Conflicto por papeleras paraliza monitoreo del Río Uruguay en Corrientes

Suspensión de programas

Luego de las diferencias diplomáticas por la instalación de plantas de celulosas en Fray Bentos, la Comisión Administradora del Río Uruguay suspendió controles de calidad en esa zona, pero también hizo lo propio con los monitoreos en el resto de la traza del río, como en la provincia de Corrientes. Diferentes organizaciones reclaman el cumplimiento de los controles.

Fuente: Momarandu

CORRIENTES (2/10/2006).- La Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) tiene en su responsabilidad el Programa de Prevención y Control de la Contaminación (Procon) y el Plan de Monitoreo de la calidad ambiental del río Uruguay en las áreas de Plantas Celulósicas (Procel). Pero por el endurecimiento del conflicto entre Argentina y Uruguay por la instalación de las pasteras en Fray Bentos, el organismo dispuso la suspensión de la campaña de este año. En principio se esperaba que sólo se paralice el control en áreas de celulosas debido a la controversia que podría generar sus estudios. Sin embargo, también se detuvo el monitoreo fuera del área antes mencionada. Realizar ese monitoreo es una de las funciones que históricamente ha desarrollado la CARU a través del Programa de Prevención y Control de la Contaminación (Procon), que encara desde hace 19 años en toda el área bajo su jurisdicción. Teniendo en cuenta que en la región lindera a Fray Bentos y Gualeguaychú se hicieron numerosos estudios en el marco de las disputas por la posible contaminación de los emprendimientos, el resto de la jurisdicción del Río Uruguay se vio más afectado por el problema ya que aquí si no es el CARU no existen otros organismos que cumplan la función de controlar la calidad de las aguas. Esto incluso fue postulado por diversas entidades ambientales especialmente en Corrientes y el norte entrerriano. Analizando la situación, la principal zona perjudicada es el resto de la traza del Río Uruguay, Gran parte de la traza del río Uruguay se encuentra en Corrientes (Monte Caseros, Libres y Santo Tomé entre otros), donde en los últimos meses se denunciaron problemas por la presencia de algas o muertes de peces y se pidieron investigaciones muy difíciles de concretar si no es por la Comisión Administradora del Río Uruguay. Justamente, en su última reunión, las ONGs de la Triple Frontera se refirieron a la necesidad de controles en el río Uruguay y pidieron que se hagan estudios sobre la calidad del agua y la cantidad del recurso ictícola.

Fuente: Momarandu

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *