Forestal Celco contestó reparos de la Corema

Internacionales

Mario Urrutia, gerente ambiental industrial del Complejo Forestal Itata, entregó ayer a la Corema el informe donde se da respuesta a las interrogantes planteadas por el organismo ambiental.

Fuente:Lignum

CHILE(5/1/2005).- Mario Urrutia, gerente ambiental industrial del Complejo Forestal Itata, entregó ayer a la Corema el informe donde se da respuesta a las interrogantes planteadas por el organismo ambiental, luego que en mayo de 2004 el Servicio de Salud Ñuble visitara las obras y anunciara revisiones por supuesto cambios al proyecto original. Dicha situación fue confirmada en septiembre del mismo año, por lo que se aplicó una multa de 48 millones de pesos por incumplimiento al plan de manejo que la empresa debía garantizar. Las principales críticas dicen relación con el cambio de emplazamiento de una fuente de poder, y el aumento de capacidad de producción de celulosa desde 550 mil toneladas a 856 mil toneladas anuales. El 30 de agosto pasado la Corema recibió un estudio de impacto ambiental elaborado por Forestal Celco. A contar de esa fecha, el organismo ambiental contaba con 120 días para pronunciarse respecto del contenido del informe, analizar objeciones y finalmente aprobarlo o rechazarlo. Sin embargo, hace un mes, la empresa forestal pidió un aumento de plazo para responder cabalmente a una serie de consultas de la Corema. subtitulo/“A conciencia”/subtitulo Mario Urrutia señaló que se trabajó “muy a conciencia” en la elaboración del informe, con miras a dar respuestas satisfactorias sobre toda la información demandada. La mayor parte del cuestionario de más de 230 preguntas, dice relación con el plan de compensaciones, emisiones al aire, emisiones atmosféricas, impacto en la flora y fauna, y en otras actividades productivas, por sólo mencionar algunos tópicos. La planta de celulosa, emplazada en unas 200 hectáreas, fue diseñada originalmente para obtener 550 mil toneladas de celulosa al año. Sin embargo, cambios posteriores determinaron que producirá 856 mil toneladas de celulosa anualmente; el doble de lo anunciado inicialmente. Al constatarse dicha situación, la Corema precisó que el aumento del tamaño del proyecto permite modificar los balances de energía, cambia los requerimientos de agua, aumenta la generación de residuos sólidos e incrementaría los afluentes que van al río. Las emanaciones atmosféricas se modificarían y habría más partículas PM10, SO2, Nox y Ozono, que influyen en el medio aéreo y acuático. En tanto, la empresa asegura que la tecnología contemplada para la habilitación del Complejo Forestal Itata es de tal nivel y sofisticación, que permite dar un salto en la producción desde 550 mil toneladas anuales a las 856 mil, sin provocar daño al medio. Fuente: La Discusión de Chillán

Fuente:Lignum

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *