tordo amarillo contar con un lugar como Urutaú? Al ser poblaciones de migraciones estacionales, si no tuvieran un espacio como éste, donde hay recursos humanos destinados específicamente a protegerlos, seguirían hacia otras locaciones desprotegidas, enfrentándose a amenazas. Es decir, el área protegida Urutaú es un ámbito donde ellos pueden estar a resguardo durante su migración”, fundamentó Bertolini.

A partir de este redescubrimiento tan importante en la zona, los guardaparques intensificaron el monitoreo en el área natural, reajustando el plan de acción para proporcionar un ambiente seguro y que responda a las necesidades de la especie, e incorporando investigación y monitoreo biológico.

 

 

 

 

TE PUEDE INTERESAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *