Foro Alternativo Alternativo Mundial del Agua: “El agua es un derecho, no una mercancía”

Del 17 al 22 de marzo se realizará en Brasilia, Brasil, el Foro Alternativo Mundial del Agua (FAMA 2018) con el objetivo de aunar esfuerzos entre movimientos sociales de todo el mundo para lograr que el acceso al agua sea reconocido como un derecho humano. En un encuentro previo en Buenos Aires, expertos cuestionaron la mercantilización de las políticas del agua.

Fuente: Claves 21. Por Damián Profeta

BUENOS AIRES (Marzo 2018).- El FAMA 2018 es una suerte de “contracumbre” ciudadana de otro encuentro internacional que tendrá lugar en simultáneo: el VIII Foro Mundial del Agua, que algunas organizaciones cuestionan por la influencia del sector empresario en las decisiones a las que arriba.

“El agua es un derecho, no una mercancía. El Foro Mundial del Agua trata al agua como mercancía y es organizado por las grandes empresas que tienen intereses en la privatización del agua”, sostuvo en diálogo con Claves21 Carlos Bocuhy, presidente del Instituto Brasileño de Protección Ambiental (PROAM) y representante de ONGs en el Consejo Nacional de Medio Ambiente de Brasil (CONAMA).

Para Bocuhy, “es un momento crucial para que América Latina dé un fuerte debate sobre el derecho al acceso al agua”, consideró.

Además llamó a “luchar por los derechos difusos de la sociedad, como el acceso a agua y saneamiento” y a establecer “un control social del agua”.

 

 

Un asunto de salud pública

Carlos Bocuhy visitó la Argentina para participar de un encuentro preparatorio al Foro Alternativo Mundial del Agua invitado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires.

En ese encuentro participaron referentes argentinos en temas ambientales, como Antonio Elio Brailovsky, ex defensor del Pueblo y actual responsable del Observatorio de Derechos Ambientales de la Defensoría.

“El acceso al agua no puede reducirse a un proceso privado”.

Brailovsky presentó un estudió del proceso de privatización de la provisión de agua y saneamiento en el área metropolitana de Buenos Aires y consideró que se trató de la “mercantilización de un derecho humano fundamental”.

Para este economista, historiador y ecologista, “el acceso al agua no puede reducirse a un proceso privado”. Y en el mismo sentido, afirmó que “no se le pueden entregar a una empresa las decisiones sobre políticas públicas”.

“La gestión del agua es también la gestión del territorio”, manifestó Brailovsky y lamentó que aún “se mantiene la idea de que el agua es una mercancía y no un asunto de salud pública”.

La escala humana

También intervino Rodrigo Rodríguez Tornquist, presidente de la Asociación Sustentar, quien expresó que “es tiempo de pensar el modo en que pensamos las políticas de acceso al agua”.

“No perdamos de vista la escala humana de las políticas públicas”, pidió Rodríguez Tornquist, al tiempo que reclamó “poner al ser humano en el centro del desarrollo”.

 

TE PUEDE INTERESAR

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *