Celulosa y Papel: anuncian millonarias inversiones en Brasil

Internacionales

La industria brasileña del papel y la celulosa va a invertir US$ 20.000 millones al año 2017, para expandir el área de plantaciones en un 25% y para incrementar la cantidad de fábricas en el país. “Brasil quiere convertirse en el tercer mayor productor de celulosa en el mundo”, dice Elizabeth de Carvalhaes, presidenta ejecutiva de Bracelpa.

Fuente: Lignum

BRASIL (21/7/2010).- La industria brasileña del papel y la celulosa va a invertir US$ 20.000 millones al año 2017, para expandir el área de plantaciones en un 25% y para incrementar la cantidad de fábricas en el país. Según informó Bracelpa, la asociación que agrupa a los productores de pulpa y papel del país, la producción de celulosa va a alcanzar las 20 millones de toneladas el año 2017 (hoy se producen 13,4 millones de ton) y la fabricación de papel, en este mismo período, se va a incrementar de 9,3 a 12,5 millones de toneladas. “Brasil quiere convertirse en el tercer mayor productor de celulosa en el mundo”, dice Elizabeth de Carvalhaes, presidenta ejecutiva de Bracelpa. Uno de los factores que sustenta este crecimiento es la demanda de China, país que se convirtió el año pasado en el segundo mercado más importante para Brasil, tras Estados Unidos. Este mercado significó el 47% de la exportación de celulosa blanqueada de fibra corta (Brasil el principal productor del mundo en este segmento). Según Bracelpa, la tendencia de la industria en China es fabricar cada vez más papel producido a partir de celulosa de eucalipto, especialmente quienes producen papel para imprimir, escribir y papeles higiénicos. Otro factor que explica el crecimiento de las importaciones chinas es la necesidad cada vez más creciente de comprar productos sustentables, debido a que a este país se le está exigiendo reducir sus emisiones contaminantes, en el contexto de las negociaciones de cambio climático. En este sentido, Bracelpa dice que además de la calidad, la industria brasileña es reconocida por sus atributos medioambientales, ya que el 100% de la celulosa que produce proviene de plantaciones forestales, un recurso natural renovable que absorbe y almacena importantes volúmenes de dióxido de carbono de la atmósfera. La inversión de las empresas brasileñas en los próximos siete años coincide con proyecciones optimistas en relación con el desempeño de la economía, sobre todo considerando el auge que provocará la realización de la Copa Mundial de Fútbol el 2014 y los Juegos Olímpicos el 2016.

Fuente: Lignum

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *