Actualidad de la industria maderera: baja rentabilidad por altos costos, leve repunte del mercado interno y sin recuperación de exportaciones

Frente a los anuncios de medidas de apoyo del gobierno nacional y provincial en los últimos dos meses, empresarios sostienen que aún no habrían impactado en la recuperación de la actividad del sector foresto-industrial. “La realidad que vivimos en la actualidad no es buena para nuestra actividad, y es la que se arrastra desde el último año y medio. Se nota una leve reactivación en la demanda desde fines de 2017, y que esperamos que en 2018 se logre un repunte con todos los anuncios de construcción de viviendas de madera con la obra pública, pero el tarifazo de la energía y la presión impositiva en la provincia siguen siendo el mayor golpe a la rentabilidad de la empresa, que no es baja, es nula”, aseveró Román Queiroz, de COAMA Sud América.

 

Por Patricia Escobar

 

MISIONES (19/1/2018).-Sin inversiones y con “nulos” márgenes de rentabilidad en la industria forestal por los altos costos, es la actualidad que enfrenta el sector aseguró Román Queiroz, propietario de la fábrica de fenólicos y compensados localizada en Eldorado, COAMA Sud América SA, que tiene más de 70 años de experiencia en el mercado.

A pesar de haber reincorporado a 10 empleados en los últimos meses, de los 86 despedidos en la fábrica en 2016, el empresario explicó que “es complicado el escenario para las industrias maderera, principalmente por el tarifazo de energía y la presión tributaria que no dejan margen de rentabilidad. Las medidas anunciadas de beneficios para la competitividad del sector se opacan o contradicen frente a otras que impactan en la realidad cotidiana”, respondió el empresario ante la consulta de ArgentinaForestal.com

Frente a los anuncios de medidas de apoyo del gobierno nacional y provincial en los últimos dos meses, aún no habrían impactado en la recuperación de la actividad del sector maderero. “La realidad que vivimos en la actualidad no es buena para nuestra actividad, y se arrastra desde el último año y medio, a pesar que se nota una leve reactivación en la demanda en estos últimos meses de 2017 y que esperamos que en los próximos meses de 2018 se logre un repunte con todos los anuncios de construcción de viviendas de madera con la obra pública, entre otras medidas que ayudarán a reducir costos de logística, pero el tarifazo de la energía y la presión impositiva en la provincia siguen siendo el mayor golpe a la rentabilidad de la empresa, que no es baja, es nula”, aseveró el maderero.

Por dar un ejemplo particular, explicó que el incremento de luz  en su empresa fue de un 1.150 por ciento entre 2016 y diciembre 2017. “Ni siquiera sobre el mismo consumo, ya que con la fábrica funcionando llegué a pagar facturas por 200 mil pesos, y hoy pasé a pagar 800 mil con la fábrica a la mitad de la producción. Esto es muy preocupante, porque enfrentar estos números con permanente aumento de costos no da márgenes de rentabilidad o posibilidades de inversión, aunque el mercado interno empiece a moverse un poco”, explicó el empresario, quien además es vicepresidente de la Amayadap (Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná).

En la industria de aserrado en general, explicó que el 2016 fue un año muy malo en ventas, en el segundo semestre de 2017 comenzaron a sentir alguna recuperación, pero aun muy lejos de lo que fue la reactivación de 2001 y los mejores años de exportación entre 2012-2014, remarcó Queiroz. “En los últimos meses hay una pequeña mejora en el mercado interno, pero como dije, aun por los altos costos y la inflación no se puede hablar de cambios, porque la verdad no podemos decir aún que estamos mejor, el escenario es complicado”, expresó el maderero.

COAMA Sud América es fabricante de fenólicos y compensados, el rubro que más sufrió el impacto de la apertura de las importaciones por el ingreso de estos productos de Brasil, principalmente. Sin embargo, en los últimos meses el mercado interno para estos productos tuvo un leve repunte para la firma eldoradense. “Hemos contratado a 10 nuevos empleados, pero habíamos despedido 86 personas a fines de 2016, que fue uno de nuestros peores años consecuencia de la apertura de las importaciones. Nos fuimos acomodando, todo lo que estamos produciendo ahora tiene destino al mercado interno, aun las condiciones no favorecen a la exportación”, afirmó Queiroz.

De esta manera, sobre la crítica situación económica que atraviesan las industrias madereras en la actualidad consideró que no es un tema que se hable mucho, frente al espacio que se le da en la prensa local y nacional a los anuncios de logros de medidas que favorecen en el futuro de mediano a largo a la competitividad del sector foresto-industrial.

“La industria forestal se sostiene, pero la gran preocupación es la nula rentabilidad que se arrastra. Y lo más grave, es que no podemos invertir en este escenario. En la actualidad, sobre todos los anuncios hechos para mejorar la actividad del sector, aun no se ven mejoras, porque los altos costos no podemos trasladar al precio en el caso de los productos forestales. Pero esperamos en el transcurso de los meses lleguen, posiblemente la mejora más directa la sentiremos cuando comience en 2018 a funcionar la convocatoria para la construcción de viviendas de madera, ese será un aliciente para reactivar el mercado local”, expresó Queiroz.

Para el empresario, la real recuperación de la industria forestal comenzará cuando se genere el escenario para volver a exportar: “Veremos qué pasa en 2018”, concluyó.


Marangoni: “Mejores expectativas que hace un año atrás”

Por su parte, el empresario Gabriel Marangoni –secretario de la Amayadap y coordinador de la Fundación Aglomerado Productivo Forestal- también fue consultado sobre la actualidad de la industria maderera. “En estos meses de verano, la baja de la actividad de los aserraderos se debe a la reducción laboral por vacaciones en gran medida. En marzo podremos ver realmente la situación de la actividad en general”, dijo.

“El segundo semestre de 2017 hubo un mejor escenario para las ventas, empujado por la actividad de la construcción a nivel nacional. Pero las exportaciones madereras no han repuntado, aunque la demanda existe, sólo las 8 a 10 empresas que mantuvieron los envíos en estos últimos años siguen exportando, pero con muy bajos márgenes de ganancias. El resto no se mueve”, afirmó, en coincidencia en este punto con la preocupación Román Queiroz.

Explicó que el escenario para las exportaciones aún no es favorable por los costos operativos muy altos, donde los precios internacionales de los productos forestales “no nos hacen aún competitivos a nivel país. Hay demanda de afuera para la madera misionera, pero el problema sigue estando en los costos de producción y logística”, indicó Marangoni.

Al ser consultado sobre el paquete de medidas anunciadas entre diciembre y enero a nivel nacional y provincial, que favorecerían a la competitividad sectorial, sostuvo que “los madereros están expectantes al impacto que realmente tendrán en la actividad. Los costos siguen siendo un cuello de botella, pero con los impuestos más bajos, la puesta en marcha del uso de bitrenes y los anuncios de reducción de costos de puertos  -que considero fue lo más importante-, las expectativas para el transcurso del año son mejores que hace un año atrás”, manifestó el directivo. “Deberán pasar unos meses para que empiecen a impactar estas medidas. Si se cumplen en la fase operativa, tendremos un mejor segundo semestre en 2018”, pronóstico.

Amayadap fue convocada a participar de la reunión de la Mesa de Competitividad de la Cadena Foresto-industrial del pasado lunes 9 de enero, y también al encuentro del lunes 22 de enero, para la reactivación del debate sobre el futuro de la Ley de Promoción Forestal en el marco de la Comisión Asesora de la Ley 25.080, convocado por la Subsecretaría de Desarrollo Foresto-industrial. A este último encuentro, aún no confirmó presencia, pero Marangoni adelantó que mantienen contacto con el organismo nacional: “Acercaremos como cámara algunos aportes o sugerencias para que se considere incluir a la normativa”, acotó al respecto.

APF a la espera de financiamiento

En cuanto a la preparación de los aserraderos para volver al mercado externo y responder a la demanda de clientes internacionales, Marangoni sostuvo que “dependiendo de los productos que se demanden y el destino, seguramente habrá industrias que tendrán que invertir en tecnologías. Este es un  sector que, si el negocio está en marcha, el empresario invierte en tecnología”, aseveró el coordinador de la Fundación Aglomerado Productivo Forestal (APF), organismo presidido por un representante del Gobierno de la Provincia pero que depende de fondos nacionales para su funcionamiento como puente de conexión entre las pequeñas y medianas empresas forestales y la innovación tecnológica.

Sobre el apoyo que desde la institución otorgan a las Pymes, explicó que se encuentran en un proceso de “re-organización” financiera desde la SEPyME, por lo tanto, aún no pueden definir el plan de acción 2018 de las líneas de crédito que se promoverán desde ese espacio para la asistencia de proyectos de capacitación y vinculación tecnológica en Misiones y Corrientes.

“El APF está recuperándose de problemas financieros, por un lado. Por otro, estamos avanzando en la elaboración de un Programa de Mejora de Competitividad para la Pymes. En los próximos meses tendremos los resultados finales de la propuesta que será presentada como herramienta de gestión y esperamos retomar la asistencia para la elaboración de proyectos. La SEPYME (Secretaría de Emprendedores y Pequeña y Mediana Empresa ) está reacomodándose en lo que refiere al financiamiento nacional, por lo tanto, son todos temas que hay que retomar en los próximos meses”, concluyó Marangoni.

BITRENES COMIENZAN A TRANSITAR LAS RUTAS ARGENTINAS

Es una de las iniciativas del gobierno nacional que representa un impulso para las economías regionales del país y ya es parte de la realidad productiva nacional.

“La medida es el resultado del  trabajo articulado del Gobierno de la Nación en conjunto con los representantes de la cadena foresto-industrial se logró impulsar la circulación en determinados corredores viales de Unidades Tractoras con dos semirremolques biarticulados (Bitrén) de hasta 30,25 metros, según se establece el Decreto N° 27/2018 publicado en el Boletín Oficial”, indicaron en un comunicado de prensa del Ministerio de Agroindustria de la Nación.

La semana pasada el bitrén forestal de 25,5 metros de largo hizo su primer trayecto desde la planta Arauco Faplac, Zárate, rumbo a la localidad correntina de Gobernador Virasoro, a través de la Ruta Nacional 14. El camión, patrullado para verificar las condiciones de seguridad del corredor, regresó ese mismo día con carga a Zárate completando de manera exitosa la prueba piloto.

En el día de ayer, el subsecretario de Desarrollo Foresto-Industrial del Ministerio de Agroindustria, Nicolás Laharrague, estuvo presente en Zárate durante la recepción del segundo viaje que hizo el bitrén proveniente de Virasoro con una carga de 48 mil kilos de tableros MDF (Medium Density Fiberboard) de la planta industrial de Arauco Argentina, producto que se destina a la elaboración de muebles y revestimientos.

“Esta realidad es posible a partir del impulso que se dio en la Mesa de Competitividad Foresto Industrial liderada por el presidente Mauricio Macri, y el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere. El trabajo conjunto permitió que hoy estén aprobados los corredores viales de Zárate a Gobernador Virasoro, y de Zárate hasta Rosario”, señaló Laharrague.

Asimismo, Guillermo Campra, director nacional de Transporte automotor de Cargas del Ministerio a cargo de Guillermo Dietrich, resaltó que “estos bitrenes fueron recientemente autorizados a circular por un corredor especial, y podrán llevar más capacidad de carga, lo que implica una mayor productividad”.

La incorporación de bitrenes posee una potencialidad en la reducción de costos de un 25-35% y se podrá sumar desde un 30% a un 60% más de carga por camión. Además, su circulación en determinados corredores viales, beneficia a las economías regionales. Desde hace mucho tiempo que estos bitrenes ya circulan por toda Europa, Australia, Brasil y Uruguay.

Junto a los funcionarios también participaron representantes de la empresa de transporte y de la firma responsable de la carga del traslado.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *